En su mensaje de Año Nuevo al país divulgado hoy, el “premier” conservador dijo que la esperada salida del país de la Unión Europa (UE) el próximo 31 de diciembre, le permitirá al Ejecutivo centrarse en otras prioridades, como la Sanidad pública.

Londres, 1 enero (EFE).- El Primer Ministro británico, Boris Johnson, anticipó este martes una década de “prosperidad y oportunidad” para el Reino Unido tras el “Brexit” y confió en que este evento ponga fin al “rencor y la incertidumbre”.

En su mensaje de Año Nuevo al país divulgado hoy, el “premier” conservador dijo que la esperada salida del país de la Unión Europa (UE) el próximo 31 de diciembre, le permitirá al Ejecutivo centrarse en otras prioridades, como la Sanidad pública.

“Al decirle adiós al 2019, también podemos pasar página a la división, el rencor y la incertidumbre que ha dominado la vida pública y nos ha estancado durante mucho tiempo”, afirmó.

“Podemos empezar un nuevo capítulo de la historia de este país, en el que nos unamos y sigamos adelante unidos, impulsando las enormes posibilidades del pueblo británico”, añadió Johnson, que pasa unos días de descanso en la isla caribeña de Mustique.

Reiteró que el primer asunto de su agenda de Gobierno será concretar la salida del país del bloque europeo y que su cometido es ser el “Primer Ministro de todos, incluidos de los millones que apoyaron la permanencia (en la UE) y que no votaron a los conservadores en las (recientes) elecciones generales”.

“Si eres uno de ellos, quiero asegurarte que seré el primer ministro de todos, no solo de los que me votaron”, puntualizó el líder “tory”, y agregó que busca trabajar con toda la población para “construir el futuro que el Reino Unido se merece”.

Johnson subrayó que, una vez que se ejecute el “Brexit”, el Gobierno finalmente podrá centrarse en las “prioridades de la gente”, incluido el Servicio Nacional de Salud (NHS, en inglés), así como mejorar la calidad de la Educación.

La próxima semana, el Parlamento tiene previsto continuar con el trámite para aprobar el acuerdo del “Brexit” negociado con Bruselas antes de ser ratificado por la reina Isabel II, jefa de Estado, de cara a la esperada salida del país de la UE el 31 de enero.