Economía

La élite de los más ricos rechaza activismo anti AMLO de patrones

24/06/2021 - 2:30 pm

Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios, señaló que los organismos empresariales no nacieron para oponerse o enfrentarse a algún grupo e invitó a abandonar la búsqueda de adversarios y construir acuerdos. 

Ciudad de México, 24 de junio (SinEmbargo).– Ante la decisión de miembros del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de impulsar la destitución del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en la consulta popular de revocación mandado de marzo de 2022, Antonio del Valle Perochena, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), que agrupa a los hombres más ricos de México, se manifestó radicalmente en contra.

“Es importante entender algo: los organismos empresariales no nacieron para oponerse o enfrentarse a algún grupo o combatir una ideología. Ya es hora de abandonar la búsqueda de adversarios, pasemos a la construcción de acuerdos”, afirmó Del Valle Perochea, en una posición que se contrapone a la de miembros del CCE, el organismo cúpula del sector privado, para impulsar la revocación de mandato.

“El país, quizá más que nunca, nos necesita a todos”, remata el líder empresarial en una seria de diez mensajes que difundió a través de su cuenta de Twitter para exponer su posición porque, dice, “se percibe cierta inquietud por la actividad de los empresarios en nuestra sociedad”.

La posición del este dirigente empresarial, cuyo padre del mismo nombre fue presidente de la Asociación de Banqueros de México cuando se aprobó el Fobaproa, se produce luego de que el reelecto presidente del CCE, Carlos Salazar, tendrá la “misión” de impulsar la participación de los organismos empresariales en la revocación de mandato, según publico este miércoles el columnista Mario Maldonado en El Universal.

Antonio del Valle Perochena, presidente del Consejo Mexicano de Negocios. Foto: Cuartoscuro.

“La estrategia, propuesta y conducida por Salazar, se ha delineado en reuniones privadas, no institucionales, y si bien ha generado algunas resistencias al interior del CCE, al parecer los representantes de los organismos van a apoyarla, según dos fuentes directas involucradas”, escribió Maldonado y añadió:

“Ayer, el empresario fue reelecto por un año más al frente de la cúpula de cúpulas de la iniciativa privada, con el objetivo de encauzar los esfuerzos para promover un mayor involucramiento de la sociedad en la política y en las actividades nacionales, así como una mayor participación ciudadana cuando se vote la revocación de mandato y hacia las elecciones presidenciales de 2024”.

Tras esta publicación, porque no hubo ninguna otra que aludiera a la supuesta estrategia del CCE de remover a López Obrador mediante la consulta popular de revocación de mandato, Del Valle emitió su posición a través de su cuenta de Twitter y de entrada aclaró: “No he participado en reunión alguna en la que se planee la participación de los organismos que representan al sector empresarial en procesos electorales o de consulta, y estaría en total desacuerdo porque ese no es su cometido”.

Enfatiza: “Me parece pertinente aclarar cuál es la función de los empresarios y qué corresponde a los organismos de representación. A los empresarios nos toca crear riqueza, generar empleos de calidad, mejorar las condiciones de vida de la sociedad y cumplir con la Ley”.

Precisa: “Claro que existen varios perfiles de empresarios, la diversidad es la constante. A algunos les interesa la política, a otros no. Propietarios de empresas y directivos, como ciudadanos, han apoyado a partidos que abarcan a todo el espectro ideológico”.

Reflexiona: “Al apoyar a una opción o pasar de largo ante la política, no hacen sino ejercer las libertades que las leyes de México garantizan a todos los ciudadanos. Hay miles de empresarios y cada uno tiene sus intereses legítimos”.

Ubica: “Los organismos empresariales nacieron para impulsar valores, acciones y políticas que refuercen y promuevan la actividad empresarial, además de fomentar políticas públicas que permitan la generación de empleos y riqueza”.

Explica: “Al defender estos valores, los organismos promueven la libertad, la equidad y la democracia, sin actuar a favor o en contra de un movimiento o partido político. Su participación no es en pro de corrientes de pensamiento sino a favor de beneficios para la comunidad. Estamos en una coyuntura propicia para ir hacia un modelo en que en los distintos organismos exista mayor representatividad, equidad e inclusión”.

Y es cuando enfatiza su posición como líder del CMN: “Es importante entender algo: los organismos empresariales no nacieron para oponerse o enfrentarse a algún grupo o combatir una ideología. Ya es hora de abandonar la búsqueda de adversarios, pasemos a la construcción de acuerdos”.

En el CMN participan las mujeres y los hombres más ricos de México, como Carlos Slim, Emilio Azcárraga, Ricardo Salinas Pliego, Alberto Bairreres, Jorge Larrea y Claudio X. González Laporte, padre de Claudio X. González Guajardo, el articulador de la coalición “Va por México” que integraron PRI, PAN y PRD en la elección del 6 de junio.

La posición de Del Valle se produce también luego de que, el sábado, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) anunció la iniciativa “Guardianes de la Constitución”, con el fin de defender leyes que la “vulneran”, como la Ley de Hidrocarburos y la Ley de la Industria Eléctrica.

Desde el Teatro de la República, donde se promulgó la Constitución de 1917, el sindicato patronal de México anunció la creación de un “observatorio nacional de ciudadanos” para vigilar las las reformas constitucionales que plantea el presidente Andrés Manuel López Obrador y que podrían no representar el “bienestar de los ciudadanos”.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex hasta diciembre, fue otro de los principales impulsores de la alianza de PRI, PAN y PRD y es el principal impulsor de destituir a López Obrador mediante la revocación de mandato, consulta popular prevista para el 21 de marzo del próximo año.

Hace más de un año, en abril de 2020, miembros del CCE plantearon promover la destitución de López Obrador por no endeudar al país para apoyar a sus negocios ante la pandemia y Carlos Salazar les respondió hacerlo hasta la revocación de mandato en 2022.

“Dentro de un año y pico tendremos la posibilidad, porque así la estableció nuestro Congreso, de hacer una revisión democrática, un rechazo de mandato. Ahí es el momento. Si alguien cree que esa es la forma, por favor organícense”, propuso el presidente del CCE en una videoconferencia que reunió a más de cuatro mil empresarios.

Y añadió: “Parece que no entendemos la democracia que tenemos. Por más comunicados que puedan lanzar de que se vaya, el señor (Andrés Manuel López Obrador) tiene el apoyo que le dio esta estructura democrática (…) Ya sucedió, no somos los primeros que estamos pidiendo que se vaya (…) pero democráticamente nos vamos a tener que esperar. Esto es una catarsis, sin duda, y si ese es el resultado que todos queremos unámonos, nomás que tenemos que tener a 30 millones de mexicanos detrás de nosotros”.

Álvaro Delgado Gómez
Álvaro Delgado Gómez es periodista, nacido en Lagos de Moreno, Jalisco, en 1966. Empezó en 1986 como reportero y ha pasado por las redacciones de El Financiero, El Nacional y El Universal. En noviembre de 1994 ingresó como reportero al semanario Proceso, en el que fue jefe de Información Política y especializado en la cobertura de asuntos políticos. Ha escrito varios libros, entre los que destacan El Yunque, la ultraderecha en el poder (Plaza y Janés); El Ejército de Dios (Plaza y Janés) y El engaño. Prédica y práctica del PAN (Grijalbo). El amasiato. El pacto secreto Peña-Calderón y otras traiciones panistas (Editorial Proceso) es su más reciente libro.