Canadá confirmó hoy su segundo caso del nuevo coronavirus responsable del brote infeccioso en la ciudad china de Wuhan, al informar que la esposa del primer paciente en contraer la enfermedad en el país también se ha contagiado. Los dos pacientes, que residen en Toronto, llegaron a la ciudad canadiense el 22 de enero procedentes del país asiático.

Mientras que Camboya ha anunciado este lunes el primer caso hallado en su territorio de una persona infectada por el “coronavirus de Wuhan”, donde ya se ha cobrado ochenta víctimas mortales. El paciente es un hombre de nacionalidad china que había viajado a Camboya y que está actualmente en aislamiento, señaló el Ministro de Sanidad del país del Sudeste Asiático, Mam Bunheng.

Por Ana Míguez y Vicente Nieves

Ciudad de México, 27 de enero (Economía Hoy).– Caídas generalizadas en el petróleo. Los precios del barril de Brent, de referencia en Europa, y del de West Texas (Estados Unidos) registran correcciones que rondan los tres puntos porcentuales y ambos retroceden a mínimos de octubre. Las caídas (son del 10 por ciento desde el pasado lunes) se producen pese a la drástica caída de la producción en Libia, que tiene gran parte de sus puertos inactivos, y a la incertidumbre en Oriente Medio.

Desde que el coronavirus comenzó a propagarse con mayor intensidad (y a afectar a los mercados europeos) el Brent se desploma más de un 10 por ciento. El miedo es tal que las caídas del crudo en la jornada de este lunes se producen pese a que la producción de petróleo en Libia se hundido en 900 mil barriles por día, lo que compensaría de una tacada todo el superávit que se pronostica para este mercado en la primera mitad de 2020.

El crudo Brent, de referencia en Europa, cotizaba a las 10:00 horas de este lunes en el International Exchange Futures a 59.1 dólares, y perdía el nivel de los 60 dólares. El precio de WTI pierde 2.93 por ciento ubicándose en 52.60 dólares por barril. Ambos precios tocaron niveles de octubre del año anterior.

Los expertos de Commerzbank comentan que “la caída de la producción en Libia a sólo 284 mil barriles por días la semana pasada habría impulsado el precio del petróleo de forma importante semanas atrás. Ahora la caída de la producción es de 900 mil barriles por día, lo que casi iguala la sobre-oferta para este primer trimestre”.

Los economistas del banco alemán creen que si la crisis del coronavirus se prolonga, la OPEP y sus aliados se reunirán para negociar un nuevo recorte de la producción. “La OPEP y sus aliados tendrán que responder para asegurar la estabilidad del mercado de petróleo”, aseguró el Ministro de Energía de Arabia Saudita.

“Esto hace indicar que la OPEP está listar para actuar si el coronavirus tiene una influencia notable en la demanda de crudo”, sentencia los analistas de Commerzbank.

Detrás de estos descensos vuelve a estar el miedo al coronavirus. El brote chino sigue preocupando a los mercados y los inversores de materias primas temen que China, que es el mayor importador mundial de petróleo, recorte los pedidos. Al mismo tiempo se prevé una moderación en los viajes a nivel mundial. De hecho, el Gobierno chino ha prorrogado las vacaciones del Año Nuevo para contener los contagios.

Diego Morin, analista de IG, destaca en una nota que China es el segundo país del mundo que más petróleo consume, por lo que una desaceleración en el transporte traerá más caídas en los precios del oro negro”.

Registro de una colonia de coronavirus bajo la lupa de un microscopio. Foto: EFE/CDC/Archivo

El pasado sábado, el Presidente Xi Jinping comentó que el coronavirus se está extendiendo más rápido de lo que pensaban y que están en una situación muy grave, ya que los funcionarios de China están teniendo muchos problemas a la hora de conseguir cura para la enfermedad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha declarado el virus como una emergencia sanitaria, ya que aún necesitan más datos para ser certeros.

El coronavirus puede con todo. Pese a que su impacto real en el demanda de crudo ha sido hasta hoy muy limitado, la incertidumbre que genera está aplacando las fuerzas alcistas generadas por el desplome de la producción en Libia y la inestabilidad en Oriente Medio. Durante este fin de semana cinco cohetes han impactado en la Zona Verde de Bagdad, la parte de la capital fortificada que alberga las sedes de los principales ministerios y embajadas extranjeras, y al menos alguno habría caído en el recinto de la Embajada estadounidense.

-Con información de EFE

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍA HOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.