“No es válido reclamar cooperación y coordinación y al mismo tiempo descalificar el trabajo de la GN”, dijo esta tarde el Subsecretario de Ricardo Mejía sobre Javier Corral, quien denunció la falta de cooperación del Gobierno federal en materia de seguridad en Chihuahua.

Ciudad de México, 23 de septiembre (SinEmbargo).- El Gobierno mexicano seguirá brindando seguridad en Chihuahua a través de sus instituciones, pero en las mesas diarias de seguridad sesionará sólo la parte federal por las continuas descalificaciones del Gobernador Javier Corral a la Guardia Nacional, informó hoy Ricardo Mejía Berdeja, Subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSCP).

El funcionario del Gobierno federal explicó que la decisión de sesionar de esta manera en la Mesa de Construcción de Paz y Seguridad se tomó “en virtud de la falta de institucionalidad del Gobernador Javier Corral, así como su continua descalificación a la Guardia Nacional por el cumplimiento de sus funciones, postura que no genera las mejores condiciones para el trabajo de coordinación”.

Mejía Berdeja criticó al Gobernador panista de Chihuahua por pedir cooperación mientras descalifica a la Guardia Nacional.

“No es válido reclamar cooperación y coordinación y al mismo tiempo descalificar el trabajo de la @GN_MEXICO_por cumplir sus tareas constitucionales y legales como es la salvaguarda de instalaciones estratégicas del país, como son las presas de #Chihuahua”, expuso en su cuenta de Twitter.

Aseguró que la Federación “seguirá brindando seguridad al pueblo de Chihuahua”.

Javier Corral Jurado, Gobernador de Chihuahua, denunció este miércoles que el Gobierno federal dejó de brindar su apoyo en la cooperación que mantenían en materia de seguridad “como mecanismo de represalia” ante la postura que mostró sobre el conflicto del agua que se vive en la entidad.

De acuerdo con el mandatario estatal, Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, le comunicó ayer que “en el Gabinete de Seguridad se acordó que los responsables de las fuerzas federales en el estado sesionen diariamente, por su lado, en la zona militar, atendiendo los temas de su ámbito de competencia”.

El motivo de la decisión, reveló, fueron las críticas del Gobierno del estado a su participación en la custodia de diversas instalaciones.

“De esta manera se me comunica oficialmente, después de haber dejado de asistir por dos semanas consecutivas los representantes de las fuerzas federales, que abandonan la coordinación en materia de seguridad pública con el Gobierno estatal”, anunció Corral Jurado.

En su red social, consideró que se trata de “una decisión que muestra un talante autoritario y vengativo contra el pueblo de Chihuahua, a quien finalmente se perjudica. Se incumple así el compromiso de hacer de la seguridad un campo de neutralidad política, y se usa como mecanismo de represalia”.

Mandatarios panistas demandaron al Gobierno federal respetar la soberanía de los estados y externaron su respaldo a Javier Corral.

“Absolutamente inadmisible que el gobierno federal rompa la coordinación en la mesa de seguridad en #Chihuahua. Demandamos el respeto a la soberanía estatal y respaldamos a nuestro compañero @Javier_Corral”, expuso en Twitter la Asamblea de Gobernadores de Acción Nacional.