La OMS informó, que hasta el momento, España contabilizaba 29 mil 858 personas fallecidas por la COVID-19, 2 mil 730 más que el Ministerio de Salud del país; este martes la Organización corrigió sus datos y los equiparó a las de las autoridades españolas.

Ginebra, 4 jun (EFE).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) contabilizó hoy que 29 mil 858 personas murieron en España a consecuencia de la COVID-19, 2 mil 730 más que las cifras oficiales aportadas por el Ministerio de Sanidad (27 mil 128 según las estadísticas más recientes del miércoles).

La divergencia de cifras se prolonga desde hace varios días, y la OMS ha sido consultada por Efe sobre las fuentes utilizadas para su contabilidad (que habitualmente son las de las autoridades sanitarias nacionales), aunque por ahora no ha dado respuesta.

En cuanto a número de casos, el Ministerio de Sanidad informa de 240 mil 326 contagios, frente a los 240 mil 304 que contabiliza la OMS en sus estadísticas, que también se renuevan diariamente.

Otra fuente habitual de estadísticas sobre COVID-19, la Universidad Johns Hopkins estadounidense, coincide con el Ministerio de Sanidad español en el número de víctimas mortales (27 mil 128) y también sitúa las infecciones por encima de las 240 mil.

La diferencia entre las cifras de la OMS y el Gobierno español era de 2 mil 730 muertes a causa de la COVID-19. Foto: Paco Santamaría, EFE

OMS RECTIFICA CIFRA DE MUERTES

La OMS, que durante varios días ha reportado unas 2 mil 700 muertes más por coronavirus en España que las informadas por el Ministerio de Sanidad, corrigió hoy sus cifras para equipararlas con las nacionales: 27 mil 940 en la actualidad.

“Hemos corregido los datos en nuestros sistemas para realinear los cálculos de casos y muertes con los de España, y emitiremos una fe de erratas en el informe de situación de hoy”, declaró a Efe el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic.

En el anterior informe diario de situación, publicado en la noche del miércoles, la OMS contabilizó 29 mil 858 muertes en España, 2 mil 730 más que las que ese día reportó el Ministerio de Sanidad español (27 mil 128), y esa divergencia también se produjo en informes de días anteriores.

La diferencia en el número de datos había llevado, según medios españoles, a que las autoridades sanitarias consultaran a la OMS la fuente de sus casos sobre fallecimientos, aunque Jasarevic no comentó esta petición.