Este viernes, estudiantes de todas las escuelas exigen a las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México garantías de seguridad en sus instalaciones, luego de que el clima de violencia se recrudeció esta semana cuando Aideé Mendoza, de 18 años, recibió un impacto de bala que le causó la muerte en el CCH Oriente.

Ciudad de México, 3 de mayo (SinEmbargo).– Decenas de estudiantes comenzaron una marcha en las inmediaciones de Ciudad Universitaria para exigir justicia a dos años del feminicidio de Lesvy Berlín y por el asesinato de Aideé Mendoza en el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente. “En memoria de Aideé, Jenifer, Miranda, Lesvy y las que nos faltan”, se lee en una de las pancartas que encabeza la movilización.

En la movilización participa Araceli Osorio, madre de Lesvy Berlín, quien ayer encabezó el acto de disculpa pública por parte de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México por las diversas irregularidades que se hallaron en el actuar de las autoridades de procuración de justicia capitalina durante la investigación del feminicidio de su hija, ocurrido en mayo 2017 en las instalaciones de Ciudad Universitaria.

Los contingentes, conformados principalmente por mujeres, partieron del parque de La Bombilla, sobre la avenida Insurgentes, rumbo a la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde esperan entregar un pliego petitorio a las autoridades universitarias.

Las manifestantes exigen a la universidad garantías de seguridad en sus instalaciones, pues el clima de violencia recrudeció esta semana cuando Aideé Mendoza, de 18 años, recibido un impacto de bala que le causó la muerte en el CCH Oriente.

Reportes de peritos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CdMx) arrojaron que la jovenmurió a causa del impacto de una posible bala perdida calibre .9 milímetros, la cual fue disparada al menos a 300 metros de distancia de donde ella se encontraba.

El asesinato de la estudiante se registró a días del segundo aniversario luctuoso del presunto feminicidio de Lesvy Berlín, cometido en Ciudad Universitaria el 3 de mayo del 2017. La joven de 22 años habría sido estrangulada con un cable telefónico en el Instituto de Ingeniería.

Ayer, Araceli Osorio, madre de Lesvy Berlín Rivera Osorio, sostuvo que los responsables del feminicidio de su hija fueron Jorge Luis González Hernández y “sí fue el Estado”. En tanto, la Procuradora General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, reconoció que desde el entonces Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa; el entonces Procurador Rodolfo Ríos Garza y decenas de funcionarios públicos defendieron una verdad en el caso que “culpabilizó de nuevo a las mujeres de su violencia”.

Ernestina Godoy Ramos, Procuradora de la Ciudad de México, ofreció este miércoles una disculpa pública a la familia de Lesvy Berlín por las violaciones a sus derechos humanos y las faltas al debido proceso en el caso. Y reconoció que el caso evidenció las muchas deficiencias que enfrenta las instancias de procuración de justicia capitalinas.

“La PGJ capitalina, a nombre de todo su personal, de frente y con todo mi respeto admito el reconocimiento de responsabilidad y ofrezco una disculpa pública al honor y memoria de Lesvy Berlín Rivera Osorio, a sus padres, así como a sus abuelos, por las afectaciones ocasionadas, por las violaciones a sus derechos humanos, las faltas al debido proceso, los retrasos y obstrucciones al acceso a la justicia y a la verdad, por la violación al derecho a la integridad personas, por la vulneración al derecho a la intimidad y la vida privada, y la revictimización a las víctimas documentadas en la recomendación 1 del 2018” de la CNDH.