El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que en administraciones pasadas se inició con un plan para que la CFE dejara de producir energía, por lo que, supuestamente, la empresa produciría sólo el 20 por ciento de la energía consumida en México, mientras que empresas privadas mantendrían el 80 por ciento del mercado.

Ciudad de México, 22 de diciembre (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador negó que su administración planee crear un monopolio en la generación y venta de energía a través de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por el contrario, afirmó, su intención es la de frenar la privatización de la industria y garantizar un “piso parejo”.

“Esto no es monopolio, esto es proteger una empresa estratégica del pueblo y de la nación. Ahora estoy leyendo las críticas de los conservadores que dicen que regresa la Comisión Federal de Electricidad a ser un monopolio. No, regresa a cumplir su función social”, afirmó.

Este fin de semana, el periódico Financial Times reveló que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), presidida por Manuel Bartlett, elaboró planes con el fin de frenar la participación privada en el mercado de la energía, así lo reveló el sábado un artículo del

De acuerdo con el plan de la CFE al que tuvo acceso medio británico, la empresa busca aumentar los costos de transmisión que usan las compañías privadas como base sus inversiones; en caso de aumentarlos, provocarían encarecimiento de los proyectos.

Durante su visita al Complejo Termoeléctrico de Manzanillo, evento en el que estuvo acompañado por el director de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, el tabasqueño negó estos señalamientos y aseguró que la estrategia de su Gobierno tiene como propósito detener la privatización del sector energético, iniciada en gobiernos anteriores.

“Vengo a decirles que ya no va a seguirse aplicando la política privatizadora en la industria eléctrica, que ahora se va a fortalecer la Comisión Federal de Electricidad, ya desde este año lo estamos haciendo, ya estamos apoyando con más inversión a la Comisión Federal de Electricidad”, aseguró.

López Obrador afirmó que en administraciones pasadas se inició con un plan para que la CFE dejara de producir energía, por lo que, supuestamente, la empresa produciría sólo el 20 por ciento de la energía consumida en México, mientras que empresas privadas mantendrían el 80 por ciento del mercado.

“El plan que quedó trunco, fallido, porque sonó la campana, era que la CFE dejara de producir energía, querían que a finales del sexenio estuviesen produciendo estas plantas el 20 por ciento del consumo nacional y el 80 por ciento del mercado lo querían manejar las empresas particulares, nacionales y sobre todo extranjeras”, acusó.

Finalmente, el mandatario aclaró que se detendrá esta situación, por lo que la distribución del mercado de consumo de energía eléctrica en México quedaría 56 por ciento en manos de la CFE y el 44 por ciento restante en empresas privadas.

“Eso ya se detuvo y con mucha claridad hemos dicho: Nada más hasta donde llegaron, llegaron a tener el 44 por ciento del mercado y la Comisión Federal el 56; mínimo vamos a terminar el sexenio con la misma proporción 44-56, pero va a seguir siendo la Comisión Federal de Electricidad una empresa pública mayoritaria en la distribución de la energía eléctrica en nuestro país”, aseveró.

CFE QUIERE MONOPOLIO: FINANCIAL TIMES

De acuerdo con el plan de la CFE al que tuvo acceso medio británico, la empresa busca aumentar los costos de transmisión que usan las compañías privadas como base sus inversiones; en caso de aumentarlos, provocarían encarecimiento de los proyectos.

Las tarifas de transmisión son un monto por el cual la empresa productiva del Estado (CFE) les permite usar su red.

Los planes elaborados por la comisión presidida por Bartlett se dirigen a empresas que producen electricidad a partir de fuentes renovables.

Según el artículo del Financial Times, en México, serían afectadas las empresas que representan el 12 por ciento del suministro de electricidad, mismas que generan energía a través de fuentes renovables.

Un ex funcionario de la industria eléctrica expresó que en caso de que los planes sean aprobados, se estaría sentando un precedente de que CFE cambie las reglas e interfiera en el mercado.

“El objetivo principal es fortalecer a la CFE debilitando todas las beneficios del mercado y borrando la independencia del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y de la Comisión Reguladora de Energía”, advirtió el ex funcionario de la industria al FT.

El medio citado refirió que los planes también incluirían eliminar contratos entre generadores y clientes privados, eliminar permisos y levantar barreras para las energías renovables, según el medio británico.

Cabe señalar que la CFE no respondió a la solicitud de comentarios sobre el tema, según el rotativo europeo.

En el caso de las energías renovables, quienes serían las más afectadas, se estima que con estos cambios para permitir la emisión de Certificados de Energías Limpias a la Comisión, se está poniendo en riesgo inversiones por aproximadamente 9 mil millones de dólares en proyectos iniciados.