Vinculadas con el Gobierno de Miguel Ángel Mancera, Fibra Danhos, Grupo Gigante Inmobiliario, Ideal y Copri se convirtieron en las constructoras protagonistas del llamado boom inmobiliario de la Ciudad de México. En megaproyectos de hasta 44 pisos conjuntaron casas habitación, centros comerciales y hasta cementerios.

Pero no todo fue lujo. Sus obras trajeron fenómenos como la falta de agua, la tala de miles de árboles, la violación de los derechos humanos, el desplazamiento de habitantes originales de varias zonas y al final, la crisis de la oferta de la vivienda social.

Ahora, después de un sismo de 7.1 grados que destrozó miles de edificios, el Jefe de Gobierno le encomendó parte de la reconstrucción a la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarias que agrupa a esas mismas empresas.

Ciudad de México, 9 octubre (SinEmbargo).- La reconstrucción de la Ciudad de México está en una puerta giratoria. Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, le encomendó la reparación de miles de inmuebles dañados a las mismas empresas que han protagonizado el llamado boom inmobiliario, ese periodo en el que mediante la modificación del marco jurídico y la reserva de documentos fue permitida la edificación de mega proyectos, lo que ocasionó colapso y caos.

Fibra Danhos, Grupo Ideal, Grupo Gigante Inmobiliario y Grupo Copri integran la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), a la que el Jefe de Gobierno le pidió las tareas de reparación de miles de edificios que colapsaron y no pueden ser habitados.

Hasta antes del sismo, las cuatro protagonizaban la efervescencia del sector con la construcción de rascacielos de hasta 64 pisos en sitios donde durante décadas estuvo prohibido construir más de cuatro pisos.

En donde antes hubo barrios antiguos o barrancas, estas inmobiliarias crearon un estilo de vida de lujo que reunió en el mismo espacio la casa habitación, el centro comercial, el gimnasio y en algunos casos, hasta el cementerio. Un estilo de vida tan lujoso que quedó lejos del alcance de muchos.

Era el auge inmobiliario de la capital del país. Y no todo fue luminoso. La edificación de estos complejos trajo aparejados fenómenos como el desabasto de agua, la tala de miles de árboles, la violación de los derechos humanos, precios de hasta 10 millones de pesos por 60 metros cuadrados y la insatisfacción de la vivienda social.

El 26 de septiembre, a una semana del terremoto de 7.1 grados Richter en la Ciudad de México y Morelos, el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera apareció en conferencia de prensa y anunció un decreto publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México y una plataforma montada ex professo en la red. En la plataforma, el Gobierno local le solicita donativos a la población.

Mancera Espinosa dividió por colores los edificios dañados. Hay 10 mil clasificados con verde, un color que indica daños leves y en los que los inquilinos pueden permanecer mientras se realizan las reparaciones. Otros 300 mil están en amarillo. Estos deben ser reparados sin que los inquilinos los habiten. Y hay 500 inmuebles con daño estructural. Las constructoras de la ADI repararán los edificios marcados con amarillo.

LA PUERTA GIRATORIA DE LA RECONSTRUCCIÓN

“La ADI fue creada por un grupo de empresarios motivados por metas comunes; ordenar y consolidar la industria, trabajar de manera cercana con las autoridades, colaborar con las comunidades en donde se llevan a cabo las inversiones con el fin de buscar un mejor futuro para las ciudades mexicanas”, se lee en la página institucional de la Asociación.

La asociación con la encomienda de la reconstrucción es presidida por Salvador Daniel Kabbaz Zaga quien a su vez es el presidente del Consejo de Administración y Director Ejecutivo de Fibra Danhos. Su hermana, Elvira Daniel Kabbaz, ha estado cercana de integrantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD). En 2001, fue asesora jurídica de Alejandra Barrales, entonces Secretaria General de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México. Luego, fue candidata a diputada local por el distrito XV en Miguel Hidalgo, pero no resultó electa. Después, fungió como Directora de Servicios de Transportes Eléctricos en la Secretaría de Transportes y Vialidad cuando Andrés Manuel López Obrador aún era Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

De acuerdo con información de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Fibra Danhos es uno de los dos mayores propietarios de las oficinas que se ofertan en la Ciudad de México que en total abarcan 8.5 millones de metros cuadrados. Tiene desarrollos en 361 mil 736 metros cuadrados, lo que equivale a 4.26 por ciento. Esta Fibra sólo es superada en este mercado por Fibra Uno con 18 edificios que tienen el 9.33 por ciento del total. Sus propiedades más representativas son Parque Delta, Parque Duraznos, Parque Cuicuilco, Parque Tezontles, Reforma 222 y el más reciente, Parque Toreo.

