México

Ómicron avanza y el planeta se moviliza: laboratorios comienzan a modificar fármacos

04/12/2021 - 12:30 pm

Al presentar una gran cantidad de mutaciones, los científicos temen que pueda haber hecho el virus más transmisible y debilitado el efecto de las vacunas.

Ciudad de México, 4 diciembre (SinEmbargo).- La variante Ómicron del coronavirus se propaga rápidamente por el planeta y ya tiene presencia en 38 países. Mientras tanto, los expertos todavía tratan de determinar cuán grave es la enfermedad que transmite y si las vacunas existentes pueden protegernos de ella. Aquí repasamos todo lo que se sabe hasta ahora a ese respecto.

¿DÓNDE SE DETECTÓ?

La primera detección de la Ómicron fue anunciada por las autoridades sanitarias de Súdafrica el pasado 25 de noviembre. No obstante, el Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente de los Países Bajos comunicó este martes que posiblemente esa variante había llegado ya antes a su país.

Alarmados por la aparición de la nueva amenaza, una serie de países se apresuraron a tomar medidas y, en un intento de impedir que llegara a sus territorios nacionales, restringieron vuelos desde la región del sur de África.

A pesar de esto, la variante ya fue confirmada en 38 países, informaron este viernes desde la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un hombre en aislamiento luego de llegar una clínica de Lawley, cerca de Johannesburgo, Sudáfrica, el miércoles 1 de diciembre de 2021. Foto: AP

¿ES MÁS PELIGROSA?

El lunes, la OMS calificó de “muy alto” el riesgo general y a nivel global por tal motivo. La Ómicron dispone de una gran cantidad de mutaciones, de las cuales más de 30 se encuentran en la zona que codifica la proteína espiga, que le permite unirse a las células humanas. Este componente del virus es el objetivo principal de los anticuerpos que se producen para combatir la infección. Por eso, los científicos temen que tales cambios pueden haber hecho el virus más transmisible y debilitar el efecto de las vacunas.

Maria Van Kerkhove, epidemióloga encargada en la OMS de la gestión de la pandemia, declaró este viernes que “hay indicios” de que la nueva variante puede tener una mayor transmisibilidad, aunque, matizó, hay que revisar la información al respecto. En ese contexto, subrayó que la Delta sigue siendo la dominante en todo el mundo.

En cuanto a los síntomas de la Ómicron, médicos sudafricanos señalaron que los pacientes presentaban manifestaciones más leves que en caso de la Delta, entre ellas tos, dolores corporales y de cabeza y fatiga, recoge Financial Times.

Entre tanto, el portavoz de la organización, Christian Lindmeier, dijo que todavía no se ha registrado muertes por causa de la más reciente variante.

La aparición de Ómicron preocupa por la treintena de mutaciones que presenta, su aparente mayor transmisibilidad y riesgo de reinfección. Foto: EFE

¿PUEDE LA VARIANTE ÓMICRON PONER FIN A LA PANDEMIA?

A pesar del temor que podría provocar la nueva variante, algunos expertos señalan que incluso podría beneficiar a la sociedad, haciendo que la pandemia llegue a su fin. El científico jefe del Centro ruso de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, Anatoly Altshtein, considera que la nueva cepa no genera un gran peligro, porque sus 32 mutaciones en la proteína S señalan que tiene un “genoma inestable”.

“Incluso si resulta que es tan contagiosa que se propaga por todo el mundo, será una enfermedad más leve de lo que es ahora, tal vez incluso una mucho más leve. Delta desaparecerá, este virus puede aparecer en su lugar, pero ya no es una epidemia tan peligrosa”, dijo el científico.

“Ahora, alrededor del tres por ciento [de los pacientes] están muriendo, y con esta cepa [Ómicron], si realmente se propaga, entonces, lo más probable es que la patogenicidad [la capacidad del virus para conducir a la enfermedad] se reducirá. Si la letalidad del coronavirus se vuelve comparable a la de la gripe, entonces asumiremos que la pandemia ya ha terminado. Ómicron tiene la posibilidad de acabar con la pandemia”, concluyó Anatoly Altstein.

PRIMER CASO DE LA VARIANTE ÓMICRON EN MÉXICO

México detectó el primer caso de la variante Ómicron del coronavirus en una persona proveniente de Sudáfrica que ingresó en un hospital con síntomas de COVID-19, informó el viernes el Subsecretario de Salud y estratega contra la pandemia, Hugo López-Gatell.

El paciente de 51 años llegó a México el pasado 21 de noviembre proveniente de Sudáfrica y seis días después comenzó a tener síntomas leves de COVID-19; el lunes 29 de noviembre ingresó a un hospital privado de Ciudad de México, donde se encuentra “estable” y en “aislamiento preventivo voluntario”.

