Por segunda vez en el año la dependencia federal dejó sin apoyo a los tres tipos de combustibles. La última semana de enero la gasolina Magna tuvo un estímulo fiscal del 1.11 por ciento. La gasolina Premium suma 14 semanas sin apoyo y para el diésel es la tercer semana sin estímulo en el año.

Ciudad de México, 7 de febrero (SinEmbargo).- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dejó, la segunda semana de febrero, sin estímulo fiscal a los combustibles. Los siete días anteriores, la dependencia optó por esta medida porque confió en que los precios de referencia se mantendrían debajo del precio base.

En la semana que va del 8 al 14 de febrero, el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para las gasolinas Magna y Premium, así como el diésel, será nulo según lo reportado por la dependencia al Diario Oficial de la Federación (DOF).

Cada litro de combustible tendrá como base los 4.95, 4.18 y 5.44 pesos para la Magna, Premium y diésel, respectivamente, a partir de este sábado y hasta el próximo viernes.

Desde la semana pasada, cuando por primera vez el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador dejó sin estímulo fiscal a los combustibles, la SHCP justificó la decisión en los bajos precios del petróleo, afectados por el brote de coronavirus en China.

Es la segunda vez en el año que la dependencia federal deja sin apoyo a los tres tipos de combustibles, ya que la última semana de enero la gasolina Magna tuvo un estímulo fiscal del 1.11 por ciento.

Por su parte, la gasolina Premium suma 14 semanas sin apoyo y para el diésel es la tercer semana sin estímulo en el año.

El titular de la Unidad de Política de Ingresos Tributarios de la Secretaría de Hacienda, Francisco Arias Vázquez, indicó que el estímulo se mantiene para evitar un aumento en los precios de la gasolina por encima de los registrados el 30 de noviembre, pese a no estar presente en el inicio de febrero.

Hacienda quitó el estímulo tras estimar que los precios sin estímulos (llamados de referencia) para la primera semana de febrero se mantendrían por debajo del precio base.

“Eso no significa que no va a seguir operando, al contrario, el estímulo ha sido exitoso en que no haya aumentos en términos reales. Vamos a estar atentos para cumplir con este compromiso”, dijo Arias.

En el caso de las gasolinas el estímulo fiscal tiene como objetivo proteger la economía de los ciudadanos al poner un tope máximo al precio de las gasolinas, dijo el funcionario.

-Con información de Economía Hoy