Torre Virreyes, proyecto de oficinas enfrente del Bosque de Chapultepec, en la Ciudad de México. Foto: Fibra Dahnos

Entre los vicepresidentes de la ADI se encuentra Alfonso Salem Slim –sobrino del magnate Carlos Slim Helú–, Vicepresidente de Impulsora del Desarrollo y el Empleo (IDEAL) en América Latina y presidente de Inmuebles Carso.

En 2014, una de las zonas más exclusivas del Distrito Federal, Nuevo Polanco, llegó al colapso debido a un auge inmobiliario impulsado por las mismas constructoras de Carlos Slim. Nuevo Polanco fue una zona industrial de fábricas y depósitos en la zona centro-oeste de la Ciudad de México. Empezó a cambiar con la inauguración en 2006 del centro comercial Antara Polanco.

Luego, en 2008, se inició la construcción de Plaza Carso, un proyecto de bienes raíces de uso mixto controlado por Slim Helú, sobre un terreno de 78 mil metros cuadrados y terminado casi por completo dos años y medio después. La torre tiene 980 departamentos y 920 mil metros cuadrados de oficinas, tiendas, un hotel y el Museo Soumaya. De pronto, faltó el agua y el Gobierno local no otorgó más permisos para construir ahí.

En el consejo consultivo de la ADI aparece otro nombre: Jaime Alverde Losada quien es director de Operaciones de Gigante Grupo Inmobiliario, brazo de Grupo Gigante, cuyo director es Ángel Losada y el cual tuvo las cadenas minoristas del mismo nombre.

***

En 2013, el Gobierno de Miguel Ángel Mancera aprobó la delimitación de varias áreas de la Ciudad. Las llamó  Sistemas de Actuación por Cooperación. Se pretendía crear ciudades dentro de la Ciudad conforme a la actividad tradicional del área. Por ejemplo, en la colonia Doctores, donde están los tribunales, se intentó conformar la “Ciudad Administrativa”.  Según la organización Suma Urbana se conformaron seis áreas con esas características: Granadas, Doctores, La Mexicana, Distrito San Pablo, Tacubaya y Alameda-Reforma. Y así, la construcción de grande edificios se permitió a través de fideicomisos cuyas reglas y dinero fueron puestos bajo reserva.

Miyana Corporativo, situado en la avenida Ejército Nacional, en la CdMx. Foto: Gigante Grupo Inmobiliario

En estos momentos, Gigante Grupo Inmobiliario construye Miyana, un complejo de tres torres de 44 pisos. Dada la reserva del Gobierno de la Ciudad de México, no es posible conocer los estudios de densidad para determinar si está en lo correcto al vender en 70 mil pesos el metro cuadrado. El departamento de más bajo precio ahí es de siete millones 663 mil pesos y mide 106 metros cuadrados. Hay otro tipo de espacio en nueve millones 554 mil y mide 126 metros cuadrados. El tercero es de 153 metros cuadrados y cuesta once millones 321 mil pesos.

En la Asociación también está Grupo Copri, la constructora que en 2010, dirigida por Luis Antonio Attias, se asoció con Obrascón Huarte Laín (OHLO) y Atco para construir la Supervía Poniente, con un permiso del entonces Jefe del Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard Casaubón. El entonces director comercial de Copri, Sergio Haua Miguel, fue investigado por supuestos delitos de lavado de dinero [Periódico Reforma, 11 de julio de 2015].

La investigación, fincada en la Procuraduría General de la República, se concentró en Los Puentes de los Poetas (se llaman Octavio Paz, Carlos Pellicer y Jaime Sabines), inaugurados en septiembre de 2004 por el entonces Jefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador, confirmó una fuente en la PGR.

La indagatoria partió del hecho de que los terrenos para los puentes fueron vendidos en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador a varias empresas con la condición de que fueran ellas las que los financiaran. Las condiciones de la concesión no pueden ser conocidas ahora porque el mismo Gobierno clasificó la documentación como reservada hasta 2025.

Edificio Basalto, un desarrollo con departamentos y penthouses de lujo enclavado en Santa Fe. Foto: Grupo Copri

Grupo Copri es uno de los reyes en Santa Fe. De 2006 y hasta ahora, ha construido Residencial Mirador, Tres Torres Secoyas, Tres Cumbres y Granito. En estos momentos edifica desarrollo Cumbres de Santa Fe que estará integrado por cuatro torres, una de 13, dos de 15 y una más de 17 pisos. El metraje y precio promedio de los departamentos es de 275 metros cuadrados en 18 millones y medio de pesos.

Es una ciudad habitacional exclusiva cuyo lema es “un mundo aparte”. En total se venden mil 688 departamentos. El mismo desarrollador tiene en la zona, el conjunto “Dos Vistas” con 304 departamentos, gimnasio, alberca, SPA, varias torres de entre 10 y 20 niveles ocupados de oficinas. En ese terreno también hay un cementerio.

En el portal cibernético donde se anuncia también se indica: “Cada detalle refleja el estilo de vida que sólo unos cuantos pueden disfrutar”.