La Encuesta de Confianza del Consumidor será uno de los ejercicios de los que su levantamiento se posterga por la emergencia sanitaria hasta nuevo aviso, especificó el director del Inegi, Julio Santaella.

Ciudad de México, 3 de abril (SinEmbargo).- La confianza de los consumidores mexicanos descendió poco más de 4 puntos porcentuales durante el mes de marzo. Dentro de los indicadores que componen el dato, la proyección futura a un año de la economía nacional fue la que presentó los mayores pérdidas.

El Indicador de Confianza del Consumidor, elaborado de manera conjunta por el Banco de México y el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), anotó una baja de 4.4 puntos anuales, luego de que el mes anterior tuviera un descenso después de un meses al alza. El dato se colocó en las 42.6 unidades.

El indicador retomó su tendencia decreciente y alcanzó su menor nivel desde noviembre 2018. A su interior, los cinco componentes que lo integran mostraron caídas anuales con datos ajustados por estacionalidad. El mismo escenario se encontró en los datos revisados a tasa mensual.

Por componentes, a tasa mensual, el que recopiló la opinión sobre la situación económica actual de quienes habitan una vivienda cayó 0.1 puntos porcentuales y el de la previsión futura a un año descendió 1.1 por ciento. Además, la posibilidad en el momento actual de los miembros del hogar para realizar compras de bienes durables bajó 0.5 por ciento.

Destacó que la situación económica actual del país en marzo de 2020, respecto a un año anterior cayó 1.3 por ciento y la expectativa futura de la economía nacional bajó 2.1 puntos porcentuales.

“La Encuesta de Confianza del Consumidor (ENCO), que permite recabar la información que aquí se reporta, es una de las que su levantamiento se posterga por la emergencia sanitaria hasta nuevo aviso”, especificó el director del Inegi, Julio Santaella.

Anualmente, el componente de la situación económica futura esperada para las personas que viven en una casa y para el país reportaron un descenso de 4.5 y 11.1 puntos porcentuales, respectivamente.

La situación económica actual fue considerada peor que un año antes al interior de los hogares mexicanos, con 0.9 por ciento y en el país -4.2 por ciento.

La posibilidad de compras tuvo una caída anual de 1.5 puntos porcentuales.

La Encuesta Nacional sobre Confianza del Consumidor (ENCO) se realizó durante los primeros veinte días del mes y usa como base una muestra de 2 mil 336 viviendas urbanas a nivel nacional.