Un funeral sencillo y desolado: el último puerto del crítico literario mexicano Emmanuel Carballo

23/04/2014 - 1:00 am
Sus restos fueron velados en el Panteón Francés. Foto: CONACULTA
Sus restos fueron velados en el Panteón Francés. Foto: CONACULTA

Ciudad de México, 23 de abril (SinEmbargo).- El crítico literario Emmanuel Carballo tuvo “la mala idea” de morirse cuando todo México y el mundo estaban en grito de dolor por el fallecimiento del escritor colombiano Gabriel García Márquez.

Este lunes, cuando en el Palacio de Bellas Artes tenía lugar el magno homenaje al Nobel, los restos del escritor tapatío eran velados con menos pompas en el Panteón Francés. Fue un funeral desolado y no por ello menos doloroso, el último puerto de un autor entrañable, quien a los 84 años, en un domingo de Pascuas y a causa de un infarto de miocardio, dejó de existir.

Su viuda, la escritora Beatriz Espejo, se mostró devastada ante la presencia del presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, quien a la salida de la capilla Provence no tuvo más que palabras de elogio para el creador fallecido.

“Un hombre que fue ensayista, poeta, narrador, pero sobre todo crítico de arte excepcional que estudió la literatura mexicana; sin duda, los mejores textos sobre nuestra literatura son de él”, dijo el funcionario.

Eduardo Langagne, uno de los pocos asistentes al funeral. Foto: CONACULTA
Eduardo Langagne, uno de los pocos asistentes al funeral. Foto: CONACULTA

“Le sugerí a Beatriz Espejo, su esposa, si podríamos presentar su último libro (Párrafos de un libro que nunca publicaré) como un homenaje, ya ella me dirá en qué términos podríamos hacerlo pues es un testimonio de vida. Fue  una figura enormemente destacada ligada a la vida académica, creativa. Fue alguien que puso el ojo en algunos de los grandes escritores mexicanos como Rulfo y Arreola, que ayudó a que se difundiera más su trabajo”, agregó.

El cuerpo de Emmanuel Carballo fue cremado ayer y sus cenizas descansarán al lado de sus padres en Guadalajara, informó su viuda, quien destacó el amor a la literatura del que hacía gala su difunto esposo, además de la capacidad que demostraba para descubrir el talento de la gente y ayudar a quien hiciera falta.

Hernán Lara Zavala: "Se ha muerto el gran crítico literario de nuestro país". Foto: CONACULTA
Hernán Lara Zavala: “Se ha muerto el gran crítico literario de nuestro país”. Foto: CONACULTA

“Llevábamos 40 años de casados y lo quise muchísimo…Deja libros a medio hacer, por ejemplo, El periodismo en el siglo XIX, también estaba escribiendo sus memorias. Todo él era una anécdota, era un hombre muy inteligente, generoso para encontrar talentos, impulsar gente, enojón y con sentido del humor. Terminó una de sus memorias llamada Ya nada es igual, otra que se llama Párrafos para un libro que no escribiré nunca y estaba leyendo y poniendo en orden su bibliografía”, explicó Espejo.

EL GRAN CRÍTICO LITERARIO DE NUESTRO PAÍS

El historiador y académico Emmanuel Carballo nació el 2 de julio de 1929 en Guadalajara, en cuya universidad estudio Derecho, donde luego fue profesor de Literatura, tras lo cual se incorporó a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Entre otros cargos, fue fundador y director general de Editorial Diógenes y cofundador de La Cultura en México, suplemento de la revista “Siempre” y coeditor con Carlos Fuentes de la Revista Mexicana de Literatura, así como secretario de redacción de la Revista de la Universidad (1954-60).

Entre sus 149 obras destacan libros de poesía, cuento, ensayo, entrevistas, antologías, como Protagonistas de la literatura hispanoamericana del siglo XX y El cuento mexicano del siglo XIX.

Impulsó a varios escritores de la década de los 50, entre ellos, Carlos Fuentes, Carlos Monsivais, Juan García Ponce, Sergio Pitol y Elena Poniatowska.

