El abogado del acusado afirma que las vacunas iban a caducar de cualquier modo, y que el médico las utilizó con “personas que cumplían con los criterios para recibirla”.

Estados Unidos, 24 de enero (RT).- Un médico estadounidense está acusado de robar nueve dosis de la vacuna contra el coronavirus para administrarlas a familiares y amigos, informan medios locales.

Según la Policía, el doctor Hasan Gokal, de 48 años, robó los frascos el 29 de diciembre de un centro de vacunación en Humble (Texas), donde trabajaba.

Un semana después se lo contó a uno de sus colegas, que posteriormente dio la información al gerente. Tras una investigación interna, el médico fue despedido del Departamento de Salud y su caso de delito menor fue remitido a los tribunales.

“Abusó de su posición para poner a sus amigos y familiares en la fila antes de las personas que habían pasado por el proceso legal para estar allí”, señaló la fiscal del condado de Harris, Kim Ogg.

Sin embargo, el abogado de Gokal afirma que las vacunas iban a caducar de cualquier modo, y el médico las administró a “personas que cumplían con los criterios para recibirla”.

En caso de que Gokal sea declarado culpable, enfrentará una multa de 4 mil dólares y hasta un año de prisión.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.