La policía autonómica de Cataluña logró aprehender en Girona, España, a un hombre acusado de rociar sosa cáustica a una mujer y a su hija, el pasado lunes; las autoridades españolas habían rechazado una orden de protección para la víctima, quien aseguraba haber denunciado en distintas ocasiones al ahora detenido.

Girona, España, 2 de julio (RT).- Los Mossos d’Esquadra (policía autonómica de Cataluña) han detenido en la localidad de Sant Feliu de Guíxols (Girona, España) a un hombre de 45 años de edad que presuntamente roció con sosa cáustica a una mujer y a su hija de 5 años de edad el pasado lunes, dándose a la fuga posteriormente.

Los hechos tuvieron lugar un mes después de que un Juez rechazara habilitar una orden de protección para la víctima, que asegura haber denunciado varias veces al detenido. Tras el ataque, perpetrado en la vía pública y a plena luz del día, un juzgado local ordenó la detención del agresor.

La víctima tiene 34 años de edad y se encuentra aún ingresada en el hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, con daños graves en los labios, las encías, la lengua y la córnea del ojo derecho, cuya visión podría perder definitivamente. Su hija presenta quemaduras leves en el rostro y en los hombros.

OSCURA Y TURBIA RELACIÓN

Las autoridades investigan ahora la relación entre la víctima y el agresor, mientras los padres y el marido de la mujer agredida niegan cualquier clase de relación sentimental entre ellos en el presente o en el pasado.

Según informa la prensa local, ambos se conocieron a través de la niñera que cuida a las hijas de la mujer, y habrían establecido un vínculo que los investigadores están ahora tratando de esclarecer.

En cualquier caso, otro juzgado de la misma localidad tiene una causa abierta por unos hechos ocurridos el pasado 29 de mayo, cuando el ahora detenido por la agresión con sosa cáustica fue víctima de un intento de atropello, presuntamente cometido por el marido de la mujer agredida.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.