Warcraft III: Reforged representa un golpe de nostalgia para los amantes de la serie, por todo lo que representa y el trabajo de esta remasterización. Entre las nuevas características que nos ofrece esta entrega está la de un sistema de juego más pulido, desde los poderes de nuestros héroes principales hasta los tiempos de espera en construcción o recolección de materiales, cambios que han significado una mejora sustancial para adaptar un sistema de juego bastante complejo a la actualidad.

Ciudad de México, 2 de febrero (SinEmbargo).- Warcraft III marcó un precedente y punto final a la trilogía de “Warcraft” cuando llegó en 2002; además de formar el camino que tomaría World of Warcraft para seguir el legado de la serie. Warcraft, se sitúa en el género de estrategia en tiempo real muy al estilo de Age of Empires, donde la premisa básica del juego es recolectar recursos durante la partida para generar construcciones y un mayor número de población con peones o guerreros para tu armada. En Warcraft III tenemos dos bandos a escoger, el bando de la alianza (humanos) y el bando de la horda (orcos); donde además podemos mencionar a un tercer enemigo que da pie a la historia de juego, el cual conocemos como “la legión ardiente”.

Warcraft III, se divide en dos campañas: Reign of Chaos y The Frozen Throne, las cuales están disponibles en está remasterización. A lo largo de estas dos campañas podrás jugar a través de poco más de 60 misiones que toman lugar en el mundo de Warcraft como Kalimidor, Nortrend, Lordareon y más; para quienes estén familiarizados con títulos más recientes como World of Warcraft, seguramente ubicaran a la perfección estas locaciones.
Estas misiones representan más de 40 horas de juego con poco más de 4 horas de nuevas cinematográficas que han sido retrabajadas para esta entrega. Pero eso no es todo, porque además de todas las misiones que podremos jugar, tenemos una gran variedad de héroes del universo de Warcraft a utilizar a través de las campañas del juego como Arthas, Thrall, Kael’thas, Sylvanas, entre otros. Cada uno de ellos representa una parte específica de la campaña donde podremos usarlo, además de que cada uno cuenta con habilidades únicas que podrás aprovechar al momento del combate.

Además de las mejoras de juego, una de las nuevas y más obvias adiciones al título es la mejora en los gráficos. Foto: Especial

Además, al momento de crear nuestras tropas podremos escoger si queremos guerreros enfocados en combate cuerpo a cuerpo o de ataques a distancias, como hechiceros. Todo esto dependerá que como quieras crear tu estrategia para defender o atacar campamentos y que tan eficaz quiera quieres que sea.

Warcraft III: Reforged representa un golpe de nostalgia para los amantes de la serie, por todo lo que representa y el trabajo de esta remasterización. Entre las nuevas características que nos ofrece esta entrega está la de un sistema de juego más pulido, desde los poderes de nuestros héroes principales hasta los tiempos de espera en construcción o recolección de materiales, cambios que han significado una mejora sustancial para adaptar un sistema de juego bastante complejo a la actualidad.

Además de las mejoras de juego, una de las nuevas y más obvias adiciones al título es la mejora en los gráficos, desde el gameplay hasta las cinemáticas del mismo, haciendo de esto un trabajo sumamente excepcional y resaltando cada detalle de los escenarios del juego, nuestros personajes, efectos y construcciones. Todo a la altura de un motor gráfico en PC de actual generación y que podría mejorar aún más si es que compañías como Nvidia decidieran dar soporte a la tendencia de efectos de luz y sombra con tecnología Ray Tracing.

Warcraft III: Reforged vuelve a confirmar porque es uno de los mejores juegos de estrategia. Foto: Especial

Por la parte mutijugador, la experiencia sigue siendo tan fresca como hace 18 años, siendo uno de los títulos en línea más jugados y que hasta el día de hoy sigue estando presente en muchos videojugadores. Además de que con el nuevo balance que tuvo el juego la experiencia es mejor y más dinámica haciendo de cada partida un lugar mucho más competitivo y amigable para quienes llegan a vivir la experiencia de Warcraft III por primera vez.

Por otro lado, las partidas personalizadas brindan una experiencia diferente a las clásicas partidas multijugador incluyendo opciones como “tower defense” o MOBAs dentro del mismo juego, cambiando totalmente la dinámica original y claro, la opción de crear tus propias partidas con el editor del mundo con el que cuenta el juego. Diferente y con muchas opciones para explotar la creatividad de las personas.

Warcraft III: Reforged vuelve a confirmar porque es uno de los mejores juegos de estrategia en tiempo real de la historia y ahora, de hoy en día. Aunque el juego originalmente se desarrolló en PC y nuevamente está en PC, esperemos verlo en algún momento en consolas, ya que no es un juego bastante exigente para cualquiera de las consolas de actual generación y mucho menos para la próxima generación de consolas. Como vimos Diablo III hace algunos años llegando a consolas, sin duda Warcraft III: Reforged podría seguir ese camino sin ningún problema.