Definir el presupuesto, tener actualizados los documentos y revisar las alertas de los lugares que planeas visitar son solo algunos de los aspectos que no puedes olvidar a la hora de planear un viaje. 

Ciudad de México, 24 de enero (SinEmbargo).- Viajar es una de las experiencias más enriquecedoras no importa si es para descansar y relajarse o para buscar aventuras. Sin embargo, a veces nos olvidamos de puntos importantes a la hora de planear algún viaje por lo que Allianz Global Assistance compartió con los lectores de Mundano cinco puntos que debes tener muy presentes:

Presupuesto: Es importante que siempre definas la cantidad máxima que podrás gastar para tu viaje. Para calcularla considera el pago de los servicios turísticos que requieres (hospedaje, vuelos, renta de auto, etc.), así como el dinero que necesitas en el destino para comidas, souvenirs, actividades, entre otros.

Documentos: Recuerda tener actualizado tus documentos como pasaporte o visa e identificaciones oficiales (INE y licencia). Si por alguna razón no lo tienes, haz el trámite antes de reservar tu viaje para no tener ningún problema.

Tener actualizados los documentos personales como el pasaporte es un aspecto importante. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro

Tarjeta de crédito: Si quieres viajar a un destino internacional y piensas utilizar tu tarjeta de crédito, debes revisar antes las comisiones que tiene tu banco para uso en el extranjero. Además, algunos bancos requieren de una notificación previa al viaje para que puedas utilizarla.

Si se desea viajar al extranjero hay que revisar antes las comisiones que tendrá usar la tarjeta de crédito. Foto: EFE

Alertas Internacionales: Permanece al pendiente de avisos o alertas de la Secretaría de Relaciones Exteriores http://guiadelviajero.sre.gob.mx e investiga la legislación del país o región que quieres visitas. De esta manera podrás saber si el destino al que vas a viajar presenta alguna situación que puedes evitar.

Siempre asegura tu viaje: Dentro de la planeación es importante considerar adquirir un seguro de viaje que te ofrezca apoyo en caso de que sufras alguna eventualidad; por ejemplo, si tu equipaje se extravía, si sufres algún accidente o te enfermas, si necesitas salir de emergencia del destino, etc. El seguro es sumamente accesible pues su valor representa menos del 1 por ciento del costo total de un viaje.