Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), afirmó que se debe participar y tener información para respaldar a los familiares de las víctimas de este acto terrorista, lo que consideró como una tragedia. “Nos preocupa que otras personas piensen como este sujeto”, destacó.

Minutos antes de la masacre, el asesino publicó un manifiesto en internet en el que criticaba una supuesta “invasión” de hispanos hacia Estados Unidos. Luego procedió a abrir fuego en el centro comercial de El Paso ubicado a unos 8 kilómetros del principal cruce fronterizo con Ciudad Juárez, México.

Ciudad de México, 6 de agosto (SinEmbargo).– Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), dijo esta mañana que el asesino que atacó, con “una maldad sin fin”, en el Walmart de El Paso, Texas, fue directamente contra mexicanos en una tienda usada por ellos y en un día en el que había ofertas por el regreso a clases.

“Sin duda es una de las tragedias más grandes que ha tocado vivir a las y los mexicanos. Recabamos testimonios muy impactantes de las personas que estuvieron ahí, detalles que hablan de una maldad sin fin de esta persona. El Walmart lleno de familias. El tipo se puso una especie de audífonos para no escuchar los disparos ni los gritos de las familias. El sujeto tenía toda la maldad de atacar a mexicanos, en una tienda a donde acude la comunidad binacional, porque las personas son de origen hispano”, dijo en conferencia de prensa.

Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), ofrece un mensaje a medios desde Palacio Nacional. Foto: Gobierno de México

Frente al Presidente Andrés Manuel López Obrador, el Canciller confirmó ocho mexicanos muertos y cuatro heridos. Aseguró que la masacre es “terrorismo” porque así se tipifica en el código de México.

Asimismo, informó que ayer se liberaron los cuerpos de las ocho personas fallecidas, por lo que ya se cuenta con el apoyo de los servicios funerarios. “Cinco no serán en Ciudad Juárez y tres sí”, agregó.

“Ayer también ratifiqué la condena absoluta de los hechos. Hoy entregaré a la Fiscalía General todos los elementos con los que contamos. Decimos que es un acto de terrorismo porque así está establecido en el código mexicano. Estados Unidos procede como terrorismo doméstico. Corresponderá entonces a la Fiscalía General de la República iniciar el procedimiento correspondiente”, señaló Ebrard Casaubón.

Desde Palacio Nacional, afirmó que se debe participar y tener información para respaldar a los familiares de las víctimas de este acto terrorista, lo que consideró como una tragedia. “Nos preocupa que otras personas piensen como este sujeto”, destacó.

“Habrá también una acción legal respecto al arma homicida. Me decían que incluso hasta a veces en las propias tiendas se venden armas, pero, no obstante, es nuestra obligación iniciar el proceso legal correspondiente”, indicó.

El Canciller informó que ayer se liberaron los cuerpos de las ocho personas fallecidas, por lo que ya se cuenta con el apoyo de los servicios funerarios. Foto: Gobierno de México

Además, el Secretario de Relaciones Exteriores dio a conocer que ayer se leyó el pronunciamiento que se publicó por parte del Gobierno de Estados Unidos, en el cual les llamó la atención que por primera vez se condena el racismo.

“Ojalá esa línea política avance en Estados Unidos. Hemos establecido contacto con los diversos países para establecer la defensa de la civilización mexicana, nuestros valores, nuestra aportación, la lengua, la cultura”, finalizó.

Minutos antes de la masacre, el asesino publicó un manifiesto en internet en el que criticaba una supuesta “invasión” de hispanos hacia Estados Unidos. Luego procedió a abrir fuego en el centro comercial de El Paso ubicado a unos 8 kilómetros del principal cruce fronterizo con Ciudad Juárez, México.

Decenas de miles de mexicanos cruzan legalmente la frontera a diario para ir a trabajar o de comprar a la ciudad de 680 mil habitantes. Más del 80 por ciento de la población del condado de El Paso es de origen latino, según datos del censo más reciente.

Algunas de las víctimas mexicanas fueron identificadas como Sara Esther Regalado, de Ciudad Juárez; Adolfo Cerros Hernández, de la ciudad de Aguascalientes; Jorge Calvillo García, de Torreón, Coahuila; Elsa Mendoza de la Mora, de Yepomera, Chihuahua; Gloria Irma Márquez, de Ciudad Juárez; y María Eugenia Legarreta Rothe, de la ciudad de Chihuahua.

El Secretario de Relaciones Exteriores dio a conocer que ayer se leyó el pronunciamiento que se publicó por parte del Gobierno de Estados Unidos, en el cual les llamó la atención que por primera vez se condena el racismo. Foto: Gobierno de México

Otras víctimas podrían tener ascendencia mexicana, mientras que un hombre que viajó a El Paso desde México para comprar útiles escolares para su hija es uno de los heridos de gravedad.

Autoridades tanto de Estados Unidos como de México han determinado que el ataque califica como “terrorismo”. Menos de un día después del ataque del sábado, otras nueve personas murieron en otro tiroteo en una zona de centros nocturnos de Dayton, Ohio. La policía mató al que lo hizo. Entre los dos agresores hirieron a más de 50 personas, algunas de ellas de gravedad.

CONTRA MEXICANOS

Christopher Grant, de El Paso, relató desde la cama de un hospital local cómo trató de distraer la atención del tirador que cometió la masacre el sábado pasado en Walmart, y que el atacante dejó el paso libre a personas blancas y afroamericanas, disparando sin piedad a personas de apariencia hispana.

“No creo haber hecho algo extraordinario, cualquier hombre, que realmente es un hombre lo hubiera hecho”, relató Grant a CNN.

Grant afirmó que vio cómo el tirador dejó el paso libre a otras personas, y que centró su ataque a los hispanos.

Agentes de varias corporaciones se presentan en el lugar donde se registró un tiroteo en un centro comercial de El Paso, Texas, el sábado 3 de agosto de 2019. Foto: Rudy Gutierrez, AP

“Soy de El Paso, sé algo de español, y escuchaba a las personas llorando decirle que por favor no me dispare, no por favor”, sostuvo el paseño.

Grant describió que desde un principio supo que el sonido que escuchaba era la descarga de un arma de fuego, por ello es que a pesar de tener la posibilidad de ponerse a salvo, busco la manera de ayudar.

“No soy un jugador de beisbol pero le lancé botellas de soda y me escondí, fue entonces que el me vio y me disparó”, sostuvo sobre su intención de distraer por momentos al tirador.

Como resultado de sus acciones, el agresor le disparó y acertó en dos ocasiones en Grant, quien salvó la vida tras ser internado en un hospital de la localidad.

“Cuanto odio debes de tener en tu corazón para hacer eso, para matar niños, no es justo”, dijo Grant en entrevista.

Al cuestionarle porqué puso en riesgo su vida para tratar de salvar la de otros, Grant sostuvo: “Mi padre me educó de esta manera, él era veterano de la fuerza aérea, el me enseño a ayudar a los demás”, afirmó.