El PAN llamó al Gobierno federal, encabezado por el morenista Andrés Manuel López Obrador, reconocer sus errores para frenar la “caída económica que vivimos en el 2019”.

Ciudad de México, 29 de diciembre (SinEmbargo).– Sin pretextos, ni culpar al pasado, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe controlar la violencia y la creciente inseguridad en 2020, exigió el Partido Acción Nacional (PAN).

En un comunicado, el partido pidió al Presidente reconocer los errores y corregir el rumbo para que se generen los empleos mejor pagados que demandan los jóvenes.

“Esperamos que después de un año de Gobierno, reconozcan sus errores y hagan los cambios necesarios que permitan parar la caída económica que vivimos en el 2019”, expuso el PAN al señalar que “las malas decisiones al cancelar e impulsar grandes proyectos sin criterios técnicos han generado gran incertidumbre, desalentado la inversión y la generación de empleo”.

El presidente del partido, Marko Cortés, dijo que reactivar la economía será el tema prioritario del próximo año, por lo que entre otras medidas, será indispensable que el Presidente López Obrador cumpla su promesa de disminuir el precio de la gasolina.

Exigió que, sin pretextos, ni culpar al pasado, después de un año de gobierno se debe controlar la violencia y la creciente inseguridad. “Su disminución seguirá siendo una de las tareas más importantes en 2020 para evitar que México viva bajo la subordinación del crimen organizado y los mexicanos bajo el temor permanente de ser víctimas de la delincuencia”.

“La falta de actuación del gobierno, seguirá fortaleciendo al crimen organizado, provocando un eventual colapso de las instituciones encargadas de la seguridad y aumentaría las condiciones de desigualdad e inequidad social. Por eso, debemos insistir que en el 2020 será necesario corregir y cambiar las estrategias contra los grupos delincuenciales”, destacó el PAN.

El partido pidió fortalecer las policías de los tres niveles de gobierno con mejores prestaciones, equipos y entrenamiento, al igual que asignar mayores recursos para la prevención y la profesionalización de los ministerios públicos.