La exfuncionaria del sexenio de Enrique Peña Nieto, Rosario Robles, dio a conocer que tiene información confiable de que la Fiscalía General de la República (FGR) se ha “reunido con excolaboradores ofreciendo impunidad, a cambio de que declaren lo que ellos necesitan”.

Ciudad de México, 26 de octubre (SinEmbargo).– Rosario Robles Berlanga, extitular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), aseguró la mañana de este lunes que tiene información por parte de fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR) de que la dependencia está “ofreciendo impunidad” a sus excolaboradores “a cambio de que declaren lo que ellos necesitan”.

“Tengo información confiable (de fuentes al interior de la FGR, particularmente del área de servidores públicos) que se han reunido con excolaboradores ofreciendo impunidad, a cambio de que declaren lo que ellos necesitan”, dijo en una carta pública.

El 13 de agosto de 2019, Robles Berlanga fue puesta en prisión preventiva y confinada en el penal de Santa Martha Acatitla por ejercicio indebido del servicio público cuando fue Secretaria de Desarrollo Social. El 18 de septiembre de 2019, la Secretaría de la Función Pública (SFP) la inhabilitó por 10 años para empleos, cargos o comisiones en el servicio público por falsear información en su declaración patrimonial. Hoy sigue detenida.

A lo largo del escrito, recordó que apenas el pasado 21 de octubre, sus abogados solicitaron por diversos motivos el sobreseimiento de la causa penal que se sigue en su contra, proceso en el que le hubiera gustado que los medios asistieran “para darle más transparencia” al caso “frente a la opacidad con la que la Fiscalía ha manejado otros”.

“Llevo más de un año privada arbitrariamente de mi libertad. La prueba más contundente es la confesión pública del propio Fiscal General de que prácticamente me tienen como rehén ‘porque no he querido colaborar’ para que obtengan la información que ellos quieren (no importa que no sea verdad) y completar así el guión que han fabricado y que nada tiene que ver con la justicia”, sostuvo la exsecretaria de Estado.

Por ello, afirmó también que sabe “lo que pretenden para que yo tenga mi libertad (como en otros casos) es que señale como responsables a excolegas míos, de mayor jerarquía en el Gabinete del sexenio pasado, con el objetivo de dirigir hacia ahí sus baterías”.

“Su teoría, sus hipótesis, nada tienen que ver con la verdad. Yo no mentiré para obtener mi libertad. No quiero salir por la puerta de atrás. Seguiré luchando por las causas legales porque soy inocente, porque confío que alguien en el sistema judicial tendrá la valentía de aplicar la ley, porque creo en un sistema de justicia que tiene un enfoque garantista, defensor de los derechos humanos, y porque espero una respuesta positiva de los organismos internacionales a los que también he recurrido”, escribió la exfuncionaria.

En la misiva, subrayó que no desea que “se abran estas pesadas puertas con la mentira y la falsa delación disfrazada de testigo colaborador. Aspiro a que sea con la verdad y demostrando mi inocencia, lo que seguramente se logrará si prevalece el Estado de Derecho y se aplica la ley”.

La excolaboradora del Gobierno de Enrique Peña Nieto consideró que nada se gana utilizando la justicia “para vendettas”, ya que “esto no es propio de la izquierda” y “tampoco tiene nada que ver con la República Democrática que muchos queremos defender y por la que hemos luchado toda la vida”.

ROBLES, PRESA PORQUE ENCUBRE A LOS DE LA ESTAFA MAESTRA: FGR

En septiembre de 2018, Rosario Robles asistió a la ceremonia del 171 aniversario de la gesta heroica de los niños héroes de Chapultepec y la explanada del altar a la patria.

En septiembre de 2018, Rosario Robles asistió a la ceremonia del 171 aniversario de la gesta heroica de los niños héroes de Chapultepec y la explanada del altar a la patria. Foto: Diego Simón Sánchez, Cuartoscuro

El pasado 12 de agosto, Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República (FGR), dijo en una videoconferencia y a pregunta expresa que Rosario Robles Berlanga está detenida y Emilio Lozoya Austin no, porque la exsecretaria no ha dicho quiénes están detrás del fraude masivo contra México conocido como “Estafa Maestra”.

“Este individuo [Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex)] está haciendo una oferta formal y una denuncia de hechos”, dijo Gertz Manero cuando se le preguntó si había un trato distinto para ambos exfuncionarios del Gobierno de Enrique Peña Nieto. “Una circunstancia que ha generado una denuncia patrimonial de 400 millones de pesos”, precisó.

“En el otro caso [el de Rosario Robles] no hay eso y es un daño por 15 mil millones de pesos, donde están involucradas gran parte de las instituciones educativas del país”, comentó el Fiscal General.

“La jerarquía de los daños merecen la actitud solidaria para descubrir la ‘Estafa Maestra’, una conducta reiterada en donde se incluyeron y usaron las instituciones de educación superior, decenas de personas procesadas, gente que ha ido teniendo sentencias. Toda clase de procedimientos probados”, afirmó Gertz Manero, y luego agregó, con tono de indignación: “¡Por favor, digo, qué pasó!”.

Un día antes, una Jueza federal admitió a trámite un amparo promovido por Rosario Robles Berlanga para afrontar su proceso penal en libertad.

Robles Berlanga había impugnado la resolución del Juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Sur, Ganther Alejandro Villar Ceballos, luego que le rechazara la solicitud de prisión preventiva domiciliaria.

Será el 17 de agosto y el 9 de septiembre cuando la Jueza María Dolores Núñez solario celebra las audiencias donde determine si otorga la medida solicitada por la exfuncionaria.

De acuerdo con la causa promovida por Rosario Robles, la resolución del Juez Villar Ceballos violó los artículos constitucionales 1, 4, 14, 16, 17, 18, 19 y 20, apartado “B”, segundo párrafo.

El pasado 12 de agosto de 2019, Rosario Robles, extitular de Sedesol y Sedatu, a su llegada a los juzgados del Reclusorio Sur, para presentarse a la audiencia por las acusaciones por el supuesto desvío de recursos durante su administración.

El pasado 12 de agosto de 2019, Rosario Robles, extitular de Sedesol y Sedatu, a su llegada a los juzgados del Reclusorio Sur, para presentarse a la audiencia por las acusaciones por el supuesto desvío de recursos durante su administración. Foto: Rogelio Morales, Cuartoscuro

EL CASO ROSARIO ROBLES

En agosto de 2019, la Fiscalía General de la República (FGR) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) acusaron a Rosario Robles Berlanga por omisiones que permitieron el desvío de 5 mil 73 millones 358 mil 846 pesos en las secretarías que dirigió en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

La Fiscalía y la Auditoría presentaron como pruebas 27 convenios que realizaron las dos secretarías mientras Robles era su titular. Dichos convenios se llevaron a cabo con la Universidad de Morelos; con la Universidad Politécnica de Hidalgo; con la Televisora de Hermosillo; con la Universidad Politécnica de Quintana Roo; con la Universidad de Chiapas; con Radio y Televisión de Hidalgo y con el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social.

Rosario Robles fue Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (2015-2018), Secretaria de Desarrollo Social (2012-2015) y Jefa de Gobierno sustituta del Distrito Federal (1999-2000) entonces por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

A la exfuncionaria se le relaciona con el desvío de 7 mil 670 millones de pesos. Este dinero habría sido entregado entre 2013 y 2014 a 186 empresas, pero 128 de ellas no disponían de la infraestructura ni de la personalidad jurídica para prestar tales servicios.