La mujer ingresó el 5 de noviembre al hospital para ser operada en comodato por el IMSS y su caso fue considerado de alto riesgo ante complicaciones por sus antecedentes.

Ciudad de México, 27 de noviembre (SinEmbargo).- Una mujer de 97 años venció la COVID-19 con el apoyo del personal médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la Unidad Médica Santa Cecilia, Monterrey, Nuevo León.

Leonor derrotó la COVID-19 a pesar de su edad y sus antecedentes degenerativos de hipertensión arterial.

“Me voy muy contenta con todos sus servicios, todos me vieron muy bien. Todo lo que hacen es mucho sacrificio por los enfermos, que Dios se los pague”, dijo doña Leonor al abandonar el hospital.

La mujer ingresó el 5 de noviembre al hospital para ser operada en comodato por el IMSS y su caso fue considerado de alto riesgo ante complicaciones por sus antecedentes.

La mujer ingresó el 5 de noviembre a la unidad médica operada en comodato por el IMSS y su caso fue considerado de alto riesgo ante complicaciones por sus antecedentes. Foto: IMSS

El equipo de Respuesta COVID-19 del Hospital Santa Cecilia realizó una valoración geriátrica integral con ajuste de medicación, oxígeno, terapia, ejercicios respiratorios y movilización temprana, acorde a las necesidades y a la edad de la paciente.

“Me siento bien, yo todavía me levanto a lavar y a asear mi cuarto. También puedo hacer comida, tengo andadera para andar con las dos manos y tengo bastón para hacer con una mano y así”, comentó la paciente.

Al ser dada de alta, doña Leonor fue despedida con aplausos del personal, que bajo las normas de la sana distancia, formó una valla para despedirla y celebrar su recuperación.

La mujer ingresó el 5 de noviembre a la unidad médica operada en comodato por el IMSS y su caso fue considerado de alto riesgo ante complicaciones por sus antecedentes. Foto: IMSS

Por su parte, la doctora Cinthia Mariel Mota Guzmán, médica anestesióloga, líder del Equipo de Respuesta COVID-19, dijo que el caso de doña Leonor fue un reto para el personal médico, pues no habían atendido a una persona de esa edad en esta unidad médica del IMSS.

“Afortunadamente contamos con la asesoría geriátrica, así que hubo un manejo interdisciplinario, complementamos la experiencia tratando pacientes COVID-19 con los conocimientos de la especialidad en geriatría; era muy necesario mantener la estabilidad de la paciente; fue importante el tratamiento integral”, detalló.

Además, la doctora Liora Elizabeth Barra Farfán, médico general y también parte del Equipo de Respuesta COVID, explicó que platicar con Leonor durante sus jornada de trabajo fue una grata experiencia.

“Cuando la ves, es como si se te reflejara algún pariente tuyo, tu abuelita, tu abuelito… causa ternura, son los extremos de la vida, la ves más frágil, pero a la vez muy fuerte”, concluyó la doctora.