México

Gana Monreal, y gana todo

Líder de Morena en el Senado da manotazo: gana presidencia, coordinación y Jucopo

31/08/2022 - 12:16 pm

El exdiputado poblano obtuvo un resultado a su favor, ya que consiguió 36 votos para suceder a la actual presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Olga Sánchez Cordero; Armenta irá junto con Ana Lilia Rivera como propuestas para presidente y vicepresidenta, respectivamente.

Ciudad de México, 31 de agosto (SinEmbargo).- El Grupo Parlamentario de Morena ha designado este miércoles a Alejandro Armenta como nuevo presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República.

Con la victoria de Alejandro Armenta Mier como propuesta de Morena para presidir la Mesa Directiva, Ricardo Monreal afianzó su poder en el Senado, porque mantiene la coordinación del partido, la bancada mayoritaria, y la presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), el órgano de gobierno de esa institución.

En medio de versiones de una ruptura con Morena, luego de que varios secretarios de Estado desairaron la víspera la reunión plenaria del ese grupo parlamentario, Monreal no sólo controlará los recursos económicos, materiales y humanos del Senado mediante la Jucopo, sino también la agenda legislativa con la presidencia que tendrá Armenta.

El poblano Armenta, con el apoyo de Monreal, obtuvo 36 votos por 28 de Higinio Martínez, por quien declinaron Gabriel García y José Narro, y presidirá la Mesa Directiva del Senado, en sustitución de Olga Sánchez Cordero, exsecretaria de Gobernación.

Aunque la votación a favor de Martínez demuestra que hay un descontento en la bancada con Monreal, según senadores del bloque opuesto, lo cierto es que el zacatecano neutraliza con esa victoria ese descontento y, sobre todo, mantienen el control del Senado, siendo coordinador de Morena y de la Jucopo.

“Qué le hacemos con el grupo. Algunos no leen las señales”, se quejó un Senador en referencia a la mala relación de Monreal con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, que no sólo ha quedado de manifiesto con la cancelación de relaciones desde hace más de un año, sino con la ausencia de varios secretarios de Gobernación a la reunión plenaria, empezando con el de Gobernación, Adán Augusto López.

Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado (Jucopo), durante la inauguración de la exposición fotográfica Ejército y Fuerza Aérea, más cerca de ti” en el Senado de la República.
Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado (Jucopo), durante la inauguración de la exposición fotográfica Ejército y Fuerza Aérea, más cerca de ti” en el Senado de la República. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro

La victoria de Monreal ha conjurado, por ahora, la ruptura con Morena y con el Presidente López Obrador, dicen senadores antagónicos a él, pero tampoco queda descartada hacia el proceso sucesorio en el país.

LA VOTACIÓN

Durante la segunda Reunión Plenaria de la bancada de Morena, se llevó a cabo la votación para designar la propuesta del partido para suceder a Olga Sánchez Cordero. En ella, se llegó a un resultado de 36 votos a favor de Armenta contra 28 para el Senador Higinio Martínez.

Asimismo, Ana Lilia Rivera, con 47 votos, fue la elegida para ocupar la vicepresidencia de dicha Mesa Directiva, mientras que Verónica Camino Farjat obtuvo 17.

Con estos resultados, Morena llevará a Armenta y Lilia Rivera como propuestas para ocupar sus respectivos cargos.

MONREAL ALERTÓ POR “TIEMPOS DE TORMENTA”

Por la mañana, Ricardo Monreal Ávila dio a conocer que aún no había un acuerdo para la renovación de la Mesa Directiva del Senado de la República, además, reconoció que se vivían “tiempos de tormenta”.

“Nosotros estamos acostumbrados a luchar contra la adversidad, cuando uno viene desde abajo, de gente humilde, sin estructuras ni cobijo del poder, siempre es más complicado, pero estamos acostumbrados y hoy necesitamos lograr nuestra aspiración de ser una República de hombres libres, de hombres conscientes”, expresó en un video.

Monreal Ávila señaló que este día sería “intenso, pesado y difícil”, ya que se elegiría al personaje que relevará a Olga Sánchez Cordero en la Mesa Directiva. “Estamos desde las seis de la mañana tratando de lograr un acuerdo; sin embargo, si no es posible, habrá una elección directa normal”, acotó.

“El Presidente [Andrés Manuel] López Obrador nos convoca todos los días a no ser súbditos, a no ser vasallos, a actuar con autonomía y a que en el Poder Legislativo se elija un auténtico órgano de control parlamentario. Es lo que estamos haciendo en la práctica, por eso nosotros preferimos ser un órgano autónomo y ser un órgano de control parlamentario en el equilibrio de los poderes. Nosotros, como dice el Presidente, no nos hincamos ante nadie, sólo ante el pueblo, pero también ante la Constitución y la Ley, son nuestro principal instrumento para convivir y para asumir con responsabilidad toda nuestra función”, dijo.

Finalmente, el Senador morenista afirmó que “los puestos no son lo importante, lo que importa es la dignidad, la conciencia, su autonomía, el criterio y el país”. “Soy hombre de fe, creo en Dios cuando vienen estas tormentas y se precipitan, él sabe el lugar donde debemos estar, no hay que preocuparse, hay mucho aplomo, mucho carácter y mucho entusiasmo”, concluyó.

