El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, explicó que debido a la pandemia de la COVID-19, han incrementado el racismo y los estigmas en el mundo; durante la emergencia sanitaria, ha sido mayor el discurso racista que difama a comunidades o difunde estereotipos.

Madrid, España, 23 de agosto (Europa Press).- El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha alertado este sábado del crecimiento del racismo debido al avance del coronavirus y al “aumento del estigma” en todo el mundo.

El líder de la ONU ha asegurado que la pandemia ha ido acompañada de un aumento del “discurso racista que difama a las comunidades, difunde estereotipos viles y asigna culpas”.

Ésto en un mensaje difundido en conmemoración del Día de Conmemoración de las Víctimas de Actos de Violencia basados en la Religión o las Creencias.

Por ello, ha pedido más acciones para acabar con esta discriminación y abordar las “causas profundas” de la intolerancia, fomentando la inclusión y el respeto a la diversidad, además de pedir que los autores de estos delitos “rindan cuentas”.

“El derecho a la libertad de religión o de creencias está firmemente arraigado en el derecho internacional de los Derechos Humanos”, ha dicho Guterres, a lo que ha añadido que es la “piedra angular de sociedades inclusivas, prósperas y pacíficas”.

La celebración de este día internacional fue creada por la ONU mediante una resolución en mayo de 2019 para responder a un aumento de la intolerancia y la violencia por causas religiosas o creencias.

Guterres sostuvo ya en 2019 que se estaba observando en todo el mundo una “oleada de xenofobia, racismo e intolerancia, misoginia violenta, antisemitismo y odio antimusulmán” y que se estaban produciendo ataques contra comunidades cristianas en otros puntos.