A Adriana Michelle Álvarez Orozco la buscaron durante dos años. No hubo respuestas de parte de las autoridades hasta que una mujer, madre de una de las amigas de la joven, la reconoció entre las fotografías de cuerpos que estaban en poder de autoridades de Jalisco. Igual a su caso hay muchos en el país. Hoy la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) aseguró que más de 30 mil cadáveres permanecen sin ser identificados en las morgues de México. 

Ciudad de México, 31 de octubre (AP).– Hay más de 30 mil cadáveres no identificados en las morgues de México que no han sido reclamados por nadie y múltiples restos óseos, informó el jueves la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

El país enfrenta una “crisis en materia de identificación forense” porque las morgues carecen de fondos, de empleados y de equipo para examinar adecuadamente los cuerpos, denunció la agencia gubernamental.

El aumento en el número de homicidios en México en la última década también ha contribuido a la gran acumulación de cadáveres.

Muchos de los cuerpos han sido hallados en fosas clandestinas, utilizadas con frecuencia por grupos delictivos para deshacerse de los cuerpos de víctimas o rivales.

La Comisión recomendó que se compilen álbumes fotográficos cuando se excaven dichas fosas para registrar artículos de ropa u otras posibles señales que pudieran ser de utilidad para identificar los cuerpos.

Los Servicios Forenses de Jalisco protagonizaron en 2018 un escándalo que le dio la vuelta al mundo.

El ir y venir de un tráiler que contenía 157 cuerpos supuestamente en refrigeración, más las condiciones en las que se encuentran más de 100 restos humanos en otro vehículo apostado el patio del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), pusieron al Gobierno de Jalisco, que lideraba en ese momento el priista Aristóteles Sandoval Díaz, en el ojo del huracán, y como ejemplo de la negligencia y falta de capacidad de los gobiernos para ocuparse integralmente del tema de la violencia, acusaron organizaciones civiles y de padres de desaparecidos.

El vehículo con caja de refrigeración estuvo estacionado durante meses –no se sabe con precisión cuántos– en el patio del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, debido a que los cuerpos sin reconocer ya no cabían dentro de sus instalaciones.

Una segunda caja con más de 100 cuerpos, se informó después, se hallaba estacionada en el patio del Instituto, lo que significa que había aproximadamente 300 cuerpos hacinados en esas cajas refrigerantes.

ADRIANA 

Adriana Michelle Álvarez Orozco la buscaron durante dos años. No hubo respuestas de parte de las autoridades hasta que una mujer, madre de una de las amigas de la joven, la reconoció entre las fotografías de cuerpos que estaban en poder de autoridades de Jalisco.

“Era amiga de mi hija. En cuanto la vi, la reconocí”, dijo Yolanda, la mujer que halló a la joven, en entrevista con Noticieros Televisa. Ella había acudido ante las autoridades para buscar información sobre su hermano y sobrino, quienes están desaparecidos.

La madre de Adriana fue notificada sobre el hallazgo y se trasladó hasta las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde había permanecido el cuerpo de su hija.

Adriana Michelle Álvarez Orozco fue vista por última vez con vida el 3 de noviembre de 2017 en el municipio Tlajomulco, Jalisco.

El colectivo Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Fundej) confirmó en redes sociales que la familia de Álvarez Orozco ya había reconocido el cuerpo.

“Fundej informa que esta persona fue localizada sin vida, como resultado de la visita que se realizó en las instalaciones del Semefo de Lagos de Moreno, la cual ya tenía dos años en las instalaciones, hoy está con su familia. Fundej lamenta y se une a la pena que los embarga”, escribió.

Adriana Michelle tenía 16 años en noviembre de 2017. Hasta el momento se desconoce qué le ocurrió. Autoridades de Jalisco no se han pronunciado al respecto.

La última vez que autoridades mexicanas actualizaron los datos, en abril de 2018, en el país había registros de 9 mil 327 mujeres desaparecidas y 26 mil 938 registros de hombres que no habían sido localizados.