Mundo

PERFIL | Giorgia Meloni, la admiradora de Mussolini que se perfila a gobernar Italia

27/09/2022 - 9:00 pm

El triunfo de Giorgia Meloni en Italia, con el apoyo de la Liga, el partido del exprimer ministro Silvio Berlusconi opuesto a la migración y de tendencia ultraconservadora, refuerza la posibilidad de que el país pueda tener su primer Gobierno de extrema derecha desde la caída de Benito Mussolini en la II Guerra Mundial.

Ciudad de México, 27 de septiembre (SinEmbargo).– Giorgia Meloni, una política con 30 años de trayectoria que es líder del partido Hermanos de Italia, mismo que cuenta con raíces neofascistas, fue la gran triunfadora en las elecciones del domingo y se perfila como Primer Ministra del Gobierno de Italia, la primera mujer que ocuparía el cargo.

Con más del 40 por ciento de los votos en favor de partidos ultraderechistas, pese a la baja participación ciudadana, que fue de alrededor del 64 por ciento, aproximadamente nueve puntos menos de los que hubo en los comicios de 2018, se refuerza la posibilidad de que el país pueda tener su primer Gobierno de extrema derecha desde la Segunda Guerra Mundial de la mano de Meloni.

Con 45 años de edad, de los cuales 30 se ha desempeñado dentro de la política italiana, Meloni se colocó como la favorita para llegar al Palazzo Chigi, en Roma, y presidir el Consejo de Ministros de ese país luego de que eventualmente reciba el encargo del Presidente Sergio Mattarella, de acuerdo con los resultados preliminares de este lunes.

Giorgia nació el 15 de enero de 1977 en la capital italiana, y con sólo 15 años de edad, en 1992, se integró a la sección juvenil del Movimiento Social Italiano, un partido que se fundó al término de la Segunda Guerra Mundial, por simpatizantes del Fascista Benito Mussolini. En ese entonces, la sección juvenil de dicho partido fue denominada Frente de la Juventud.

Fue hasta mediados de los noventa cuando Gianfranco Fini transformó al partido en lo que se conoció como Alianza Nacional, y pese a que este calificó al fascismo como “mal absoluto”, Meloni, con entonces 19 años de edad, sostuvo que Mussolini fue “un buen político”, y que como él no había otro en los últimos 50 años.

La líder del partido de ultraderecha Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, habla en un mitin antes de las elecciones del 25 de septiembre, en Ancona, Italia, el martes 23 de agosto de 2022.
La líder del partido de ultraderecha Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, habla en un mitin antes de las elecciones del 25 de septiembre, en Ancona, Italia. Foto: Domenico Stinellis, Archivo, AP

Esta situación fue retomada por medios locales italianos, así como por un sitio francés, luego de que el año pasado una investigación periodística evidenció que un miembro de su partido mantenía vínculos con grupos radicales neofascistas. En tanto, otro candidato de su partido en Sicilia fue expulsado del mismo por celebrar a Adolfo Hitler en redes sociales, mientras que el hermano del dirigente Ignacio La Russa hizo el saludo romano en el funeral de un militante.

En 2021, Meloni aseguró que “los nostálgicos del fascismo son los tontos útiles de la izquierda”. No obstante, el símbolo de la sección juvenil de Hermanos de Italia es muy similar al del Frente de la Juventud de los años 70, incluso mantienen la llama en color verde, blanca y roja que había en el original, así como su eslogan: “Dios, patria y familia”, usado también por el fascismo italiano.

Aunque es periodista de profesión, en 2004 Meloni lideró la sección juvenil de Alianza Nacional y dos años más tarde, a los 29 años de edad, además de obtener su licencia de periodista y convertirse en madre por primera vez, asumió la Vicepresidencia adjunta de la Cámara de Diputados de Italia. En 2008, tras el triunfo electoral de Silvio Berlusconi, a quien Meloni considera su mentor, asumió con 31 años como Ministra de Política Juvenil, cargo que ocupó hasta 2011.

Un año después, en 2012, fundó junto a Ignazio La Russa y Guido Crosetto su propio partido, Hermanos de Italia, frase que también corresponde a las primeras tres palabras del himno nacional de ese país. Con este partido, en 2018 apenas rebasó el cuatro por ciento de las votaciones a favor, y en las europeas de 2019, obtuvo el 6.4 por ciento de los sufragios.

Con ideas claramente conservadoras, Giorgia hizo alianzas internacionales con partidos ultraderechistas como el español Vox, el polaco Ley y Justicia, los conservadores británicos y el partido Demócratas Suecos, los cuales formaron el grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos, que la italiana también presidió.

