Un profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts asegura que las explosiones fueron equivalentes a 240 toneladas de TNT, 20 veces más que el rendimiento de “la madre de todas las bombas”.

Ciudad de México, 5 de agosto (RT).- Las devastadoras explosiones que se registraron este martes en Beirut arrojaron una nube en forma de hongo similar a la que produciría una bomba nuclear. Varios expertos han explicado a través de redes sociales a qué se debe este fenómeno.

El físico teórico Jorge Díaz señaló que “la nube de hongo se produce cada vez que se forma una gran cantidad de gas poco denso a baja altura”. Asimismo, mencionó que la esfera que se expande es una nube de Wilson, que ocurre cuando “la onda de choque produce la rápida condensación del aire húmedo”.

En estas condiciones, el “gas menos denso se eleva formando una columna (‘tallo’) y el espacio que deja es ocupado por gases más densos empujando todavía más a los gases menos densos”, precisó Díaz, agregando cuando los gases suben, se enfrían y posteriormente se expanden formando la “cabeza del hongo”.

La explicación del especialista se produjo poco después de varios rumores en la Red que apuntaban a una posible bomba nuclear como la causa de la tragedia. Incluso, el gobernador de la capital libanesa, Marwan Abboud, calificó el incidente como “un desastre nacional parecido a Hiroshima”.

Sin embargo, los comentarios del funcionario hacían referencia a la magnitud de la catástrofe, que de momento se ha cobrado la vida de más de 100 personas y ha dejado más de 4 mil heridos.

Por otra parte, Viping Narang, profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts que estudia todo lo relacionado con la proliferación y la estrategia nuclear, explicó que las explosiones de Beirut fueron equivalentes a 240 toneladas de TNT.

Esto último es 20 veces más que el rendimiento de una MOAB, conocida como “la madre de todas las bombas”, cuya explosión equivale aproximadamente a 11 toneladas de TNT, según el especialista.

Finalmente, Martin Pfeiffer, investigador de la historia de las armas nucleares y candidato a doctorado de la Universidad de Nuevo México, añadió que el incidente no podía tratarse de una explosión nuclear porque en ese caso, debe haber “un destello cegador blanco”. Además, “el calor de una detonación nuclear excede por mucho al químico, por lo que la nube se eleva más rápidamente”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.