Hugo López-Gatell Ramírez, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, recordó esta noche que México debe prepararse para una epidemia larga, pues en algunas ciudades las curvas podrían irse hasta septiembre.

Ciudad de México, 23 de mayo (SinEmbargo).– El virus SARS-COV-2 podría quedarse siempre, y si no para siempre, por muchos, muchos años en el mundo, dijo Hugo López-Gatell Ramírez, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud. 

“Faltan muchos episodios, muchos eventos por identificar a lo largo de la epidemia, y es complicado hacer un diagnóstico general de hasta cuándo va a seguir el virus SARS-COV-2 circulando en la población y causando enfermedad. Una predicción general es que el virus SARS-COV-2 se quedará para siempre, y si no para siempre, por muchos, muchos años. Lo sabemos porque otros coronavirus siguen ahí circulando”, explicó el funcionario desde el Palacio Nacional de la Ciudad de México.

“En la medida que se establezca un equilibrio ecológico con la población humana, y este equilibrio ecológico mucho depende de la inmunidad, se tendrá una condición en la que, a pesar de que el virus esté frecuentemente en la población… Nos hace falta saber cuáles y cuántos son los reservorios ecológicos del virus. Hay que saber. Se ha hablado del pangolín, se ha hablado de los murciélagos, es posible que muchas otras especies sean reservorios”, agregó.

“Es difícil predecir cuánto tiempo va a seguir causando enfermedad, pero un elemento importantísimo es el porcentaje de la población que desarrolla inmunidad, si es que la inmunidad produce protección contra la infección. Ya empezaron a salir algunos resultados preliminares de algunas encuestas seriológicas en el mundo. Menciono la de España, donde se identificó un 11 por ciento; en Madrid sólo el 5 por ciento; en Los Ángeles un 4.7 por ciento de personas con anticuerpos contra el SARS-COVS-2. Así se irán reconociendo las proporciones. La inmunidad de rebaño es la cantidad o proporción de personas que en una comunidad necesitan tener inmunidad para parar la transmisión y necesita ser del 65 por ciento. Falta todavía”, añadió.

López-Gatell dijo que “nos preparemos para una epidemia larga. Lo dijimos hace meses. Larga quiere decir que curvas epidémicas en distintos ciudades y estados se presentarán en junio, en julio, algunas en agosto, quizás algunas hasta septiembre, sobre todo en las dos mayores ciudades después de la ciudad de México que todavía no tienen una transmisión activa: Guadalajara y Monterrey. Sus curvas podrían irse hasta octubre, y en octubre empieza la temporada de influenza. No está garantizado, pero es probable que con la llegada de influenza pudiera volver la COVID-19. El reto es importante”.

A días de que la Jornada Nacional de Sana Distancia concluya, México reporta 7 mil 179 muertes por la COVID-19, además de 14 mil 253 casos confirmados activos.

Hasta este 23 de mayo de 2020, hay 65 mil 856 casos confirmados acumulados, y 31 mil 663 sospechosos. También se han registrado 118 mil 137 negativos. Además de las muertes confirmadas, hay 781 defunciones sospechosas. Desde que inició la epidemia, en México se han estudiado 215 mil 656 personas.

En la Red IRAG (Infección Respiratoria Aguda Grave), de 749 hospitales notificantes, 725 (97 por ciento) presentaron su reporte; hay 14 mil 836 camas disponibles y 9 mil 206 ocupadas (38 por ciento). A nivel nacional, 62 por ciento de camas de hospitalización general están disponibles y 38 por ciento ocupadas. En camas con ventiladores, 66 por ciento están disponibles y 34 por ciento ocupadas.