Author image

Salvador Guerrero Chiprés

28/05/2024 - 12:03 am

¿Sin mentiras no hay paraíso? El ataque a Brugada

“Yo creo que este empresario con algunas pulsiones perdió una oportunidad de (re)conocer no sólo a Brugada sino a la colectividad que representa en la ciudad más progresista y difícil de engañar del país”.

“Al atacar con unas hojas en blanco y una historia inverosímil a Clara Brugada Molina este ganadero y empresario citrícola renunció a la comunicación potencial con uno de los proyectos más innovadores de solidaridad social del continente, las Utopías”. Foto: Twitter @ClaraBrugadaM

Arturo Castagné Couturier decidió entregarse a la manipulación de priistas y panistas ahora en la capital nacional.

Al atacar con unas hojas en blanco y una historia inverosímil a Clara Brugada Molina —junto con Claudia Sheinbaum Pardo, la más social y respetada de las dirigentes del Obradorismo— este ganadero y empresario citrícola renunció a la comunicación potencial con uno de los proyectos más innovadores de solidaridad social del continente, las Utopías.

Enceguecido por una misión asignada por el PRIAN veracruzano, nacional y de la CDMX, este personaje determinó olvidar las lecciones de solidaridad aprendidas en la familia, el consejo de conocer primero a la persona antes de descalificarlas. Pudo haberle servido la cercanía con la pareja del gobernador Miguel Alemán Velasco y su esposa Christian Magnani, cuando ambos lo invitaron a promover la Fundación Produce Veracruz o el Tokoneme (Nuestros Hijos en náhuatl) el cual se convertiría después en el Centro Infantil de San Rafael.

Convertido en una especie de vocero de los Yunes, amigo de José, Miguel y del ultraderechista Julen Rementería  —este último con antiguos lazos y lances con la falange española—, declinó atender una lógica superior y más universal que los colores de los partidos al desaprovechar la oportunidad, aquí y ahora, de entender otras opciones para atender la condición de los más vulnerables, diferentes de aquellas impulsadas por la derecha.

Su padre, Gerardo Castagné Maitret, legendario de San Rafael, en el norte de Veracruz, fue un hombre para el trabajo y la generosidad. Castagné Couturier, en el 20 aniversario del inicio de la administración de ese municipio —emancipado de Martínez de la Torre en 2003— administrativamente nacido en enero de 2004, decidió, en contraste, perder la oportunidad de reconocimiento y aprecio del esfuerzo de Brugada, el cual encarna ambos valores paternos.

El empeño de la morenista apunta en la misma dirección del Dictatus papae: “tú no puedes estar bien si tu entorno no está bien”, exactamente la misma lección de vida de Brugada en las Utopías, que ahora intenta desvirtuar el constantemente señalado como vocero de los Yunes por los morenistas de Veracruz.

Dice desconocer a Santiago Taboada, unas horas después de haber presentado unas hojas en blanco sin membrete oficial de institución judicial o financiera alusivas a supuestos actos de corrupción de Brugada, la adversaria avanzada del ex alcalde de Benito Juárez.

Castagné, funcionario en los gobiernos priistas de Miguel Alemán Velasco y Fidel Herrera Beltrán, se había concentrado en atacar a la candidata morenista al gobierno de Veracruz, Rocío Nahle, así como al presidente municipal de Martínez de la Torre, Rodrigo Calderón Salas.

Acusa ahora inverosímilmente y sin evidencia documental legítima, a la exalcaldesa de Iztapalapa de tener más de 2.6 millones de dólares en paraísos fiscales. Exhibe supuestos estados de cuenta del Seychelles Commercial Bank, en una isla de África Oriental, con movimientos presuntamente en colaboración con el despacho de abogados Trident Law Corporation, con sede en Singapur. Dice que le dieron la información por teléfono. Su declarado apetito ético guarda absoluto silencio ante las evidencias probadas contra el grupo político panista.

Es temporada de calor, han dicho el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el Jefe de Gobierno de CDMX, Martí Batres. Otros dirán “guerra sucia”. Yo creo que este empresario con algunas pulsiones sociales —y también denuncias diversas contra su persona— perdió una oportunidad de (re)conocer no sólo a Brugada sino a la colectividad que representa en la ciudad más progresista y difícil de engañar del país. Las mentiras no existen en el paraíso.

Salvador Guerrero Chiprés
Salvador Guerrero Chiprés es presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México. Es doctor en Teoría Política por la Universidad de Essex, Inglaterra; maestro en Comunicación por la Universidad Iberoamericana y licenciado en Derecho y en Comunicación por la UNAM. Fue asesor de la Secretaría de Seguridad Pública del entonces Distrito Federal y de la Comisión Nacional de Seguridad, y Comisionado Ciudadano de Transparencia en el InfoDF.

Los contenidos, expresiones u opiniones vertidos en este espacio son responsabilidad única de los autores, por lo que SinEmbargo.mx no se hace responsable de los mismos.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video