El Congreso Nacional Indígena había denunciado en sus redes sociales que los activistas José Lucio Bartolo Faustino y Modesto Verales Sebastián fueron emboscados y estaban desaparecidos, hoy fue confirmado su asesinato.

Ciudad de México, 5 de mayo (SinEmbargo).– El Congreso Nacional Indígena (CNI) confirmó este domingo que los integrantes del Concejo Indígena y Popular de Guerrero-Emiliano Zapata (CIPOG-EZ), José Lucio Bartolo Faustino y Modesto Verales Sebastián, fueron asesinados luego de haber desaparecido al salir de Chilpancingo, Guerrero.

En una primera alerta, el CNI denunció la desaparición de ambos activistas, quienes también son concejal y delegados de la organización en el estado y habían acudido a una reunión en la capital a las 16:00 horas del sábado.

En un comunicado el CNI, que pertenece al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) informó que alrededor de las 6:00 de la tarde del 4 de mayo fueron ejecutados el Concejal Nahua José Lucio Bartolo Faustino y de Modesto Verales Sebastián.

Los dos fueron miembros activos de la organización, defensores nuestros territorios, de la cultura y constructores de la autonomía en sus comunidades.

“Ambos participaron activamente en innumerables reuniones del CNI, en los procesos de conformación del Concejo Indígena de Gobierno (CIG), coordinaron la recabación de firmas por Marichuy en su región y recientemente estuvieron participando en la movilización nacional del pasado 10 de Abril”, recordó el CNI.

El Congreso Nacional Indígena precisó que el 4 de mayo los activistas sostuvieron una reunión con otros miembros de su organización en la ciudad de Chilpancingo. Se estaban coordinando para realizar próximas movilizaciones ya que diversas dependencias estatales y federales se han negado a tratar sus demandas sociales y políticas.

De regreso a su comunidad fueron interceptados por grupos armados que los persiguieron y ejecutaron, en la ciudad de Chilapa, detalló el comunicado.

El CNI señaló que las comunidades que los eligieron como concejal del CIG-CNI y como delegado del CNI, han estado bajo el asedio de organizaciones criminales toleradas por los tres niveles de gobierno.

“Llevamos años alzando nuestra voz y la impunidad se mantiene, AMLO está plenamente informado de la grave problemática de violencia generada por los grupos criminales en el municipio de Chilapa de Álvarez, no podrá decir que no sabía”, recriminó el Congreso Nacional Indígena al Gobierno federal.”Se lo reiteramos una y otra vez a través de sus funcionarios, que solamente nos tratan con desprecio y nos dan largas”.

“Mentira que se acabo la impunidad, mentira que primero los pobres, mentira su transformación del país, él (AMLO) y sus funcionarios repiten los mismos tratos a los pueblos originarios, si no eres de su grupo y no les das votos, estás fuera”, denunciaron.

Anunciaron que el CIPOG-EZ seguirá caminando abajo, “con los pueblos indios y frente al sistema capitalista que nos despoja, explota, desprecia y asesina. Como pueblos originarios caminamos con los principios que nos heredaron las luchas de nuestros pueblos, que anduvieron con Vicente Guerrero y con Emiliano Zapata”.

Responsabilizaron a las autoridades federales, estatales y municipales, pues acusaron que ellos conocen perfectamente las actividades delictivas de Celso Ortega y permiten la impunidad de su organización delictiva.

También hicieron responsables de la integridad física de todos los integrantes del CIPOG-EZ a Jesús Parra García Presidente Municipal de Chilapa de Álvarez, al gobierno estatal y federal.

Las organizaciones que conforman la Alerta Temprana Red exigieron una investigación inmediata para dar con los responsables materiales e intelectuales para que sean castigados, el desarme de grupos criminales, que se garantice el derecho de las comunidades a la autodeterminación y disposición de sus tierras y territorios.

También pidieron a los organismos nacionales e internacionales defensores de derechos humanos que expresen su preocupación ante la gravedad de los hechos e insten al Estado a cumplir las peticiones.

El doble homicidio fue confirmado vía telefónica por el Secretario ejecutivo de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de violaciones a los Derechos Humanos en México (AFADEM), Julio Mata Montiel, quien indicó que los cuerpos fueron trasladados al Instituto de Ciencias Forenses de Chilpancingo.

Los crímenes se registraron a tres días de que el periodista Telésforo Santiago Enríquez, profesor indígena y colaborador en una radio comunitaria, fue asesinado en el municipio de San Agustín Loxicha, ubicado en la Sierra Sur de Oaxaca; en respuesta, el Coordinador General de Comunicación Social de la Presidencia, Jesús Ramírez, se comprometió a hallar a los responsables del ataque.

–Con información de ElSur