Cabe resaltar que ya se han detectado algunos casos de influyentismo para recibir la inmunización contra la COVID-19. Otro de los problemas al momento de la vacunación ha sido las llamadas “vacunas de aire”, donde las personas son inyectadas con jeringas vacías.

Ciudad de México, 7 de abril (SinEmbargo).– Dos hombres, de 30 y 35 años de edad, fueron detenidos y llevados a prisión luego de que se hicieron pasar por adultos mayores para recibir la vacuna contra la COVID-19 en la Alcaldía Coyoacán, en la Ciudad de México.

La Jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum Pardo, informó sobre el caso de los jóvenes, luego de que se le cuestionara si se han detectado nuevos casos de influyentismo para que personas y servidores públicos a quienes aún no les corresponde reciban la vacuna.

“En el caso de estos dos jóvenes que se disfrazaron que recibieron la vacuna como adultos mayores, los dos están detenidos con prisión justificada”, explicó durante la videoconferencia de prensa sobre el avance de la vacunación.

Sheinbaum Pardo comentó que aún no se sabe si se les aplicará la segunda dosis del biológico inmunizador, ya que resulta una falta y además un delito al suplantar otra identidad.

“No sé, el tema aquí es que en todos los casos que no se siguen los criterios que deben seguirse, pues se trata como un delito, sobre todo si hubo usurpación de identidad”, consideró.

Más adelante, la delegada Estatal de los Programas para el Desarrollo en la Ciudad de México, Cristina Cruz Cruz, especificó que se trató de dos hombres que acudieron al Centro de Estudios Navales en Ciencias de la Salud de la Secretaría de Marina (Censis-Semar). Ambos iban disfrazados como adultos mayores, pintados con canas en el cabello, así como en las cejas, también llevaban caretas y cubrebocas para no ser reconocidos.

La delegada ahondó que no sólo se personificaron para aparentar mayor edad, sino que utilizaron documentación de otras personas, por lo que con ello quedó señalado que los documentos que se presentaron no eran falsos, sino de alguien más que sí cumplía con los requisitos para recibir la vacuna.

“Se vacunaron en la sede del Censis (Centro de Estudios Navales en Ciencias de la Salud) de la Marina. Fueron dos chicos, de 30 y 35 años, los cuales usaron documentación de alguna otra persona. Es usurpación de identidad”, comentó Cristina Cruz.

Fue una de las servidoras de la nación que se encontraba en el centro de vacunación quien se percató que sucedía algo extraño con los supuestos pacientes, sobre todo porque sus voces no coincidían con la edad que pretendían aparentar.

Luego de esto, se llamó a las autoridades y ambos jóvenes fueron detenidos y llevados a la Policía para que se les iniciara la carpeta de investigación correspondiente.

“Al final del proceso de vacunación, una compañera servidora de la nación se dio cuenta por la voz que no coincidía. Fue cuando se llamó a las autoridades y se está siguiendo el proceso necesario. Se denunció. Están en el proceso habitual”, detalló la funcionaria.

“VACUNA DE AIRE” EN CDMX

El caso de una enfermera voluntaria que no aplicó la vacuna contra la COVID-19 a un adulto mayor en Zacatengo, Ciudad de México, fue un “error humano”, aseguró el Instituto Politécnico Nacional (IPN).

El pasado 5 de abril la institución refirió que ya se abrió una carpeta de investigación al respecto, con la que se están revisando a detalle los procedimientos internos de capacitación y el proceso de vacunación contra el coronavirus que se desplegó en el plantel.

El IPN explicó que la mujer es una estudiante de Enfermería, quien recibió la capacitación como el resto del personal voluntario, por lo que cuando aplicó el primer piquete con la jeringa vacía sólo fue resultado de un error humano.

En el documento, el Politécnico señaló que así como existe un registro audiovisual en el que se ve que la pasante de Enfermería abre la jeringa y sin ningún medicamento inyecta al paciente, también hay un video en el que se documentó cuando la vacuna fue aplicada.

“Revisaremos a detalle los procedimientos internos de capacitación, ofrecemos disculpas públicamente a quienes se hayan sentido afectados y tomaremos las medidas conducentes para corregir dicho error”, agregó la institución educativa.

ES EL ÚNICO CASO DEL QUE HAY REGISTRO: SSA

Un día antes, el 4 de abril, la Secretaría de Salud de la Ciudad de México  aseguró que ya investiga el caso de la “vacuna de aire” que ocurrió en la sede de vacunación en Zacatenco, en la Alcaldía Gustavo A. Madero.

Entrevistada en el programa “Los Periodistas”, que conducen Álvaro Delgado Gómez y Alejandro Páez Varela, y que se transmite de lunes a viernes de 18:00 a 20:00 horas por el canal de YouTube de SinEmbargo al Aire, la Secretaria Oliva López Arellano informó que dicho caso se identificó y se corrigió de inmediato.

“Se está investigando, se retiró a la persona y se corrigió el error. Es un evento… Llevamos un millón 300 mil adultos mayores vacunados. Esto es un excelente dato. Hemos ido avanzando en la cobertura”, informó la funcionaria.

“En la Ciudad de México es el único caso y lo están investigando. No tenemos documentado ningún otro. No hay otro reporte. Si hubiera un evento, se reporta. Se levanta un acta. Es el único caso con ese problema”, insistió López Arellano sobre la llamada “vacuna de aire”.

Las declaraciones de la Secretaria de Salud de la capital surgieron luego de que un video que circula en redes sociales evidenciara el momento en que una voluntaria picó con la aguja de la jeringa a un adulto mayor, sin aplicarle el fármaco contra la COVID-19.