EL DESAIRE A MONREAL

Ricardo Monreal tiene una cercanía con la oposición que va más allá de su rol de Senador. Su amistad con dirigentes de otros partidos y sus constantes muestras de solidaridad con ellos ha causado una reacción dentro de Morena. Varios secretarios de Estado —excepto el Canciller Marcelo Ebrard y Tatiana Clouthier—, como Adán Augusto López, Luis Cresencio Sandoval, Rosa Icela Rodríguez o Luis Rodríguez Bucio, suspendieron su participación en la plenaria del partido en el Senado. Pero la señal más profunda vino desde su propio partido: Mario Delgado y Citlalli Hernández, sus líderes, también cancelaron.

Ayer, se vivió un nuevo episodio de eso que parece la acelerada ruptura definitiva. En la plenaria realizada en la vieja casona de Xicoténcatl del Senado pudieron identificarse ya dos grupos morenistas: uno que respaldó a Monreal como dirigente del partido en la Cámara Alta, y otro que cuestionó su acercamiento a la oposición y su manejo como coordinador del Grupo Parlamentario: el “desaire” de los secretarios de Estado, le dijo, es “un mensaje político”. Porque el distanciamiento en Morena pasó de ser anecdotario para volverse una realidad. Y esto tendrá consecuencias inmediatas. La fracción morenista ya no es un bloque sólido y Ricardo Monreal tenía la posibilidad de llegar a la Presidencia de la Mesa Directiva —para relevar a Olga Sánchez Cordero— con apoyo de senadores que le son leales, pero además con PAN, PRI, PRD, MC y el Grupo Plural.

“La voz de Ricardo siempre ha estado en temas parlamentarios, es una voz que vale la pena escuchar y no somos del mismo partido, aunque él tiene un corazón priista”, dijo ayer Rubén Moreira, quien comparte el poder del PRI nacional con Alejandro Moreno Cárdenas. Esta opinión no es aislada: los líderes de la oposición están más contentos con Monreal que los líderes de su partido.

A la confrontación que se ha desatado por la sucesión en el Senado se han sumado otros legisladores que obedecen a diferentes corrientes: Gabriel García Hernández, cercano al Presidente López Obrador; Higinio Martínez, del grupo Texcoco y que en últimas fechas ha mostrado coincidencias con la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum; José Narro Céspedes, que ha tenido diferencias en fechas recientes con Monreal y Alejandro Armenta, identificado dentro de los monrealistas.

“En las últimas semanas, los mensajes no han sido necesariamente de respaldo al proyecto que encabeza el Presidente López Obrador. Necesitamos en la Mesa Directiva a alguien que nos acerque al presidente de la República”, criticó en ese sentido César Cravioto, Senador de Morena, cercano al Senador con licencia Martí Batres, quien ocupa la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México, y que además es uno de los rivales políticos de Monreal.

En respuesta, Ricardo Monreal señaló que el “desdén” de los secretarios de Estado que cancelaron su cita a la plenaria del partido en el Senado fue hacia el órgano legislativo. ”Si el pleito es conmigo o si la diferencia es conmigo, no lo merece ningún compañero ni ninguna compañera, no lo merecen. A mí la abyección no se me da, soy hombre libre, con criterio propio y autonomía”, dijo.

Momentos después del terremoto vivido en el Grupo Parlamentario de Morena en el Senado, a su salida de la plenaria, Monreal se mostró sonriente ante las cámaras de la prensa, dijo estar “bien y de buenas”, a la par que minimizó las confrontaciones de sus correligionarios, las cuales atribuyó “a opiniones distintas”, a “un debate rico” e insistió en señalar que hay unidad dentro de la bancada.

“Estos debates que ustedes vieron al final se dan siempre al interior del Grupo, lo que pasa es que ahora lo abrimos y me pareció sanarlo hacerlo. Ojalá y así sea ya una regla para que la discusión pueda traducirse, pueda transparentarse y pueda reflejar lo que el Grupo Parlamentario está debatiendo y discutiendo, pero yo les diría que fue un buen ejercicio”, comentó.

El pasado 18 de agosto, Ricardo Monreal, presidente de la Jucopo, y Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Mesa Directiva del Senado, llegaron a la Vieja Casona de Xicoténcatl, en donde la Ministra en retiro rindió su informe.
El pasado 18 de agosto, Ricardo Monreal, presidente de la Jucopo, y Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Mesa Directiva del Senado, llegaron a la Vieja Casona de Xicoténcatl, en donde la Ministra en retiro rindió su informe. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro

Álvaro Delgado Gómez
Álvaro Delgado Gómez es periodista, nacido en Lagos de Moreno, Jalisco, en 1966. Empezó en 1986 como reportero y ha pasado por las redacciones de El Financiero, El Nacional y El Universal. En noviembre de 1994 ingresó como reportero al semanario Proceso, en el que fue jefe de Información Política y especializado en la cobertura de asuntos políticos. Ha escrito varios libros, entre los que destacan El Yunque, la ultraderecha en el poder (Plaza y Janés); El Ejército de Dios (Plaza y Janés) y El engaño. Prédica y práctica del PAN (Grijalbo). El amasiato. El pacto secreto Peña-Calderón y otras traiciones panistas (Editorial Proceso) es su más reciente libro.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video