Entre los premios recibidos destcan el Iberoamericano, el Nacional de Ciencias y Artes, el Nacional de Periodismo Cultural “Fernando Benítez” y la Medalla Alfonso Reyes.

Emmanuel Carballo es una figura fundamental dentro de las letras mexicanas en su faceta de crítico literario y así lo destacó el escritor Hernán Lara Zavala, quien en el funeral dijo que “se muere el que era el gran crítico literario de nuestro país, un hombre que se inició muy joven con Carlos Fuentes siendo el director de la Revista Mexicana de Literatura en un momento en que estuvo auspiciada por Octavio Paz”.

Dijo también que era bastante objetivo en su crítica, acompañó a muchos escritores y curiosamente fue el primer lector de Gabriel García Márquez, además de apoyar a Juan José Arreola, Juan Rulfo y traer también la novela sobre Fray Servando Teresa de Mier del cubano Reinaldo Arenas.

Entre quienes acudieron a ofrecer condolencias a sus deudos, se encontraban el dramaturgo Miguel Sabido, el editor Joaquín Díez-Canedo, los escritores Agustín Monreal, Ignacio Solares, Eduardo Lizalde, Felipe Garrido y Eduardo Langagne.

La escritora Beatriz Espejo recibe a Rafael Tovar y de Teresa en el sepelio. Foto: CONACULTA
La escritora Beatriz Espejo recibe a Rafael Tovar y de Teresa en el sepelio. Foto: CONACULTA

“Desgraciadamente, el maestro estaba muy solo. Familiares y personas diversas, pero nada más. Una representante institucional de la SEP que me dijeron, estuvo todo el día, Agustín Monsreal y Sabido, fueron los que reconocí. PLa maestra Beatriz Espejo estaba desecha, pero afortunadamente asistida por sus allegados. Muy anticlimático y triste, francamente”, contó a SinEmbargo la poeta y divulgadora cultural Claudia Posadas.

El escritor Ignacio Solares aseguró que el último artículo que escribió Emmanuel Carballo fue para la Revista de la Universidad de México y versó sobre García Márquez donde cuenta algo que es verdadero: Fue el primer escritor y crítico mexicano que comentó Cien años de soledad en la revista de la UNAM, informó CONACULTA.

“Con la muerte de Carballo se nos va el mejor hombre de letras, químicamente puro, como decía él, como crítico, y que nos dio un verdadero panorama amplio y fabuloso”, dijo Solares.

“No entenderíamos la literatura del siglo XX sin saber lo que significó Emmanuel Carballo para dar luz, significado y permitirnos acceder a autores que van desde Vasconcelos, Alfonso Reyes, Carlos Fuentes, hasta llegar a lo que él inventó y llamó La Literatura de La onda”, agregó.

Jaime Labastida, director de la Academia Mexicana de la Lengua, recordó una anécdota en la que Carballo aseguró que cuando muriera necesitaría dos ataúdes: uno para su cuerpo y otro para su lengua.

Murió a los 84 años, en Ciudad de México. Foto: Cuartoscuro
Murió a los 84 años, en Ciudad de México. Foto: Cuartoscuro

“No se la mordía para hacer crítica y eso me parece necesario. Alguien puede equivocarse pero lo dice con sinceridad y con pasión y Emmanuel era así”.

El escritor y poeta Eduardo Langagne consideró que fue un lector acucioso, cuidadoso y un crítico imprescindible, al tiempo que su colega Eduardo Lizalde destacó el rigor y la lucidez que caracterizaban al crítico fallecido.

“Era un crítico sobre todo de narrativa, pero conoció mi obra desde mis primeros libros. Fue un descubridor de grandes autores y principales narradores de México…Es una muerte lamentable”, afirmó.

Mónica Maristain
Es editora, periodista y escritora. Nació en Argentina y desde el 2000 reside en México. Ha escrito para distintos medios nacionales e internacionales, entre ellos la revista Playboy, de la que fue editora en jefe para Latinoamérica. Actualmente es editora de Cultura y Espectáculos en SinEmbargo.mx. Tiene 12 libros publicados.