Durante su rueda de prensa, el mandatario recordó que fue espiado desde hace 41 años, cuando fue investigado por la entonces existente Dirección Federal de Seguridad (DFS), donde fue acusado de ser “comunista”.

Ciudad de México, 24 de septiembre (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador descartó esta mañana interponer una denuncia penal después de que se dio a conocer que durante la gestión de Miguel Ángel Mancera como Jefe de Gobierno de la Ciudad de México (CdMx), hubo una presunta red de espionaje que intervino sus comunicaciones; además, no se dijo sorprendido.

Durante su rueda de prensa, el mandatario recordó que fue espiado desde hace 41 años, cuando fue investigado por la entonces existente Dirección Federal de Seguridad (DFS), donde fue acusado de ser “comunista”.

“La verdad no es novedad, nosotros en la oposición siempre fuimos espiados. Ya muchísimos años. Les comentaba que cuando me dieron una copia de mi expediente, encontré una carta firmada donde me acusaba de ser comunista fue de 1979, era yo director del Instituto Nacional Indigenista”, comentó.

Posteriormente, el Presidente detalló que en ese tiempo, era posible escuchar el ruido de las teclas cuando se encontraban pasando el reporte. No obstante, el titular del Ejecutivo puntualizó que estas prácticas ya se eliminaron en su Gobierno.

“¿Presentar una denuncia sobre eso? No, tendría que pasármela en el Ministerio Público”, respondió al ser cuestionado.

ESPIONAJE DE MANCERA ALCANZÓ A LAS FAMILIAS DE AMLO, SHEINBAUM, EBRARD…

Las autoridades de la capital mexicana tienen bajo investigación una red de espionaje que habría operado durante el sexenio de Miguel Ángel Mancera Espinosa, dijeron a SinEmbargo fuentes de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CdMx) y del Gobierno capitalino.

Esta red habría sometido a vigilancia al ahora Presidente Andrés Manuel López Obrador, al actual Canciller Marcelo Ebrard Casaubón, a Claudia Sheinbaum Pardo, Jefa de Gobierno, y a más políticos y servidores públicos de alto nivel.

Las autoridades dijeron a SinEmbargo que esta red –operada por funcionarios muy cercanos al exjefe de Gobierno de la capital del país– incluso mantuvo bajo espionaje a las familias de AMLO, Ebrard y Sheinbaum.

De acuerdo con la información proporcionada por las autoridades a este medio, los exfuncionarios sobre los que recae la sospecha son: Héctor Serrano, quien fue Secretario de Gobierno de la capital hasta 2015 y hoy es Diputado federal, Gustavo Alberto Caballero Torres, director de Instrumentación de Políticas y de Tecnologías de la Información, Roberto Hernandez Reyna, quien fue señalado en diciembre de 2018 como el encargado de dirigir el Centro de Espionaje del Gobierno de la capital, y otros ocho exfuncionarios que laboraban en este departamento.