México

El Fiscal de Yunes, prófugo desde 2019, es detenido en Puerto Escondido, Oaxaca

25/07/2022 - 2:16 pm

El extitular de la Fiscalía de Veracruz estuvo tres años prófugo de la justicia por los presuntos delitos de desaparición forzada y privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro.

Ciudad de México, 25 de julio (SinEmbargo).- El exfiscal General de Veracruz, Jorge Winckler, fue detenido este lunes en Puerto Escondido, Oaxaca, luego de estar prófugo de la justicia por más de tres años, informó la Fiscalía veracruzana.

De acuerdo con las autoridades, el exfuncionario del entonces Gobernador Miguel Ángel Yunes fue aprehendido en un operativo, y sería juzgado por los presuntos delitos de desaparición forzada y privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro.

La dependencia estatal confirmó que el cumplimiento de la orden de aprehensión en contra del Fiscal de Yunes se logró en colaboración con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena); la Coordinación Nacional de Inteligencia; y la Coordinación Nacional Antisecuestro de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSCP); además de la Policía Ministerial de Veracruz.

“Respetando sus derechos humanos y el debido proceso, será presentado en audiencia inicial ante el Juez de proceso y procedimiento penal oral del XI distrito judicial de Xalapa, con sede en Pacho Viejo, para que defina su situación jurídica”, señaló.

En marzo de 2020, Jorge Winckler fue separado definitivamente del cargo de Fiscal General de Veracruz, luego de que el Congreso local aprobara por mayoría un Proyecto de Punto de Acuerdo puesto a consideración por la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

En el Proyecto, que obtuvo 33 votos a favor y 12 en contra, las y los diputados especificaron que Winckler Ortiz no cumplió con las tareas designadas en la Constitución para el cargo desde su nombramiento, el 30 de diciembre de 2016.

Lo aprobado por la LXV Legislatura veracruzana establecía que, al no cumplir con sus labores, Jorge Winckler violó el derecho que tiene la sociedad de tener certeza de que quien ocupa el cargo de Fiscal es sometido evaluaciones y certificaciones, sin embargo, no cumplía con el requisito de revalidación de confianza.

El 1 de diciembre de 2019, en su campaña a la gubernatura, el morenista Cuitláhuac García señaló al exfiscal de Veracruz por sus supuestas ligas con el crimen organizado y por su parcialidad a la hora de juzgar delincuentes, lo cuál influyó en la escalada de violencia en la entidad, que heredó el panista Miguel Ángel Yunes, esto fue luego de la matanza de 30 personas en un bar de Coatzacoalcos, Veracruz, el 27 de agosto de ese año.

Winkler y el exgobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes. Foto: Twitter @AbogadoWinckler.

Winckler fue elegido como Fiscal General en la entidad por el anterior Congreso, entonces de mayoría panista y priista, a finales de 2016 y por nueve años, cuando aún Yunes Linares era Gobernador. Los críticos de ese Gobierno lo consideraron no sólo una imposición, sino una jugada política del mandatario local para cubrirse la espalda.

La Organización Nacional Anticorrupción (ONEA) se pronunció en mayo de 2019 para exigir la destitución y juicio del entonces Fiscal de Veracruz, y sus colaboradores más cercanos por su conducta subordinada al exmandatario Yunes Linares y demostrar “ser los más incompetentes de todos los fiscales del país, de los más ineficientes del país”.

Por ello, la Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió una recomendación en la que señaló que el Fiscal Winckler y el Fiscal para Personas Desaparecidas, Luis Eduardo Coronel, habían cometido actos de tortura y tratos crueles en contra de una persona inocente: “Es aterrador pensar que las autoridades encargadas de protegernos y procurar justicia cometen este tipo de delitos”.

Dos meses después, los secretarios de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez, y de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, en Veracruz, interpusieron una segunda demanda ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra Jorge Winckler por presunta dilatación de la justicia y ocultar órdenes de aprehensión giradas por el Poder Judicial contra presuntos criminales.

Notificación de la ONEA con relación al Fiscal Wincler. Foto: Twitter/ONEA.

Cisneros Burgos, Secretario de Gobierno, informó que se tienen indicios de que Winckler además de ocultar más de 150 órdenes de aprehensión durante los años 2017-2018, también en 2019 escondió alrededor de 100. Además, recordó que la primera denuncia fue interpuesta por ese y otros delitos.

“Tenemos delincuentes, uno del sur del cual el Fiscal dice que no le encuentra ningún delito, cuando tiene más de dos meses detenido”, refirió en su momento sobre Jesus “N” “El Lagarto”, principal implicado en la masacre de Minatitlán, quien para el Fiscal Jorge Winckler no contaba con elementos para solicitar una orden de aprehensión.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas