El Indicador Coincidente se ubicó por abajo de la tendencia de largo plazo; el Adelantado estaba por encima de la tendencia. “El último pico se registró en mayo del 2018, mientras que el valle se alcanzó en mayo del 2020, equivalente a una caída de 29.99 por ciento”, observó una analista de Banco Base.

Ciudad de México, 2 de marzo (SinEmbargo).- La economía mexicana sumó en noviembre seis meses de recuperación que iniciaron en junio con la reapertura de actividades productivas, sin embargo, en diciembre el Indicador Coincidente del Sistema de Indicadores Compuestos (SICCA) se ubicó por debajo de la tendencia de largo plazo y disminuyó 0.03 puntos respecto al mes anterior.

El SICCA del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reveló la ruta que la economía mexicana desarrolló hasta el cierre de 2020. Es un indicador que también permite realizar comparaciones de ésta con distintas economías a nivel mundial.

El Indicador Coincidente se ubicó por abajo de la tendencia de largo plazo, hasta 97.7 puntos. El Indicador Adelantado estaba por encima de la tendencia, con un valor de 101.2 puntos.

“Cabe recordar que, el último pico se registró en mayo del 2018, mientras que el valle se alcanzó en mayo del 2020, equivalente a una caída de 29.99 por ciento”, observó Gabriela Siller, analista de Banco Base.

El indicador, continuó en su análisis Siller, se ubicó 11.70 por ciento por debajo de su último pico y sumó 31 meses por debajo de ese nivel. Sin embargo, avanzó 26.13 por ciento desde su menor nivel, leído como un valle.

La caída del Producto Interno Bruto (PIB) de México en 2020 no fue de dos dígitos, por arriba del 10 por ciento, como algunos analistas calculaban. Pero fue de 8.5 por ciento, tan profunda que hizo historia, según las cifras revisadas del Inegi.

Julio Santaella, director del instituto, expuso que desde el 2019 el PIB mostró una tendencia a la baja, pero se contrajo fuertemente hasta el segundo trimestre de 2020, periodo coincidente con el inicio de la emergencia sanitaria por coronavirus.

El Indicador Adelantado corresponde al desarrollo económico de diciembre 2020, sus seis componentes contribuyeron a la mejoría: empleo manufacturero, momento adecuado para invertir en la manufactura, IPC de la BMV, tipo de cambio real, Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) y el índice bursátil de EU Standard & Poor’s 500.

Tuvo su onceavo incremento mensual consecutivo al incrementarse 1.19 puntos y se situó en 102.1 puntos, lo que sugirió para Julio Santaella, director del Inegi, un incremento en el crecimiento de la economía mexicana.

Al interior del Indicador Coincidente el Inegi observó que cinco de sus seis componentes contribuyeron a desaceleración en diciembre: el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), Indicador de la Actividad Industrial (IMAI), índice de ingresos minoristas, tasa de desocupación urbana e importaciones totales.

El Indicador Coincidente tuvo en diciembre de 2020 un estancamiento de con un retroceso de (-)0.03 puntos y se colocó en 100.4 puntos. “en diciembre 2020, dos de sus componentes contribuyeron a su descenso: ventas al menudeo y trabajadores permanentes asegurados en el #IMSS.”, destacó Santaella.