Author image

Salvador Guerrero Chiprés

27/02/2024 - 12:03 am

Voladas y cuasiverdades

¿El New York Times ha sustituido los cánones periodísticos por ese sano criterio de la ironía ante la ausencia de evidencias localizado al centro de la oración “no tengo pruebas, pero tampoco dudas”?

“ProPublica y New York Times están en una guerra sucia e injerencia en tiempos electorales”. Foto: AP

Los grupos mexicanos son la amenaza más grande para la seguridad en Estados Unidos, tienen presencia en más de la mitad del mundo, han reclutado a más de 44 mil personas, financiaron la campaña de López Obrador. Todas son aseveraciones o filtraciones surgidas supuestamente desde la DEA en diferentes momentos sin elementos probatorios. Hay una gran cantidad de afirmaciones editorializadas y muy poca sustantiva reporteril, es decir, casi cero fuentes.

¿El New York Times ha sustituido los cánones periodísticos por ese sano criterio de la ironía ante la ausencia de evidencias localizado al centro de la oración “no tengo pruebas, pero tampoco dudas”?

Ha habido muestra de colaboración democratizadora en el NYT y también de su rezago de hasta 5 años, como en el caso de Jayson Blair, quien escribió falsedades al grado de inventar textos e historias enteras en 1998 y hasta el 2003 aquel diario comenzó a revisar autocráticamente los trabajos del periodista quien había realizado ficción y plagio hasta en 70 notas.

En el NYT como en ningún diario del mundo existe blindaje contra las “voladas” y el encubrimiento de versiones interesadas características de las columnas no firmadas del mundo.

¿Cómo distinguir cuándo estamos frente a una filtración con auténtico “sello de origen” de la DEA o semejantes y cuándo es la mano y la pluma de “el poder” a través de quienes firman? Conviven “voladas y posverdad”, la idea según la cual lo publicado pasa a representar lo real aun cuando carezca de conexión material con ella, especialmente cuando existen grupos políticos y de interés para quienes las reservas de los medios son directamente proporcionales a la discrepancia de las opiniones de unas y otros.

A finales de julio del año pasado, Anne Milgram, directora de la DEA, acudió al Congreso de Estados Unidos a declarar sobre el combate al narcotráfico en México. Tres aspectos llamaron la atención entonces.

Según dijo, 1) dos grupos rivales en México tienen presencia en más de 100 países —de 193 reconocidos por la ONU— y 50 de 52 estados de Estados Unidos; 2) controlan casi la totalidad del suministro y producción de fentanilo, y 3) ambos están integrados por cerca de 44 mil personas.

¿Cómo llegó la agencia a esos números? ¿Cuál fue el método empleado para su estimación? Preguntas y respuestas ausentes. Los datos fueron validados por la oposición y la respuesta del gobierno no fue precisar si existen datos semejantes, habría sido leído el incidente como una provocación para responder con “datos reales”, lo cual fue evitado por el gobierno.

Los incentivos de la DEA, concediendo a la versión correspondiente, resultan previsibles: evidenciar la amenaza de las drogas para EU, y entre más grande es el tamaño de advertencia mayores posibilidades de justificar presupuestos y operaciones en territorios extranjeros.

ProPublica y New York Times están en una guerra sucia e injerencia en tiempos electorales, de acuerdo con la candidata puntera a la presidencia de la República, Claudia Sheinbaum, y el Jefe de Gobierno de la CDMX, Martí Batres. ¿Quiénes serían los autores intelectuales de la “información”? Las campañas comienzan y las voladas se avecinan.

Salvador Guerrero Chiprés
Salvador Guerrero Chiprés es presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México. Es doctor en Teoría Política por la Universidad de Essex, Inglaterra; maestro en Comunicación por la Universidad Iberoamericana y licenciado en Derecho y en Comunicación por la UNAM. Fue asesor de la Secretaría de Seguridad Pública del entonces Distrito Federal y de la Comisión Nacional de Seguridad, y Comisionado Ciudadano de Transparencia en el InfoDF.

Los contenidos, expresiones u opiniones vertidos en este espacio son responsabilidad única de los autores, por lo que SinEmbargo.mx no se hace responsable de los mismos.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video