Best Buy acumuló 89 por ciento de conciliaciones en quejas enviadas a la Profeco. Las principales fueron para hacer efectiva la garantía; realizar la entrega del producto; y realizar cambios o devoluciones.

“Best Buy busca dar seguridad a sus clientes de que cumplirá sus compromisos. De ser necesario, para el seguimiento de quejas, la Profeco recurriría a la colaboración de su homóloga en Estados Unidos, la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), dado los convenios existentes entre ambas”, aseguró Profeco.

Ciudad de México, 25 de noviembre (SinEmbargo).- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) vigila que se respeten los derechos de las miles de personas clientes de Best Buy que anunció el cierre de sus puertas al final de este año. A la par dijo que se acordará un plan de acción con la compañía para atender sus reclamos.

“Ante el anuncio del cierre de las sucursales en México de Best Buy, a partir del 31 de diciembre próximo, la Profeco vigila que se respeten plenamente los derechos de los consumidores, por lo que acordará un plan de acción con esa cadena de tiendas“, aseguró la dependencia.

La Procuraduría, a cargo de Ricardo Sheffield, se puso en contacto con las personas representantes de la empresa estadounidense para atender las reclamaciones que pudieran surgir del trámite, con el fin de “salvaguardar en todo momento” los derechos de sus clientes.

En el año, Best Buy tuvo un porcentaje de conciliación del 89 por ciento. Las principales quejas a la Profeco fueron para hacer efectiva la garantía; realizar la entrega del producto; y realizar cambios o devoluciones.

“Al anunciar de manera anticipada el cierre de las sucursales que tiene en nuestro país, Best Buy busca dar seguridad a sus clientes de que cumplirá sus compromisos. De ser necesario, para el seguimiento de quejas, la Profeco recurriría a la colaboración de su homóloga en Estados Unidos, la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), dado los convenios existentes entre ambas”, aseguró Profeco.

“A diferencia de otros proveedores que han cerrado y dejado plantados a clientes, proveedores y acreedores, en situaciones en las que, además, la Profeco no tiene acuerdo con sus pares de los países de origen de esas empresas”, Best Buy deberá respetar los plazos de entrega, políticas de cambios o devoluciones y las garantías.

Profeco detalló que la Ley Federal de Protección al Consumidor determina que la garantía no podrá ser inferior a 90 días contados a partir de la entrega del bien o la prestación del servicio, por lo que el cumplimiento de las garantías es exigible, indistintamente, a las productoras e importadores, distribuidores; a menos que alguno asuma por escrito la obligación.

“El proveedor deberá cubrir al consumidor los gastos necesarios erogados para lograr el cumplimiento de la garantía en domicilio diverso al antes señalado”, dijo.

Para las aclaraciones requeridas, la procuraduría pus a disposición el Teléfono del Consumidor: 55 5568 8722 y 800 468 8722, con horarios de atención de lunes a viernes (de 09:00 a 19:00 horas; sábados, domingos y días festivos de 10:00 a 18:00 horas).

Además están disponibles la página web (http://telefonodelconsumidor.gob.mx/); el WhatsApp: 55 8078 0344, 55 8078 0485 y 55 8078 0488; el correo electrónico, [email protected]; y sus redes sociales, Twitter @Profeco, @AtencionProfeco y Facebook/ProfecoOficial