Bruselas/Vilna, 5 jul (dpa) – La Comisión Europea advirtió hoy a Estados Unidos que el supuesto espionaje realizado por Washington a sus instituciones y Estados miembro podría tener consecuencias para el acuerdo de intercambio de datos entre las dos partes.

La próxima semana, expertos europeos revisarán los programas de intercambio de datos financieros y de pasajeros de vuelos en investigaciones terroristas, anunció hoy el portavoz de la comisaria del Interior cecilia Mallmström en Bruselas.

Esa revisión, aseguró, llevaba tiempo planeada. El lunes comienzan además en Washington las negociaciones con Estados Unidos para la creación del que sería el mayor acuerdo de libre comercio del mundo.

“Si no logramos demostrar la utilidad (…) de los instrumentos para nuestros ciudadanos y el hecho de que se implementan en total acuerdo con la ley, ello afectará seriamente a su credibilidad”, dijo el portavoz de la comisaria. “En ese caso estamos obligados a reconsiderar si siguen cumpliéndose las condiciones para su aplicación”.

El portavoz de Malmström llamó al gobierno estadounidense a colaborar con los expertos. “En vista del contexto (…) contamos con la total colaboración de Estados Unidos en la publicación y comunicación de todas las informaciones relevantes”.

Los embajadores de los 28 Estados de la UE confirmaron hoy la fecha para el inicio de las negociaciones con Estados Unidos sobre un tratado de libre comercio. “Nuestro socio estadounidense accedió a hablar de cuestiones respecto a algunas actividades de los servicios secretos que nos intranquilizan seriamente”, dijo el presidente de la Comisión europea, José Manuel Durao Barroso.

Según datos filtrados por el ex técnico de los servicios secretos, Edward Snowden, y publicados por medios como el semanario alemán Der Spiegel y el británico The Guardian, Estados Unidos espió representaciones diplomáticas de la Unión Europea y el edifico del Consejo Europeo en Bruselas.

Barroso dijo que la UE hablará en Washington solamente de las cuestiones de las que es competente y no hablará de la seguridad nacional de algunos miembros. En las conversaciones se exigirán “aclaraciones en cuestiones como la protección de datos y la esfera privada de los ciudadanos europeos”.

“También se tratará de cómo continuaremos el diálogo con Estados Unidos en este proceso”, añadió. “Es un proceso que esperamos aporte aclaraciones y que es importante para crear confianza y reforzar lo que traigan negociaciones tan importantes”.

Diplomáticos de la UE señalaron en Vilna que los embajadores de los 28 países miembro no se pusieron hoy de acuerdo sobre la creación de un grupo común para hablar con Estados Unidos sobre las actividades de los servicios secretos, ya que algunos gobiernos preferían contactar directamente con Washington, como el caso del ministro del Interior alemán, Hans-Peter Friedrich, que viajará la próxima semana a Washington.

El jueves el Parlamento Europeo exigió que de ser necesario se suspenda el intercambio de datos con Estados Unidos, para presionar a Washington para que coopere con el esclarecimiento del caso de las escuchas. Además, aprobó lanzar su propia investigación sobre las acusaciones de espionaje.