México

Marko Cortés atiza a su exsocio, el PRI: lo llama “partido endeble de la oposición”

23/10/2022 - 9:49 am

La reforma para ampliar la presencia de la Guardia Nacional provino del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados y contó con el respaldo de Morena y aliados, una situación que llevó a la ruptura de la alianza Va por México que el tricolor tenía con los partidos Acción Nacional (PAN) y el de la Revolución Democrática (PRD).

Ciudad de México, 23 de octubre (SinEmbargo).- El Partido Acción Nacional (PAN) se refirió al PRI como “el partido endeble de la oposición“, el cual, dijo, estará “nuevamente a prueba” luego de que la semana pasada iniciara en la Cámara de Diputados la discusión de la Reforma Electoral que envió el Presidente Andrés Manuel López Obrador desde el pasado 28 de abril.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien mantenía una alianza con el PAN y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), ayudó a Morena y a sus aliados en la aprobación de la reforma para ampliar la presencia del Ejército en las calles, esto a pesar de haber firmado una moratoria constitucional presentada por la coalición Va por México para bloquear reformas propuestas por el actual Gobierno. Eso ocasionó una ruptura en la oposición.

En ese sentido, el PAN aseguró este domingo que sus legisladores en la Cámara Baja “darán una gran batalla” para no dejar pasar una Reforma Electoral “que atente contra el Instituto Nacional Electoral, Organismos Públicos Locales, el Tribunal Federal y locales”.

En un comunicado, la dirigencia del banquiazul afirmó que “el Gobierno de Morena es un peligro para México, porque amenazando y doblando al partido endeble de la oposición, también amenaza la autonomía de las instituciones democráticas y la libertad de los mexicanos para decidir, representando el retroceso más grave en la historia” del país.

Advirtió que el Gobierno “quiere imponer un árbitro electoral a modo para alinear a consejeros y magistrados a su voluntad, tal como lo hizo en la fallida estrategia de la militarización, de tal manera que le permitan ir a los procesos electorales sin equilibrios, ni reglas”.

“El partido endeble de la oposición nuevamente estará a prueba, pero hagan lo que ellos hagan, México seguirá contando con la congruencia y firmeza de Acción Nacional, nosotros sin titubeos actuaremos en defensa de la democracia, porque es nuestra convicción y además es el mandato que recibimos del electorado en el 2021”, expresó el dirigente del PAN, Marko Cortés Mendoza.

El Presidente, dijo, “quiere destruir nuestra democracia, quiere acabar con la transparencia, con la rendición de cuentas, está en contra de organismos autónomos, de la libre expresión y decisión, de los órganos que realizan auditorías, que cuestionan y tiene aversión por toda institución crítica que lo obligue a rendir cuentas y transparentar la información pública o que ponga en tela de juicio los supuestos logros que pregona diariamente”.

El líder de Acción Nacional aseguró que al Presidente López Obrador no le gustan los contrapesos porque él quiere ser el poder absoluto y, por ello, presionando al partido endeble de la oposición, intentará aprobar nuevas reglas que lo favorezcan a él y a su partido en los próximos comicios presidenciales de 2024.

Como ejemplo, mencionó el “vergonzoso papel que está jugando” el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien se ha reunido con legisladores y gobernadores con el fin de pedirles que aprueben la reforma que amplía la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles hasta 2028.

Legisladores aprobaron la iniciativa para que elementos del Ejército mexicano se queden hasta el 2028 en tareas de seguridad. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro

“En lugar de atender al desarrollo político del país y mediar en las relaciones del Poder Ejecutivo Federal con los otros Poderes de la Unión y los demás niveles de Gobierno para fomentar armonía y paz social, se ha convertido en personero, operador, cabildero y golpeador político del Presidente, confrontándose con gobernadores, legisladores, con los partidos realmente opositores y con todo aquel que esté en contra de la fallida estrategia de la militarización de la seguridad pública”, acusó.

Asimismo, Marko Cortés lamentó “la actitud desesperada del Gobierno para impedir que comparezcan ante el Congreso sus servidores públicos, entre ellos, el Secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval; el Secretario de la Marina, José Rafael Ojeda Durán; el titular de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, y el propio Secretario de Gobernación, nuevamente obstaculizando la rendición de cuentas”.

