El grupo bancario apuntó que muchas de las variables económicas más tradicionales han presentado niveles bajos históricamente o ajustes mensuales nunca antes vistos, “lo que parece presagiar un agudo desplome de la actividad”.

México, 27 de mayo (EFE).- Los indicadores económicos de México continúan deteriorándose por culpa de la pandemia de coronavirus y parecen apuntar a una devastación de la actividad que no parece terminar aún, alertó este miércoles el Grupo Financiero Citibanamex.

“Todas las señales apuntan a una recesión que será más profunda que cualquier otra desde 1930. Varios de los indicadores económicos de alta frecuencia sugieren una disminución de la actividad más pronunciada que la registrada en 2009”, dijo la firma financiera en un informe especial publicado en la prensa mexicana.

En su reporte “Dos meses de cuarentena. ¿En dónde estamos parados?”, el grupo bancario señaló que los indicadores económicos y los de salud del país tienen una tendencia al deterioro que parece puede persistir en las próximas semanas

“Especialmente si los mensajes optimistas del Gobierno inducen a la población a volver a sus actividades normales cuando al mismo tiempo que la curva de la epidemia está lejos de aplanarse como señalan las autoridades”, señaló.

Citibanamex mencionó que al 12 de abril la ocupación hotelera nacional tuvo un mínimo histórico del 4 por ciento y que los indicadores de crédito y la banca están un 30 por ciento y 40 por ciento, respectivamente, por debajo de lo normal.

En abril se espera una fuerte contracción por la caída de 40 por ciento a tasa anual de las exportaciones no petroleras y del 30 por ciento de la disminución de las importaciones de consumo y bienes de capital en su comparación anual, la mayor desde diciembre de 1995.

El grupo bancario apuntó que muchas de las variables económicas más tradicionales han presentado niveles bajos históricamente o ajustes mensuales nunca antes vistos, “lo que parece presagiar un agudo desplome de la actividad”.

Los analistas señalaron que este panorama los lleva a confirmar su pronóstico de una contracción del 9 por ciento del PIB este año “asumiendo que el Gobierno sí termina por implementar medidas de apoyo adicionales por hasta 1.5 por ciento del PIB”.

Pero, de no darse este apoyo o que se otorgue demasiado tarde, las perspectivas del crecimiento empeorarán hasta una caída del 10.5 por ciento del PIB, advirtieron.

Sobre la reapertura a partir del 1 de junio de algunos sectores de la economía del país tras dos meses de medidas contra la pandemia, el grupo bancario resaltó que los resultados en la salud sugieren que aún no termina la peor parte de la emergencia sanitaria.

El Gobierno “está ansioso” por que se reanuden las operaciones de los negocios no solo por los datos duros sino porque Estados Unidos ha estado presionando a México por la integración de las cadenas de producción, añadió la firma bancaria.