La puerta de Brandenburgo, el muro y la catedral de Berlín, el Parlamento Alemán y la plaza llamada ‘Alex’ por los berlineses son algunos de los lugares obligados para visitar y conocer en la capital alemana.

Madrid, 29 marzo (EPTURISMO).- Con la llegada del buen tiempo y con varios puentes a la vista en el calendario, visitar Berlín es una opción apetecible por su buena conectividad aérea y por la gran oferta de actividades en la capital alemana.

Desde EPTurismo te ofrecemos una guía con los diez monumentos y lugares imprescindibles que recorrer, ver y disfrutar para sumergirte en Berlín en un fin de semana.


LA PUERTA DE BRANDENBURGO

No hay visita a Berlín sin foto en la icónica puerta de Branderburgo, situada en la Plaza de París. Esta antigua puerta de entrada a la ciudad del siglo XVII no fue construida como un arco del triunfo sino como acceso monumental al estilo griego para representar la paz.

Las luces de los coches iluminan la Puerta de Brandeburgo en la Pariser Platz, en Berlín, Alemania. Foto: Rainer Jensen, EFE

EL MURO DE BERLÍN

Este año se cumple el 30 aniversario de la caída del muro de Berlín y aún se conservan algunos fragmentos conmemorativos de esta frontera de hormigón que separó las dos partes de la ciudad tras la II Guerra Mundial y dividió a Alemania durante 28 años de Guerra Fría.

La ‘East Side Gallery’ es el tramo del Muro de Berlín mejor conservado y contiene una gran galerías de arte urbano al aire libre, donde destacan algunos murales como ‘El Beso’ entre los líderes comunistas Erick Honecker (Alemania Oriental) y Leonif Brezhnev (Unión Soviética).

EL PASO FRONTERIRZO ‘CHARLIE POINT’

Tras la construcción del muro de Berlín quedaron algunos accesos para conectar Berlín Oriental con Berlín Occidental. Uno de los pasos más famosos era el ‘Checkpoint Charlie’ que fue replicado en 2001 y donde actualmente puedes fotografiarte con el puesto, los adoquines y los carteles que indicaron la frontera.

EL PARLAMENTO ALEMÁN: ‘BUNDESTAG’

Visitar el Parlamento de Berlín requiere cita previa pero merece la pena planificarlo en tu visita si quieres disfrutar de sus espectaculares vistas desde la cúpula del ático, tanto con la luz solar como en el atardecer.

Vista general del Bundestag en Berlín, Alemania. Foto: EFE

LA ISLA DE LOS MUSEOS

La Isla de los Museos de Berlín alberga extraordinarias obras como el legendario busto de Nefertiti, el Altar de Pérgamo o la imponente Puerta de Ishtar entre otras célebres piezas del Antiguo Egipto, Bizancio y del mismo Berlín.

Los cinco museos que puedes ver son el ‘Museo de Pérgamo’ –el más visitado, con joyas de la Antigüedad–, el ‘Museo Bode’ del periodo bizantino, el ‘Museo Nuevo’ con las piezas egipcias, la ‘Antigua Galería Nacional’ inspirada en el Acrópolis de Atenas y el ‘Museo Antiguo’ con exposiciones de la antigua Grecia y el Imperio Romano.

LA CATEDRAL DE BERLÍN

Como puerta de entrada a la Isla de los Museos se halla la Catedral de Berlín con su impresionantes cúpula brillante que sobresale sobre los edificios circundantes. Actualmente evangélica, es la principal iglesia de la dinastía Hohenzollenry y alberga más de 90 tumbas de esta familia.

Para visitar el edificio religioso más grande de la ciudad es necesario pagar entrada, algo que merece la pena para verla en su interior y subir más de 270 escalones hasta su punto más alto donde se puede disfrutar de unas maravillosas vistas de la ciudad.

Dos jóvenes disfrutan del frescor de una fuente frente a la Catedral de Berlín. Foto: EFE/EPA/OLE SPATA

PALACIO CHARLOTTENBURG

El Palacio diseñado como lugar de veraneo para Sofía Carlota, la segunda esposa de Federico III el rey de Prusia, data de 1705. A pesar de los bombardeos de las guerras aún se conserva gran parte de la decoración del edificio, que fue parcialmente restaurado.

Si no tienes tiempo de recorrer las estancias del palacio por dentro, al menos te recomendamos que te acerques a pasear por sus enormes jardines gratuitos y veas el palacio desde el exterior.

Aún se conserva gran parte de la decoración del edificio, que fue parcialmente restaurado. Foto: Europa Press

ALEXANDERPLATZ

Esta plaza, llamada ‘Alex’ por los berlineses, es el centro emblemático de Berlín y no pasa inadvertido como la plaza más turística. Destaca por su famoso Reloj Mundial, que señala todas las horas del mundo a la vez y su altísima Torre de la Televisión que es un estupendo mirador.

GENDARMENMARKT

Esta plaza del centro de Berlín conocida como ‘Mercado de los Gendarmes’ es considerada por algunos como la plaza más bonita de la ciudad. Destaca la armonía de sus catedrales alemana y francesa gemelas (Deutscher Dom y Französischer Dom), con la imponente sala de conciertos entre ellas (Konzerthaus), así como la estatua del poeta Schiller.

MEMORIAL DEL HOLOCAUSTO

Este monumento a los judíos asesinados durante el nazismo, abierto al público en 2005, está compuesto por más de 2.000 bloques de hormigón que representan una aproximación radical al concepto tradicional de monumento funerario.