El dirigente nacional del blanquiazul destacó que después de ser incumplida por el PRI la moratoria constitucional, su bancada insistirá en sus propuestas de reforma electorales que sí “marcarían la diferencia, toda vez que defienden a México y sus instituciones y blinda al sistema electoral de cualquier regresión democrática”.

Aseguró que su propuesta consiste en insistir en la incorporación al texto Constitucional de tres figuras novedosas en materia electoral y dos adecuaciones sobre reglamentaciones ya existentes que requieren de modificaciones ante las nuevas realidades políticas.

Además de incorporar la Segunda Vuelta en materia electoral para la elección del Presidente de la República, la nulidad de la elección ante la participación del crimen organizado y disminuir la sobre representación en la Cámara de Diputados, así como regular la comunicación social del Gobierno, entre otras medidas.

El pasado 12 de octubre el Secretario Adán Augusto López Hernández reveló que Morena impulsará la Reforma Electoral con la ayuda de diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Durante una reunión con legisladores de Morena, y de los partidos Verde Ecologista de México (PVEM) y del Trabajo (PT), el funcionario federal dio a conocer que el partido oficialista y el PRI construyeron un “acuerdo político”, el cual ayudó a impulsar la reforma constitucional sobre la permanencia de las Fuerzas Armadas en las calles.

No obstante, el coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Rubén Moreira, negó que exista un acuerdo político con Morena y el Gobierno federal.

“Que yo sepa no hay ningún acuerdo, es lo que dice el señor, y en la reforma electoral ya lo hemos dicho varias veces, que no iríamos con una propuesta que atente contra la autonomía del INE, ya dejamos claro las cosas que nunca votaríamos, es más, si no hay reforma electoral en este momento, nosotros transitamos con la ley que existe”, dijo en entrevista con medios al interior de San Lázaro.

Moreira Valdez evitó afirmar que Adán Augusto mintió: “Es que yo no sé qué haya dicho. Y yo no estoy para decir quién miente o quién no miente”.

¿QUÉ PROPONE LA REFORMA ELECTORAL DE AMLO?

La propuesta de reforma a la Constitución en materia electoral del Presidente Andrés Manuel López Obrador pretende sustituir al Instituto Nacional Electoral (INE) por el Instituto Nacional de Elecciones y Consulta (INEC), que reduce de 11 a siete el número de los consejeros que serán electos por voto popular. El proyecto también elimina a los diputados plurinominales y reduce el financiamiento público sólo al periodo de campañas.

Con el propósito de erradicar los fraudes electorales y de fortalecer la democracia, así como de ahorrar 24 mil millones de pesos, la iniciativa de reforma electoral que el Ejecutivo enviará a la Cámara de Diputados reduce de 500 a 300 los diputados federales y de 128 a 96 los senadores, incorpora a la Constitución el voto electrónico, y deja fuera de los tiempos en radio y televisión a los organismos electorales.

La iniciativa presidencial, que quiere reformar 18 artículos de la Constitución y siete artículos transitorios, propone desaparecer los 32 Organismos Públicos Locales Electorales (OPLEs), creados en la reforma de 2014, para “acabar con duplicidades”, y también reduce el número de legisladores locales y regidores en los municipios.

Los congresos locales tendrían ahora un mínimo de 15 y un máximo de 45 integrantes, mientras que los regidores de los ayuntamientos también decrecerían.

A diferencia del INE, que tiene 11 consejeros elegidos en consenso por el Congreso, el nuevo instituto electoral estaría conformado por siete integrantes que deben elegirse por voto popular entre una lista de 60 candidatos presentados por los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

La reforma fue elaborada por Pablo Gómez y Horacio Duarte, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y el director de Aduanas, respectivamente, especialistas en la materia y ambos diputados federales que han sido cercanos a López Obrador.

Adán Augusto López detalló el pasado 28 de abril que “más que una reforma electoral, esta iniciativa de reforma que se presentó a la Cámara de Diputados responde al añejo reclamo de los ciudadanos, del pueblo de México”.

“Se concretiza finalmente la propuesta de, entre otras cosas, que haya reducción en el número de plurinominales, diputados plurinominales; que desaparezcan los senadores de lista o plurinominales”, explicó en conferencia de prensa.

Desde Palacio Nacional, el funcionario subrayó que también se incluye que se reduzca el número de los integrantes de los organismos electorales y que “sean electos de manera directa por los ciudadanos mediante un proceso en el cual los tres poderes del Estado van a proponer a ciudadanos para que sean los integrantes de ese organismo electoral”.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video