El pasado martes, Ernestina Godoy Ramos explicaba que aún faltaban más declaraciones y diligencias para poder integrar una investigación y acusación formal contra los agentes que se ubicaron y que podrían ser los agresores de la jovencita de 17 años. Entre las diligencias que faltaban, se encuentra que la víctima que reconozca a los agresores. Al respecto, la Procuradora dijo nuevamente que “estamos respetando sus tiempos y proceso [de la mamá e hija]”.

Ciudad de México, 8 de agosto (SinEmbargo).– Los policías señalados como los posibles responsables de violar a una menor de edad en la Alcaldía Azcapotzalco, retenidos en la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, siguen sin ser imputados por el delito, y podrían quedar libres y ser reinstalados a sus funciones policiacas si la Procuraduría capitalina no logra integrar la carpeta de investigación en su contra, informó hoy su titular Ernestina Godoy Ramos.

“Todavía no están imputados. Estamos haciendo todo lo posible porque la mamá y la chica, sobre todo la chica, vean alguna foto para hacer una imputación. Estamos en eso”, dijo la encargada de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México en entrevista con diversos medios de comunicación.

El pasado martes, Ernestina Godoy Ramos explicaba que aún faltaban más declaraciones y diligencias para poder integrar una investigación y acusación formal contra los agentes que se ubicaron y que podrían ser los agresores de la jovencita de 17 años. Entre las diligencias que faltaban, se encuentra que la víctima que reconozca a los agresores. Al respecto, la Procuradora dijo nuevamente que “estamos respetando sus tiempos y proceso [de la mamá e hija]”.

Sin embargo, la titular de la PGJE aclaró que, mientras esperan que la víctima amplíe su declaración o pueda ver la imagen de los policías sospechosos, agentes ministeriales tratan de armar la investigación con otros elementos.

“De todas maneras, en tanto, nosotros estamos revisando las imágenes que tenemos. La Secretaría de seguridad Ciudadana nos está dando información sobre quienes estaban en esa zona”, ejemplificó.

No obstante, Godoy Ramos dijo que en caso de no encontrar mayores pruebas o elementos para imputar a los policías estos podrían ser liberados y reinstalados en sus puestos.

“Si no hay una imputación directa, y no tenemos la posibilidad de integrar la carpeta con lo que tenemos para poder hacer una imputación, pues van a tener que… a regresar a su trabajo. No vamos a fabricar culpables. Si no podemos integrar la no hay razón por la que los separen de su cargo”, expuso.

La funcionaria ha dicho que el personal de la subprocuraduría de Atención a Víctimas está en contacto con la joven y su madre para brindarle atención. Finalmente, comentó que, en caso de lograr la imputación, esta sería por “violación agravada”.

MONSERRAT, LA JOVEN QUE SE ARROJÓ DEL TAXI, TAMPOCO HA DECLARADO

Monserrat Serralde Franco, la joven que se lanzó de un taxi en movimiento para salvarse de un asalto, tampoco ha rendido su declaración de manera formal, comentó hoy la Procuradora.

“No ha declarado, ya está en su casa. Está estable”, notificó Godoy Ramos.

Los médicos son quienes emitieron la recomendación que no podrá declarar hasta que ellos consideren que está en las condiciones aptas para la diligencia, según expuso la funcionar.

“Estamos en contacto con ellas [mamá e hija]. Yo le hablo a la mamá casi todos los días”, agregó.

El pasado 22 de julio se dio a conocer el caso de Monserrat Serralde, una chica que sobrevivió a un intento de privación de la libertad luego de abordar un taxi para dirigirse a su trabajo en la Torre Murano en la avenida Insurgentes Sur, en la Ciudad de México.

El hecho se viralizó cuando la familia de la joven de inmediato alertó en redes sociales sobre la desaparición de la chica tras abordar un taxi: “Lo único que sabemos es que tomó un taxi en av. Pacífico y División del Norte. Vestía una gabardina color rojo, leggins negros, botines color negros de tacón bajo, mochila pequeña color negro y una bolsa de tela blanca pequeña”, publicó en Facebook un familiar.

Monserrat fue encontrada horas después en el Hospital Ajusco Medio en la Alcaldía Tlalpan, donde recibía atención médica por una serie de golpes que presentaba en el cuerpo.

Después, se supo que Monserrat Serralde Franco se había lanzado del taxi Tsuru con placas A5873B en movimiento, luego de que éste se desviara de la ruta para llevarla a su trabajo, la asaltara y pusiera los seguros de las puertas.

El vehículo circulaba sobre la calle Pipizahua esquina con Eje 10 en la Colonia Pedregal de Santo Domingo, Alcaldía Coyoacán, a tan sólo 10 minutos de la casa de la joven.

Ernestina Godoy explicó que, aunque aún no hay una declaración de la víctima, se pudo establecer que fue un intento de asalto por las imágenes de cámaras, y que el caso aún sigue en investigación.