Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 24 de junio (SinEmbargo).– Mario Moreno Bernat de 22 años y quien fuera nieto del comediante Mario Moreno Cantinflas, fue hallado sin vida en un hotel en el Estado de México, donde de acuerdo con las autoridades, se hospedó con una mujer y fue ella quien encontró el cuerpo.

En el hotel Santa Cruz, ubicado en avenida Presidente Juárez s/n en la zona industrial Los Reyes Ixtacala, Estado de México, fue hallado el cuerpo colgado con un cordón en el baño de la habitación 304.

La joven que lo acompañaba dio aviso de los hechos por lo que se pidió apoyo de personal policiaco y paramédico en este lugar, quienes posteriormente confirmaron la identidad de este personaje.

El cuerpo fue trasladado al Centro de Justicia Municipal donde se abrió la investigación.

Moreno Bernat denunció en julio del año pasado a su padre y a la vez hijo del célebre actor, Mario Moreno Ivanova, por corrupción de menores al haberle iniciado en el consumo de drogas.

En declaraciones para la agencia EFE,  el joven aseguró en ese entonces, que los hechos se produjeron desde que tenía 12 años y hasta su mayoría de edad, y admitió que desde que tiene uso de razón su vida familiar ha sido “como de terror”, con “recuerdos nada agradables, muchos abusos psicológicos y muchos abusos físicos”.

“En el momento en el cual empiezo a consumir ciertas sustancias mi padre me empieza a aceptar”, aseveró el joven, quien indicó que la primera vez que consumió cocaína tenía 14 años y lo hizo en compañía de su padre en un “table dance”.

Los familiares del actor Mario Moreno, que falleció a consecuencia de un cáncer de pulmón en 1993, estuvieron inmersos en un largo litigio por la herencia del comediante, especialmente su hijo Mario Moreno Ivanova y su sobrino Eduardo Moreno Laparade.

Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro