México

Elección de delegados destapa irregularidades: denuncian acarreo y compra de votos

29/07/2022 - 12:05 am

 Entre denuncias de acarreos y compra y coacción de votos se celebrará el proceso de elección de congresistas nacionales de Morena mediante votaciones en los 300 distritos electorales del país que, según el presidente del CEN, Mario Delgado, será democrático, plural e incluyente.

Ciudad de México, 29 de julio (SinEmbargo).– La confrontación interna en Morena se agudizó otra vez con motivo de la elección de delegados a su III Congreso Nacional, que se celebrará este sábado y domingo en los 300 distritos electorales del país, con la proliferación de denuncias de irregularidades que van desde acarreos y compra y coacción de votos hasta el uso de recursos públicos para favorecer a personajes y grupos.

Son tantas las denuncias públicas en la víspera de la celebración de las 300 asambleas distritales del partido en el Gobierno, incluida la integración de “brigadas cazamapaches”, que hasta el Presidente Andrés Manuel López Obrador repudió estas prácticas que, definió, son “rémoras del antiguo régimen” que deben erradicarse con la participación libre de los ciudadanos.

“No se puede hacer política sin pueblo, sin amor al pueblo, y no se puede hacer política con trampas. El que hace trampas, el que no es respetuoso de la voluntad popular, el antidemocrático, no es de izquierda. El corrupto no es de izquierda. Puede ser conservador, pero no es de izquierda. El que quiere triunfar a toda costa y sin escrúpulos morales no es de izquierda. Ese es conservador, oportunista, arribista, convenenciero, corrupto”.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador repudió las malas prácticas dentro de Morena. Foto: Gobierno de México.

Y es que hasta a López Obrador le consta cómo operan los grupos en las internas de Morena: En 2015, en la asamblea de Coyoacán para ser consejero casi pierde, porque sólo obtuvo 67 votos por 197 de Gerardo Villanueva y 94 de Carlos Castillo, del grupo de Martí Batres.

Por eso, según información en Morena, fue el propio López Obrador quien propuso para este proceso interno las asambleas abiertas para que vote la ciudadanía con su credencial de elector y no sólo los que acrediten ser afiliados.

Por eso, el Presidente de la República insistió en repudiar a “los mapaches” en Morena: “Si llegan allí con que ‘traigo línea, yo soy el bueno’. Sí, eres el bueno y vas a pasar a la historia, pero al basurero de la historia. ‘Es que mira, traigo foto con Andrés Manuel, mira, jugamos canicas juntos’. Pues sí, puede ser. Pero no hay dedazo. Y evitar ser acarreado”.

Desde que en junio se emitió la convocatoria para elegir a los los morenistas que participarán en el III Congreso Nacional, previsto para septiembre, comenzaron las denuncias, particularmente la exclusión de las listas de aspirantes a congresistas, como lo han hecho seguidores del Senador Ricardo Monreal y hasta de la facción de René Bejarano, empezando por él mismo.

La víspera de las asambleas proliferaron denuncias públicas y se prevé que el fin de semana, cuando se celebre la jornada electoral de dos días, se intensifique el cruce de acusaciones entre los grupos, sobre todo los que lideran los aspirantes presidenciales Claudia Sheimbaum y Marcelo Ebrard, así como los gobernadores y sus antagonistas.

Claudia Sheinbaum y el canciller Marcelo Ebrard son dos de los principales aspirantes presidenciales de Morena. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro.

En el Comité Nacional de Morena se han identificado como “focos rojos” la excesiva movilización de morenistas en el país, sobre todo en los estados del sureste y en Chiapas, donde se prevé que el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), aliado de Morena, pretenderá intervenir.

Otro estado delicado es Jalisco, que gobierna el partido político Movimiento Ciudadano, donde nunca se ha logrado tener asambleas válidas e inclusive ha habido violencia —hasta balaceras—, como ocurrió en la elección de 2019.

Algunos gobernadores de Morena son vistos también como parte de la dinámica que puede generar complicaciones, aunque hay mandatarios más proclives a controlar a su favor el proceso en ese partido, sobre todo si está en juego su propia sucesión.

Militantes fundadores de Morena denunciaron la injerencia gubernamental en el proceso de elección de consejeros del partido en Morelos. Foto: Margarito Pérez Retana, Cuartoscuro.

Pero en los estados donde no gobierna Morena también se advierten riesgos. Por ejemplo, en Guanajuato, donde gobierna el PAN desde hace tres décadas, circuló un mensaje de que iban a entregar despensas para ir a votar y la dirección que señalaron era de una oficina de Bienestar y por ello la autoridad federal cerró el lugar hasta que pase el proceso para evitar problemas.

En la Ciudad de México circulan audios y videos sobre la participación de servidores públicos en la movilización o “acarreo” de ciudadanos a los centros de votación y hasta el ofrecimiento de dádivas y hasta de dinero para votar por determinadas personas.

Una de estas denuncias públicas la hizo la ciudadana Elizabeth Verónica González, quien en su cuenta de Twitter @taller2006, en la que se hace llamar Verónica Demonia, difundió videos sobre la agresión que ella y un grupo de sus compañeros sufrieron al asistir y videograbar una reunión de funcionarios del Gobierno capitalino que presuntamente hacían proselitismo a favor de Martí Batres, Secretario de Gobierno.

Según González, ella, la profesora Areceli Patiño y otras personas fueron agredidas por seguidores de la secretaria particular de Batres, Lucero Cruz Santos, y Nina Matus, secretaria de Participación Ciudadana de Morena en Benito Juárez, sólo por documentar las prácticas contrarias a los estatutos de ese partido.

“Se nos vinieron encima. Eran 10 o 15 personas que nos jalonearon y empujaron. Se metió a ese tumulto una profesora de 70 años de edad, sobreviviente del 68. La agarraron por la espalda, la patearon y después el sujeto la sometió y la aventó a la calle. A mí me hicieron lo mismo. Un compañero que nos ayudó fue el que resultó con más golpes”, narra.

Después de que hizo pública esta agresión, dice que se comunicó con ella la secretaria general de Morena, Citlalli Hernández, y la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, le envió un mensaje para solicitarle información sobre los servidores públicos involucrados, pero ya no ha tenido comunicación con ella.

“No me ha respondido, pero lo que ha habido es un ataque inmisericorde contra mi persona”, subraya González, fundadora de Morena en Benito Juárez, quien asegura que servidores públicos y dirigentes de Morena actúan violando los estatutos de ese partido.

Señalada de ser seguidora del Senador Ricardo Monreal, algo que ella niega, González difundió un video de una reunión, en un domicilio de la colonia Moderna, en la que Pablo Hernández pide a vecinos que voten por él y por Paola Padilla para congresistas de Morena. “Les vamos a pasar un papelito para que se acuerden ese día”, le dice.

—¿Van a venir por nosotros para ir a votar? —le preguntan a Hernández.

—Vamos a organizarnos para poner un transporte —responde—. Vamos a decir a qué horas podemos salir. A las 9. “Ay, no, yo el sábado me levanto tarde”. A las 10. Entonces que venga un micro por todas y todos nosotros, nos subimos, vamos y regresamos. La idea es que nos tardemos hora y media, dos horas máximo y al mediodía ya estemos de regreso.

Consultado al respecto, Pablo Hernández negó cualquier conducta contraria a los estatutos de Morena y a la Ley:

“Como se escucha en el video estoy invitando a los vecinos a organizarse para acudir a votar, porque transportarse en taxi sería muy oneroso para ellos. El video no da cuenta de que yo se los ofrezca”.

Desde hace meses, dirigentes y simpatizantes de Morena se organizaron en la Convención Nacional morenista, que defiende los principios fundacionales de ese partido-movimiento, cuya primera se realizó en febrero y la segunda se llevará a cabo el 21 de agosto.

“Juntos podemos parar el asalto a Morena por el viejo régimen”, postulan los convencionistas, que exigen un Congreso Nacional democrático. “Evitemos el fraude electoral en las asambleas distritales del 30 y 31 de julio”, insisten y hasta han elaborado un “Manual Brigadas Cazamapaches” para esos días.

“Aquí les proporcionamos un sencillo formato donde podrán compartir todas las pruebas que acreditan la comisión de cualquier irregularidad o delito electoral en el proceso de preparación, votación, conteo y validación de las asambleas. Algunas prácticas ilegales, de acuerdo con la legislación y la convocatoria correspondientes, son:

“1. Distribución de propaganda o de cualquier documento con indicaciones para votar a favor de algún candidato.

“2.- Ataques o calumnias en contra de cualquier candidato.

“3. El ofrecimiento de dinero o de cualquier dádiva a los votantes.

“4.- El ejercicio de presión o amenaza hacia los votantes.

“5.- 5. El transporte (acarreo) de votantes el día de las asambleas distritales.

“6.- La intervención de cualquier funcionario o empleado de los gobiernos estatales o federal en cualquier momento del proceso de preparación y realización de las asambleas distritales.

“7.- Votar sin estar debidamente acreditado o votar en más de una ocasión.

“8.- Violación a la secrecía del voto.

“9.- Irregularidades en el conteo y el procesamiento de los votos por los funcionarios de casilla.

En este contexto se celebrará el proceso de elección de congresistas nacionales de Morena mediante votaciones en los 300 distritos electorales del país que, según el presidente del CEN, Mario Delgado, será democrático, plural e incluyente.

Álvaro Delgado Gómez
Álvaro Delgado Gómez es periodista, nacido en Lagos de Moreno, Jalisco, en 1966. Empezó en 1986 como reportero y ha pasado por las redacciones de El Financiero, El Nacional y El Universal. En noviembre de 1994 ingresó como reportero al semanario Proceso, en el que fue jefe de Información Política y especializado en la cobertura de asuntos políticos. Ha escrito varios libros, entre los que destacan El Yunque, la ultraderecha en el poder (Plaza y Janés); El Ejército de Dios (Plaza y Janés) y El engaño. Prédica y práctica del PAN (Grijalbo). El amasiato. El pacto secreto Peña-Calderón y otras traiciones panistas (Editorial Proceso) es su más reciente libro.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas