La Profeco recibió 198 denuncias de las que se verificaron 176 gasolineras. “Ha crecido mucho el número de los que no se dejan verificar”, dijo el funcionario, por lo que adelantó que las próximas visitas las realizarán con la CRE, la ASEA y la Guardia Nacional.

Las empresas que no permitieron la verificación se ubican en Guanajuato, Nuevo León, Tabasco y Querétaro. Servicio Gasolinero Zapotlanejo, en Jalisco, no permitió la colocación de sellos de inmovilización y en Tepeji del Río se encontraron 14 bombas con alterador en el pulsador.

Ciudad de México, 26 de octubre (SinEmbargo).- Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), aseguró que con la entrada en vigor de la NOM-005 aumentó el número de empresas gasolineras que no permiten la verificación “muy probablemente porque con el cambio de la norma no están actualizados”. El funcionario informó que se localizó un rastrillo en una estación de servicio en el estado de Puebla y 14 pulsadores en Hidalgo.

Durante la semana anterior la Profeco recibió 198 denuncias, a través de la app de Litro por Litro, de las que se verificaron 176 gasolineras. Del total, seis no permitieron la revisión, presumiblemente por la entrada en vigor de la nueva norma. “Ha crecido mucho el número de los que no se dejan verificar”, dijo el funcionario, por lo que adelantó que las próximas visitas las realizarán en compañía de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) en coordinación con la Guardia Nacional.

Las empresas que no permitieron la verificación se ubican en Silao, Guanajuato; Sabinas Hidalgo, Nuevo León; en Comalcalco, Tabasco; y en el estado de Querétaro, una en Colón y dos en San Juan del Río.

Servicio Gasolinero Zapotlanejo, en Zapotlanejo, Jalisco, no permitió la colocación de sellos de inmovilización. Además, en Tepeji del Río, Hidalgo, la Profeco ubicó 14 bombas que tenían un alterador en el pulsador “que sirve para robar a los consumidores, para dar de menos”, dijo el Procurador.

ricardo-sheffield-26-octubre-2020

Ricardo Sheffield vinculó el impedimento en as verificaciones con a nueva NOM. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro.

En Cuautlancingo, Puebla, la institución encontró un rastrillo que tiene el mismo fin que los pulsadores, dijo Sheffield.

También dio a conocer los datos de la semana anterior sobre el “Quién es quién” en el precio de los combustibles.

Sobre la gasolina regular, o Magna, Chrevron de La Paz, Baja California Sur, fue la más cara, con un precio de 20.77 pesos, con un margen de 3.90 pesos; el precio más bajo se encontró en Rendichicas, en Culiacán, Sinaloa, con un costo de 17.52 pesos por litro, un margen de 19 centavos.

En la Premium el más caro fue Shell en Benito Juárez, Ciudad de México, en 22.42 pesos por litro, además destacó que tuvo un margen de ganancia de 5.08 pesos, por uno; la más económica fue la franquicia Pemex, en Doctor Mora, Guanajuato, a 17.52 por litro, un margen de 19 centavos.

El diesel más caro lo vendió Mobil en Monterrey, Nuevo León, hasta en 20.37 por litro, un margen de 3.88 pesos; y la franquicia Pemex en Alvarado, Veracruz, el más barata en 16.99 por litro, 28 centavos de margen.

RedcCo, Chrevron y Arco fueron las que otorgaron los precios más altos, y los más económicos fueron Total, G500 y Orsan.

En la venta del gas LP en tanque estacionarios se encontró el precio más alto en Gas Express Nieto de México en Azcapotzalco, Ciudad de México, fue con un margen 6.91 pesos por litro, en 12.56 pesos por litro. La expendedora ubicada en Gas del Noreste en Aguascalientes, Nuevo León, con el margen más bajo 1.07 pesos, con el precio en 8.64 pesos por litro.

En cilindros, el primer lugar en las más caras fue Gas Express Nieto de México en Azcapotzalco, Ciudad de México, en 23.09 pesos por kilo, un margen de 11.70 pesos; el más económico se vendió en Gas Providencia en San José Iturbide, Guanajuato, en 15.79 por kilo, con un margen de dos pesos 34 centavos.