La Secretaria de Energía insistió que en las obras de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, no hay outsourcing , dijo que “incluso hay más fiscalización”.

Ciudad de México, 4 de marzo (SinEmbargo).– Rocío Nahle, Secretaria de Energía, negó que el Gobierno federal utilice un esquema de subcontratación de trabajadores, conocido como outsourcing, en las obras que se llevan a cabo en la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco.

“No hay outsourcing e incluso hay más fiscalización”, dijo en respuesta a una nota publicada por el diario Reforma.

El periódico publicó el 4 de marzo publicó que las obras de la refinería de Dos Bocas son operadas por una empresa que ofrece servicios de outsourcing y sería filial de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“PTI S.A de C.V. es una filial de Pemex Transformación Industrial y MGI S.A de C.V es otra filial de Pemex que da el servicio contable. No hay outsourcing e incluso hay más fiscalización”, escribió en su cuenta de Twitter.

La Secretaria de Energía insistió que el proyecto que administra PTI está sujeto a la auditoría de Pemex y la de filiales de la empresa.

“Adicionalmente se firmó un convenio con la @ASF_Mexico para que también auditarán el proyecto y nos acompañaran durante su ejecución”, agregó en la red social.

De acuerdo con las estimaciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la refinería de Dos Bocas se inaugurará el 1 de julio de 2022 para celebrar “el fin de la corrupción” a cuatro años de su triunfo en las elecciones del 2018.