Las playas que fueron cerradas al público en general  por la presencia de hidrocarburos son: Club de Playas Varadero, Paraiso-Mar, Santa Fe, Balneario Municipal “Playa Sol”, hasta la ranchería la Unión Primera sección.

Ciudad de México, 29 de octubre (SinEmbargo).- Al menos 5 playas de la zona costera de Paraíso, en Tabasco tuvieron que ser cerradas al público debido a un derrame de hidrocarburos que abarcó un tramo de entre seis a ocho kilómetros; no obstante, el origen del aceite derramado no ha sido aclarado por autoridades estatales ni por Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con un comunicado emitido por el ayuntamiento de Paraíso, la Unidad Municipal de Protección Civil (UMPC) fue quien implementó el cierre de las playas localizadas en la costa, concurridas frecuentemente entre semana y en fines de semana.

Las playas que fueron cerradas al público en general son Club de Playas Varadero, Paraiso-Mar, Santa Fe, Balneario Municipal “Playa Sol”, hasta la ranchería la Unión Primera sección.

El Gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández. Foto: Galo Cañas

Por su parte, el Gobernador de la entidad, Adán Augusto López Hernández, confirmó la presencia de chapopote en la zona antes mencionada, señalando las acciones emprendidas por Protección Civil para resguardar la salud y seguridad de los bañistas que solían asistir a estas playas; además, informó que ya se encuentran en contacto con Petróleos Mexicanos (Pemex) para dar con el origen del derrame.

“Hay un derrame de aceite, todavía no sabemos de dónde salió, pero de manera preventiva se cerraron las playas. Ya estamos en contacto con Pemex”, expresó durante la mañana de este jueves.

López Hernández también precisó que por el momento no se pueden adelantar los daños derivados del accidente, sin embargo, en dicho municipio un aproximado de 2 mil 500 personas viven de la pesca.

Por su parte, Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que su personal técnico realizó monitoreo e inspección en la zona costera de Paraíso, sin ningún indico de derrame por parte de las plataformas a su cargo.

En un comunicado emitido, Pemex aseguró que “no hay reportes de guardia, y en los sistemas de incidentes y accidentes, no se encontró ninguna información operativa que identificara algún evento de este tipo”. Posteriormente precisó que la emanación del chapopote es un fenómeno natural que sucede de manera cíclica en la temporada de frentes fríos y nortes que arriban al Golfo de México.

No obstante, adelantó que el Personal del Centro de Control de Derrames de Pemex Exploración y Producción, en coordinación con las autoridades locales, llevarán a cabo la limpieza de las playas afectadas por la presencia de hidrocarburos, sin precisar el tiempo estimado en que se llevarán a cabo las acciones.

“Pemex mantiene su compromiso con el medio ambiente y continuará realizando supervisiones en sus instalaciones a fin de verificar el funcionamiento de sus equipos y operaciones”, puede leerse hacia el final del comunicado.