Fotos: Cuartoscuro

Chilpancingo, 8 Ene. (Notimex).- Durante los últimos ocho meses la sociedad civil de La Montaña y Costa Chica de Guerrero ha efectuado varias acciones de autodefensa cansados de la delincuencia que asola esas regiones del estado, la más reciente ocurrida este fin de semana en Tecoanapa.

El pasado sábado, integrantes de la Policía Comunitaria instalaron retenes en los tramos carreteros y accesos de los municipios de Ayutla de los Libres, Tecoanapa, Florencio Villareal (Cruz Grande) y Copala, tras el secuestro del comisario de Rancho Nuevo.

La Policía Comunitaria es un sistema de seguridad y justicia de pobladores de La Montaña y Costa Chica, surgido en 1995, como una forma de autodefensa de indígenas mixtecos y tlapanecos de manera inicial, ante la ola de asaltos y ultrajes contra mujeres de las etnias de los puntos más marginados.

La reciente acción ocurrió ante el plagio del comisario de la localidad de Rancho Nuevo, municipio de Tecoanapa, Eusebio Alberto García, lo que motivó que su esposa Yolanda Morales solicitara el apoyo de la Comunitaria, según dieron a conocer los involucrados.

Como consecuencia, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) reportó el homicidio de Cutberto Luna Chávez, quien era taxista, supuestamente por integrantes de la Policía Comunitaria de ese municipio de la Costa Chica.

Según informó la dependencia estatal, la muerte del taxista ocurrió el pasado sábado sobre la carretera estatal Ayutla de los Libres-Cruz Grande, en un retén instalado por la Comunitaria para rescatar al comisario plagiado.

Eusebio Alberto García fue liberado horas más tarde, con una herida de bala en una pierna y trasladado al hospital general para su atención médica, con lo que la PGJE inició la averiguación previa ALLE/SC/01/004/2013 por el delito de secuestro.

También se informó que los integrantes de la Comunitaria lograron la detención de los hermanos Agustín y Rafael Vargas Jijón, así como de Rafael Amador Vargas Carrillo y Osiel Vargas Chávez, presuntamente vinculados con el plagio del comisario de Rancho Nuevo.

Los integrantes de la Policía Comunitaria resguardan los tramos carreteros con armas cortas, cubiertos del rostro, para poner a salvo a sus familiares, según dieron a conocer a los medios de comunicación, quienes recorrieron la zona.

En otra acción de defensa civil, la noche del 2 de junio del 2012, habitantes de Huamuxtitlán se enfrentaron a presuntos sicarios para rescatar a 17 personas, en su mayoría jóvenes, quienes habían sido secuestradas y, en el mismo hecho, detuvieron a seis delincuentes.

En aquel entonces, el edil interino Juan Carlos Merino González fue acusado por pobladores de proteger a los grupos delincuenciales y, en protesta, le quitaron la ropa y desnudo lo exhibieron frente al pueblo.

La Procuraduría General de Justicia del Estado integró averiguación previa en esa ocasión por el secuestro de 17 personas, de cuya investigación hasta el momento se desconoce sus resultados, si hay o no detenidos del caso.

Meses después, durante los primeros días de noviembre, habitantes del municipio de Olinalá, a través de un Comité de Vigilancia Ciudadana, se armaron para instalar retenes en los accesos de la población, con el fin de impedir el ingreso de grupos delincuenciales.

La medida la dispusieron los pobladores luego de que el 27 de octubre a las 13:00 horas detectaron que presuntos delincuentes asesinaron a un taxista y quienes alteraron la seguridad de la población de ese municipio de La Montaña.

Los medios de comunicación locales difundieron fotografías de campesinos ubicados sobre los accesos, quienes portaban armas de fuego de bajo calibre, así como machetes y palos, para evitar el ingreso a su comunidad de personas vinculadas con el crimen organizado.

El hecho motivó que el gobernador Angel Aguirre Rivero anunciara la instrumentación del Operativo Conjunto Guerrero Seguro en la zona, a fin de garantizar la seguridad de los habitantes de la población.

En tanto que esta semana, el mandatario estatal reiteró que con el reforzamiento del Operativo Guerrero Seguro han disminuido los índices delictivos, pero pidió no bajar la guardia y mejorar los resultados en bien de la población.