Entre estos, con el que mantiene una relación más estrecha es con Vox, al que califica como el hermano gemelo de Hermanos de Italia, por lo que ha participado en mítines del partido ultraderechista español, lo que reafirma su postura antimigrante, antiabortista, y abiertamente conservadora.

Tras el virtual triunfo de la alianza ultraderechista italiana, Santiago Abascal, líder de Vox, celebró la ventaja de Meloni, tuiteando que “millones de europeos tienen sus esperanzas puestas en Italia”. Meloni “ha mostrado el camino para una Europa orgullosa, libre y de naciones soberanas, capaces de cooperar para la seguridad y la prosperidad de todos”.

Meloni también se ha expresado contra el aborto, derecho que asegura no prohibirá pese a que en los lugares en donde su partido gobierna ha sufrido restricciones, así como contra la adopción homoparental o por parte de una persona soltera. En su biografía, titulada Yo soy Giorgia, explica que su postura antiabortista se remonta a la decisión de su madre de no interrumpir su embarazó cuando la esperaba a ella.

Giorgia Meloni, presidenta del partido derechista Hermanos de Italia. Foto: Europa Press.

En la misma autobiografía, un best seller en su país, justifica que el abandono de su padre, quien se fue a las Islas Canarias cuando Giorgia era una niña, es lo que la hace estar en contra de las adopciones homoparentales o por parte de una persona soltera.

En el libro también habla de la obesidad por la que atravesó en su adolescencia, momento en el que, aseguró, sufrió acoso y que, detalló, utilizó para perder 10 kilos en tres meses. También se ha declarado no feminista e incluso se denomina “el presidente”, en masculino, de su partido, y ha asegurado que “las mujeres no son un panda en vía de extinción”, por lo que no está a favor de las cuotas rosas en su país, con las que se obliga a las empresas a designar un un porcentaje de mujeres para que ocupen puestos directivos.

El ascenso meteórico de Meloni en la tercera mayor economía de la Unión Europea ocurre en un momento crucial en el que buena parte del continente atraviesa dificultades debido al elevado precio de la energía, una consecuencia de la guerra en Ucrania, y en el que la determinación de Occidente de mantener un frente unido ante la agresión rusa está siendo puesta a prueba.

Este ascenso de Giorgia fue gracias a la colaboración que el partido Hermanos de Italia formó con la Liga, un partido opuesto a la inmigración, y con el apoyo del exprimer ministro Silvio Berlusconi, de tendencia conservadora. Sin embargo, y a pesar de estos apoyos, el camino que Meloni tendrá que seguir para asumir el cargo de Primer Ministra no será fácil.

Esto, porque, en un primer momento, Sergio Mattarella, Presidente de Italia, se reunirá con los líderes de los partidos y coaliciones que tengan representación en el Parlamento, en donde hará la encomienda de conformar el Consejo de Ministro al político que considere capaz de obtener los apoyos suficientes en la Cámara como en el Senado, lo que algunos analistas consideran que puede delegar a Matteo Salvini, representante de la Liga.

Tras ratificar el apoyo con el que cuenta, el Presidente nombrará oficialmente al o la Primer(a) Ministro(a). Entonces tendrá la obligación de mantener la estabilidad del Congreso italiano durante toda la Legislatura, lo que plantea un reto para Meloni, ya que por un lado se encuentra Salvini de la Liga, partido con el que Hermanos de Italia mantiene una competencia, y con Silvio Berlusconi, que aunque tiene tendencia conservadora, aspiraba a convertirse en Primer Ministro, y con quien Meloni estuvo como Ministra y ahora liderará el Ejecutivo.

Después de que se diera a conocer su virtual triunfo, este domingo, Giorgia pareció mantener un tono moderado en sus primeras declaraciones, ya que dijo que se esmerará en unir a su país en caso de ser la encargada de conformar el próximo gabinete.

“Si se nos llama a gobernar esta nación, lo haremos para todos, lo haremos para todos los italianos, y lo haremos con el objetivo de unir a la gente (de este país)”, dijo la líder de Hermanos de Italia, en declaraciones desde las oficinas del partido en Roma.

“Italia nos eligió”, añadió. “No traicionaremos (al país), como nunca lo hemos hecho”.

Luego de que los sondeos a boca de urna efectuados durante las votaciones del domingo indicaban que ella era la probable ganadora, Meloni ha suavizado su mensaje de extrema derecha en un aparente intento de tranquilizar a la Unión Europea y otros aliados internacionales.

“Es el momento de ser responsables”, declaró en una presentación en vivo por televisión, en la que describió que la situación de Italia y la Unión Europea es “particularmente compleja”.

– Con Información de AP

Nora Nancy Gaspar Resendiz
Comunicóloga por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Busca ejercer un periodismo libre, crítico y con responsabilidad social. Actualmente es parte de la Unidad de Investigación y Multimedia de SinEmbargo.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas