Economía

La producción de crudo con EPN cayó 25.93%, y la compra externa de gasolina aumentó un 69.59%

27/09/2018 - 7:00 pm

Petróleos Mexicanos ha registrado una caída en cuanto a producción en este sexenio. De 2013 hasta agosto de este año la producción de crudo ha caído un 25.93 por ciento mientras que la importación de gasolinas se ha incrementado 65.59 por ciento en el mismo periodo, de acuerdo con el reporte más reciente de la Petróleos Mexicanos.

Pemex cuenta con seis refinerías ubicadas en Cadereyta (Nuevo León), Madero (Tamaulipas), Minatitlán (Veracruz), Salamanca (Guanajuato), Tula (Hidalgo) y Salina Cruz (Oaxaca), de las cuales, tres operan al 50 por ciento o menos de su capacidad.

La nueva administración federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador pretende construir una nueva refinería, la cual se ubicará en Dos Bocas, Tabasco, y producirá 400 mil barriles de gasolina al día.

Ciudad de México, 27 de septiembre (SinEmbargo).– La producción de crudo de Petróleos Mexicanos (Pemex) sigue registrando niveles mínimos, mientras que las importaciones de gasolinas, gas licuado y diesel van en aumento.

De 2013 hasta agosto de este año la producción de crudo ha caído un 25.93 por ciento mientras que la importación de gasolinas se ha incrementado 65.59 por ciento en el mismo periodo.

En agosto de este año hubo un descenso del 5.9 por ciento en la producción de barriles de crudo diario, con respecto al mismo periodo de 2017. En el octavo mes de 2018, la petrolera generó mil 816 millones de barriles diarios, cifra menor a la de julio (mil 840) y a la del mismo mes del año pasado (mil 930), de acuerdo con el reporte más reciente de la petrolera.

Pemex cuenta con seis refinerías ubicadas en Cadereyta (Nuevo León), Madero (Tamaulipas), Minatitlán (Veracruz), Salamanca (Guanajuato), Tula (Hidalgo) y Salina Cruz (Oaxaca), de las cuales, tres operan al 50 por ciento o menos de su capacidad.

Las refinerías fueron construidas en la década de los 70 y no fue sino hasta finales de 2015 cuando se comenzó a invertir en ellas mediante asociaciones público-privadas.

La producción de crudo, que incluye al pesado, ligero y superligero, ha caído 22.75 por ciento en los últimos cinco años. En 2013, Pemex producía un total de 2 mil 522 barriles diarios, cifra menor a los mil 948 barriles diarios que bombeó en 2017.

La caída en la producción de petróleo crudo continuó en los primeros ocho meses de este año, con un total de mil 816 millones de barriles diarios.

SUBEN IMPORTACIONES

A la par que ha caído la producción de crudo, la importación de gasolina va en aumento. En lo que va del año Pemex ha comprado un total de 594.0 miles de barriles diarios para abastecer el mercado interno mexicano. Su mayor cifra desde que se tiene registro (año 2006).

El el año 2017, el 71.58 por ciento de la gasolina utilizada por los mexicanos en 2017 fue importada, con un total de 570.6 miles de barriles diarios traídos del extranjero, especialmente de Estados Unidos.

El total de barriles comprados a países extranjeros en 2017 representó el 71.58 por ciento de las ventas totales de combustible en México, las cuales fueron de 797.1 miles de barriles diarios.

La dependencia energética también se observa en el Gas licuado de petróleo (LP), que en los primeros ocho meses del año alcanzó los 57.5 miles de barriles diarios, cifra mayor a la registrada en 2017 cuando fue de 42.6 miles de barriles diarios.

El diesel es otro de los productos petrolíferos que ha venido incrementado en las importaciones. De enero a agosto de este año se trajeron un total de 234.9 miles de barriles diarios, casi similar a lo reportado en todo 2017 ( 237.5 miles de barriles diarios) y uno de los mayores registros desde el año 2013, de acuerdo con datos de la petrolera.

Carlos Treviño Medina, director general de Pemex, reconoció entrevista con el diario ElEconomista que la producción de crudo de la petrolera quedará “significativamente” por debajo de la meta planteada de 1.915 millones de barriles diario, por lo que incluso deberá importar petróleo para satisfacer las necesidades nacionales de proceso.

La nueva administración federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador pretende construir una nueva refinería, la cual se ubicará en Dos Bocas, Tabasco, y producirá 400 mil barriles de gasolina al día.

El pasado 11 de septiembre, el Presidente electo sostuvo una reunión con integrantes de su gabinete y empresarios petroleros para abordar el tema de la construcción de una refinería y la rehabilitación de las seis ya existentes.

La reunión, que se realizó al interior de la casa de transición de López Obrador en la colonia Roma, contó con la presencia de la próxima Secretaria de Energía, Rocío Nahle García, el futuro titular de Pemex, Octavio Romero Oropeza, Adán Augusto López, Gobernador electo de Tabasco, entidad donde se realizará la nueva refinería; así como cinco empresarios expertos en construcción de refinerías.

Al salir del encuentro, Nahle informó que la constructora estadounidense Bechtel manifestó su interés en participar en la construcción de la nueva refinería.

La empresa Bechtel, con 120 años de experiencia en proyectos de infraestructura, defensa y seguridad nuclear, petróleo, gas y productos químicos, es una de varias propuestas que han recibido para efectuar el plan de López Obrador.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas