El debate sobre el uso y el gasto en publicidad oficial que el Gobierno federal realizó durante todo 2017 se ha extendido en 2018, en particular luego de la elección del 1 de julio y en espera de que la próxima administración federal aplique recortes y cree un órgano encargado de la Comunicación Social para, desde el inicio, transparentar estas erogaciones que son del dinero público.

Sin embargo, mientras llega el momento de ponerle freno y claridad, el gasto en publicidad que se otorga a los medios de comunicación en México no se detiene. La Secretaría de la Función Pública no ha publicado, hasta el momento, las cifras definitivas del gasto federal en comunicación social de 2017, y únicamente aparecen en su portal las cantidades previas de enero a diciembre.

El documento definitivo suele traer una cifra más alta a la reportada mes con mes, pero con lo ya publicado es posible advertir que, como ha ocurrido los años anteriores en la administración del priista Enrique Peña Nieto, el tope del gasto autorizado por el Congreso durante 2017 se rebasó… y por mucho.

Ciudad de México, 31 de julio (SinEmbargo).– De acuerdo con las cifras publicadas hasta el momento por la Secretaría de la Función Pública (SFP), el Gobierno federal, que encabeza el priista Enrique Peña Nieto, gastó durante 2017 un total de 6 mil 979 millones 276 mil 871 pesos en publicidad oficial.

Ese monto significa que en cada mes de 2017 se pagaron a los medios de comunicación 581 millones 606 mil 405 pesos; cada día, el gasto fue de 19 millones 121 mil 306 pesos y cada hora sumó 796 mil 721 pesos.

De acuerdo con las cifras preliminares de la SFP –las únicas disponibles hasta este momento–, el Gobierno federal llegó a su tope presupuestal en el mes de octubre, cuando registró un gasto de 3 mil 774 millones 514 mil 114 pesos, pero siguió gastando los siguientes dos meses un total de 3 mil 204 millones 762 mil 757 pesos extras, lo que representa un 84 por ciento más de lo autorizado por el Congreso.

Los sobreejercicios en el presupuesto del gasto público fueron la constante. En 2013, la variación entre el presupuesto ejercido respecto del aprobado es superior en casi 50 por ciento, en 2014 fue de 35 por ciento, en 2015 de 80 por ciento y para 2016 de 133.58 por ciento más. En total, el gasto realizado en publicidad fue 71.86 por ciento mayor a lo que se presupuesto originalmente.

Se trata de 15 mil 162 millones de pesos extras de lo aprobado por el Congreso de la Unión, y encima se hizo caso omiso del recorte del 10 por ciento que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) decretó desde 2015, como parte del recorte al gasto público.

Para 2017, el sobreejercicio es, con base en las cifras previas, de 95 por ciento.

De acuerdo con México Evalúa, para 2017 la partida 3600, que establece el presupuesto para ese rubro, se fijó en 2 mil 83 millones de pesos. Si se toma en cuenta la suma de la partida 3600 y de la 33605 –que son todos los gastos de comunicación social de la administración federal–  el dinero en publicidad al que tiene acceso asciende a 3 mil 564 millones 440 mil pesos.

Estas son las cifras preliminares de 2017. En las bases de datos de la SFP se pueden revisar las cifras definitivas varios meses después de concluido el año en cuestión, por lo que los datos reales de los gastos de comunicación de 2017 se sabrán durante la primera mitad de 2018.

Este es el gasto que se realizó mientras se discutía la nueva Ley General de Comunicación Social en el Congreso por mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que determinó que la ausencia de esa legislación era consecuencia de una “omisión legislativa”, ya que se debió elaborar desde 2014.

Ya entrado 2018, en el Congreso se desató una batalla de la oposición contra el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que desde un primer momento se mostró renuente a escuchar los puntos básicos que la sociedad civil elaboró para que fueran un piso mínimo para la nueva ley. Así nació la #LeyChayote, que fue aprobada en abril de 2018. El Colectivo #MediosLibres lamentó la aprobación de dicha Ley general y denunció que el proceso legislativo estuvo lleno de claroscuros, inconsistencias y cargado de irregularidades.

Durante la administración de Enrique Peña Nieto se han erogado 40 mil millones de pesos en comunicación social. Son 10 medios los que concentran el 49 por ciento del presupuesto, pero son Televisa y Tv Azteca los que más se han beneficiado de estos gastos [juntos acumulan 3 mil 148 millones de pesos]. La Secretaria de Salud (SSa), la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Secretaría de a Educación Pública (SEP) son las entidades federales que más gastaron en 2015 y 2016, a pesar de los recortes presupuestales que se les han aplicado.

De acuerdo con los cálculos de Fundar, de continuar la tendencia en el gasto, Peña Nieto ejercerá un monto cercano a los 60 mil millones de pesos en este rubro al final de su administración.

LA PUBLICIDAD EN LAS DEPENDENCIAS

Según las bases de datos de la SFP, hasta el momento quien más dinero ha gastado en publicidad oficial es la Secretaría de Salud (SSa), con mil 081 millones 858 mil 818 pesos y le sigue la SEP con 787 millones 192 mil 453 pesos.

En este documento no está el registro de gastos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), que según Fundar, es una de las que más gasta, mientras que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), registra un gasto anual de 199 mil 999 pesos, lo que lo pone como la oficina que menos gastó de entre 82.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tiene un gasto de 508 millones 229 mil 342 pesos; la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), 336 millones 708 mil 934 pesos; la Comisión Federal de Electricidad (CFE), 226 millones 124 mil 293 pesos y Petróleos Mexicanos (Pemex), 176 millones 889 mil 766 pesos.

También hay otro tipo de oficinas, como el Banco Nacional de Obras (Banobras) con un gasto en medios por 73 millones 393 mil 951 pesos; el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) con 45 millones 216 mil 834 pesos; el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), con 22 millones 619 mil 712 pesos; el Instituto Nacional de Migración (Inami), con 16 millones 617 mil 660 pesos y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), con 11 millones 849 mil 940 pesos.

También gastaron en publicidad algunos fideicomisos: Fideicomiso ProMéxico, 24 millones 438 mil 244 pesos; el Fideicomiso del Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario, 3 millones 532 mil 936 pesos; el Fideicomiso del Fondo de Microfinanciamiento a Mujeres Rurales, 2 millones 535 mil 158 pesos; el Fideicomiso de Fomento Minero, 1 millón 826 mil 981 pesos y los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura, 1 millón 031 mil 278 pesos.