El epidemiólogo aseguró que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “la vacunación sigue siendo fundamental para reducir riesgos de hospitalización y muerte”.

López-Gatell opinó que una variante más transmisible, como la Ómicron, ayuda a lograr inmunidad rápidamente. El experto enfatizó que no es necesario establecer un protocolo especial ante la nueva cepa y las medidas de protección ante Ómicron siguen siendo las mismas desde que inició la pandemia. Asimismo, señaló que a pesar de que pueda tener mayor transmisibilidad, no existen pruebas de que evada la respuesta inmune de las vacunas o de las personas que ya superaron la enfermedad.

DESIGUALDAD EN LA VACUNACIÓN, ÓMICRON Y OTRAS CLAVES DE LA COVID-19

La inequidad en la inmunización contra la COVID-19 se mantiene en América, donde tres países han administrado casi el 70 por ciento del total de dosis aplicadas en el continente, mientras crecen los reclamos por la relación entre el acaparamiento de vacunas y la variante Ómicron.

LA INEQUIDAD SE MANTIENE EN AMÉRICA

La Organización Mundial de la Salud (OMS) registra 262.8 millones de contagios de COVID-19 a nivel global, con 5.2 millones de muertes. Alrededor del 36 por ciento de los casos (97.1 millones de infectados) y cerca del 44 por ciento de los decesos (2.3 millones) corresponden a América. Y de estos, casi la mitad de los contagios (45.7 millones) y el 65 por ciento de los fallecimientos (1.53 millones) se han registrado en Latinoamérica.

Pese a las cifras de contagios en los países pobres, la OMS calcula que el 80 por ciento de los ocho mil millones de dosis de vacunas que se han administrado en el mundo ha ido a los países del G20 (los más industrializados y economías emergentes), mientras que los de bajos ingresos apenas han recibido el 0.6 por ciento de las vacunas totales.

La directora de la OPS, Carissa F. Etienne, lamentó en su balance de esta semana que, “con poco más de la mitad de la población de América Latina y el Caribe completamente vacunada (con marcada desigualdad entre países), esta región sigue siendo especialmente vulnerable”.

EL “ACAPARAMIENTO” DE VACUNAS Y LA NUEVA VARIANTE

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, denunció esta semana el hecho de que la nueva variante surgió en África, el continente con menor tasa de vacunación contra la COVID-19: “Mientras continúe la desigualdad en las vacunas el virus tendrá oportunidades para extenderse y evolucionar a formas que no podemos predecir o prevenir”.

El secretario ejecutivo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), Sacha Llorenti, afirmó que la aparición de Ómicron es responsabilidad del “acaparamiento de vacunas por algunos países del norte”.

“No vacunar con prioridad a todas las personas vulnerables de todo el mundo provoca muertes y la prolongación de la pandemia”, algo de lo que culpó al capitalismo.

Por su parte, el Presidente Andrés Manuel López Obrador argumentó que “lo que está pasando con la nueva variante es que no llegaron las vacunas a África” porque de cada 100 vacunados en el mundo, en ese continente hay sólo seis en promedio, según sus cálculos.

Con la desigualdad en las vacunas, el virus tendrá oportunidad de extenderse y evolucionar a formas que no podemos predecir o prevenir: OMS. Foto: Universidad de Oxford

EL IMPULSO A LA DOSIS DE REFUERZO

Estados Unidos, México, Canadá y Brasil registraron ya sus primeros casos de la nueva variante Ómicron, la cual preocupa a la OMS por la treintena de mutaciones que presenta, su aparente mayor transmisibilidad y riesgo de reinfección, que ha llevado a varios Gobiernos a dar un impulso a la dosis de refuerzo contra el coronavirus.

En Canadá, las autoridades sanitarias recomendaron “vigorosamente” este viernes que los mayores de 50 años de edad reciban una dosis de refuerzo de la vacuna para reducir “las infecciones y enfermedades graves”.

En México se anunció que la aplicación de dosis de refuerzo contra el coronavirus para adultos mayores arrancará el martes 6 de diciembre.

En los últimos meses, la OMS subrayó que la tercera dosis de la vacuna anticovid en varios países está haciendo más difícil el acceso a las dos primeras en las naciones más pobres.

DONACIONES MASIVAS A PAÍSES POBRES

La alarma por esta nueva variante ha movilizado a las grandes economías para donar vacunas a los más pobres. Estados Unidos envió este viernes 11 millones de dosis a distintos países, de los que nueve millones están destinados a África, informó la Casa Blanca.

El Presidente Joe Biden aseguró que su Gobierno entregará 200 millones de dosis más a otras naciones en los próximos 100 días, es decir, hasta mediados de marzo, ante la aparición de la variante Ómicron.

En tanto, el Presidente de China, Xi Jinping, dijo que país facilitará a África mil millones de dosis de vacunas.

-Con información de RT y EFE

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas