México

Cambio de horarios en escuelas y desabasto: la escasez impacta la vida de regios

09/06/2022 - 8:31 pm

Alumnos de las escuelas de Nivel Básico de Monterrey y su Zona Metropolitana tendrán menos tiempo de clases, una medida que implementó la Secretaría de Educación del estado luego la decisión del Gobierno de Nuevo Léon de racionalizar el abasto de agua potable, lo que también ha impactado el consumo de agua embotellada, ya que a sólo unos días de que se estableció un horario para la distribución del líquido, la demanda por el agua purificada creció de tal manera que anaqueles donde se ofertaba este producto lucen vacíos.

Ciudad de México, 9 de junio (SinEmbargo).- Cambio en los horarios de algunas actividades y desabastecimiento de agua embotellada son las primeras afectaciones que ha dejado la escasez de agua en Nuevo León, situación que desde hace varios meses afecta a la entidad, y que se ha agravado por las altas temperaturas que se han presentado.

Desde el miércoles 8 de junio, alumnos de las escuelas de Nivel Básico de Monterrey y su Zona Metropolitana tendrán menos tiempo de clases, debido a que la Secretaría de Educación del estado redujo los horarios de las actividades académicas, como medida ante la racionalización de agua que estableció desde la semana pasada el Gobierno de Nuevo Léon.

El pasado 3 de junio, el Sistema de Agua y Drenaje de Monterrey, capital de Nuevo León, dio a conocer la entrada en vigor de un programa general para abastecer de manera racional el servicio de agua potable, a partir de un horario de seis horas, que va de las 4 a las 10 horas.

Esta decisión sustituyó a un plan anterior, denominado “Agua para Todos”, mediante el cual, en un primer momento, Monterrey y su Zona Metropolitana fue dividida en siete áreas, a las cuales, desde el 22 de marzo, se les asignó un día en el que se les reduciría la presión del agua a partir de las 9:00 horas, dependiendo el número de habitantes por zona y su ubicación.

Sin embargo, la estrategia no tuvo mayor impacto ante la creciente sequía y el calor que empezó a azotar en la entidad, por lo que las autoridades neoleonesas decidieron que desde el 8 de mayo y hasta agosto, la presión del agua se reduciría durante la tarde y toda la noche, de las 18 horas a las 6 horas del siguiente día, en las zonas seccionadas. Además, habría cortes una vez a la semana para cada área.

Pero estas medidas no fueron suficientes para combatir la crisis hídrica en la entidad, que empezó a manifestarse, al menos, desde el pasado mes de marzo cuando las principales presas que abastecen la región, la presa “Cerro Prieto” y la presa de la “Boca”, se encontraban vacías. Por ello, el pasado 4 de junio, inició un nuevo plan para combatir la escasez de agua.

El 3 de junio, Juan Ignacio Barragán, director del Servicio de Agua y Drenaje de Monterrey, explicó en rueda de prensa que la medida se tomó luego de reunirse con la Mesa de Coordinación Metropolitana de Alcaldes y debido a que las lluvias en la región no han sido suficientes para combatir la escasez de agua. “Se va a suspender el programa de recortes un día a la semana por zona y se va a establecer un programa generalizado de abasto garantizado de las cuatro de la mañana a las 10 de la mañana todos los días en toda la ciudad”, dijo.

Añadió que la decisión de abastecer de agua a la población por seis horas diariamente fue consensuada con todos los alcaldes y permanecerá hasta el mes de agosto, luego de que “se analizaron diversos escenarios y se decidió ir por un escenario conservador que nos permita, en la medida en que tengamos precipitaciones o que la situación vaya mejorando, mejorar el programa, pero no tener que volver a una situación de recortarlo o hacerlo más estricto”, explicó.

Barragán detalló que la entidad actualmente mantiene un déficit de 2.5 metros cúbicos por segundo en la demanda real de agua. “Ahorita tenemos un déficit contra la demanda real de 2.5 metros cúbicos por segundo y este déficit, aunque las lluvias nos han ayudado un poco a paliar la situación, las lluvias no han sido suficientes para restablecer nuestras fuentes de agua superficial, es decir, la presa La Boca y la presa Cerro Prieto, y estamos por iniciar el verano, ya que el consumo tiende a incrementarse”, ahondó.

“El tiempo [meteorológico] precisamente va a determinar la cantidad de precipitaciones que tengamos y la velocidad con la que podamos ir incorporando pozos. Nuestro plan sería que este programa dure por lo menos hasta agosto, aunque, si tuviésemos una precipitación importante, esto se modificaría”, destacó el funcionario, quien agregó que el Gobierno local también cuenta con 120 pipas para abastecer de agua en área que no cuentan con el suministro debido a fallas técnicas en los tanques.

“Además de esto tenemos la disponibilidad de 120 pipas para atender posibles emergencias, ¿a qué me refiero? zonas en donde tengamos cortes eléctricos, por ejemplo, que nos impidan bombear el agua a los tanques, zonas en donde pudiéramos tener alguna problemática de bolsas de aire en las tuberías y estas 120 pipas que estarán a la disposición nuestra y de los alcaldes, además de un número muy importante de cisternas, seguirá manteniéndose como un programa emergente para casos fortuitos en donde, por alguna situación en alguna zona de la ciudad, esto llegase a fallar”, indicó.

EL IMPACTO DEL PLAN

No obstante, el nuevo plan de racionalización impactó a los ciudadanos en otras de sus actividades. Una de las primeras modificaciones se dio desde este miércoles 8 de junio, cuando alumnos de educación básica vieron sus horarios de clases reducidos.

Por ejemplo, los niños que acuden al preescolar en el turno matutino iniciarán clases a partir de las 8:30 y hasta las 11:00 horas. Mientras que el horario para el turno vespertino será de las 14 a las 16:30 horas. Los alumnos de primaria tendrán sólo cuatro horas de clase e ingresarán una hora antes a los planteles educativos. El turno matutino será de las 7:00 a las 11:00 horas y el turno vespertino de las 13:00 a las 17:00.

Los estudiantes de secundaria también asistirán a sólo cuatro horas de clase, en la mañana de las 07:00 a las 11:00 horas y en la tarde de las 13:00 a las 17:00 horas. Mientras que las clases de las secundarias se impartirán de las 18:00 horas a las 22:00. Además, las autoridades educativas solicitaron a los padres de familia que mandarán a los menores con una botella de agua para consumo personal y dispusieron que los docentes deberán abordar el tema del cuidado del agua durante las clases.

Ante la decisión de distribuir el agua sólo por unas horas al día, se hicieron reportes de compras de pánico de agua embotellada, por lo que en cuestión de días este producto se agotó en tiendas de conveniencia y supermercados, los cuales, ante está demanda, decidieron limitar las unidades que cada consumidor podrá adquirir, según se ha dado a conocer.

 

A través de redes sociales, usuarios reportaron que en tiendas de las colonias y de autoservicio los anaqueles en donde se ofertaba el producto lucen vacíos, por lo que en dichos establecimientos se limitó la venta de agua embotellada y garrafones a no más de cinco piezas, según se puede ver en las publicaciones que circulan por Twitter.

Los ciudadanos han argumentado que la compra de agua embotellada responde a que el agua potable, cuyo abasto sólo dura unas horas, está saliendo sucia, por lo que se han visto en la necesidad de comprar agua purificada para cocinar e incluso bañarse, ya que tienen miedo de adquirir alguna enfermedad del estómago o de la piel.

La crisis hídrica también ha orillado al Gobierno estatal a implementar acciones para provocar las precipitaciones en la entidad. Este 8 de junio, el Gobernador del Nuevo León, Samuel García, informó en una historia en su cuenta de Instagram que estaba llevado a cabo pruebas para bombardear las nubes con yoduro de plata, con el propósito de generar incitar la lluvia, para lo cual, incluso la administración estatal dispuso un avión King Air.

Pero no es la primera vez que el mandatario local hace uso de esta técnica para provocar precipitaciones, el pasado 14 de abril, inició el plan de bombardeo de nubes con la intención de poder mitigar un incendio en la sierra de Santiago, además de buscar aliviar la falta de agua en la región. Para llevar a cabo el plan se solicitó el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Fuerza Aérea Mexicana y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

En la acción, una aeronave del Ejército mexicano roció durante una hora 100 litros de yoduro de plata para tratar de lograr la caída de agua en la Presa La Boca y la Sierra Madre Oriental. Según el director del proyecto de bombardeo de nubes, Alejandro Trueba, la operación fue todo un éxito pese a que no se tenían las condiciones adecuadas para que así sucediera.

“No había condiciones hoy, no había manera. Las nubes estaban muy planas. Y sin embargo respondieron al reactivo. Fue excelente”, aseguró sobre la técnica de la que algunos expertos dudan sobre su seguridad.

Una investigación periodística de la reportera Valeria González para SinEmbargo consignó cómo científicos han alertado sobre hacer un uso moderado de esta técnica, ya que al ser relativamente nueva aún no se conocen los efectos a largo plazo que pueda generar en la tierra y en la salud de las personas.

En el reportaje publicado el pasado 24 de abril, se destacó que la incertidumbre de si habrá algún efecto negativo por el uso de esta técnica cada vez se hace más latente, y es que es un recurso que se comenzó a popularizarse y emplearse hace apenas 40 años, por lo que aún hay un espacio sin explorar que deja en la incertidumbre si hay daños o no en esta práctica.

El doctor e investigador del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático de la UNAM, Guillermo Montero, dijo a SinEmbargo que si bien el compuesto de yoduro de plata es tóxico, las cantidades en las que se es utilizado por metro cuadrado en la siembra de nubes es mínima, por lo que se considera que no es peligroso.

Aún así no consideró que sea del todo una práctica inofensiva, ya que hay evidencias científicas que señalan que incluso en mínimas cantidades, este compuesto puede causar daños en sistemas acuáticos.

RACIONALIZACIÓN DESPIERTA MOLESTIAS

La racionalización del agua potable en Nuevo León también ha levantado molestia entre los ciudadanos regios, quienes principalmente en redes sociales han manifestado su inconformidad por el trabajo del Gobierno estatal, a quien también le están reprochando la falta de luz en diversas zonas de la entidad.

Pero estas críticas no fueron bien recibidas por García, quien este miércoles 8 de junio, se quejó de los insultos que está recibiendo. En conferencia de prensa, el Gobernador expresó su molestia porque tiene que aguantar “las mentadas de madre” de los ciudadanos ante la falta de servicio, situaciones de las que se deslindó, ya que, dijo, la falta de luz es competencia de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el abasto de agua corresponde a la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

“Ahora resulta que también es mi culpa que no haya luz, ahora la mentada de madre me llega porque no hay luz, como si yo manejo la CFE; ahora resulta que la mentada de madre es porque no hay agua, como si a mí me toca el abasto del agua… ¡pues no, señores!, el abasto de agua le toca a Conagua, el abasto de luz le toca a CFE”, dijo el mandatario estatal.

Aunque dijo que él “aguanta vara”, exhortó a sus críticos a dejar de lado los insultos, incluso pido a los ciudadanos que si va a señalar que señalen bien, y acusó a las administraciones anteriores de la crisis en los servicios por la que atraviesa Nuevo Léon, específicamente al exgobernador Jaime Rodríguez, El Bronco.

“Yo aguanto vara, porque sé que vamos a arreglar esto y sé que no es nuestra culpa, pero es muy importante que la ciudadanía haga su parte y si va a señalar, que señale bien”, dijo García, quien agregó que “Ahí está ‘El Bronco’, a él es al que le deben de mentar la madre. Pero no pasa nada, aguantamos vara”.

También aseguró que su esposa, la influencer Mariana Rodríguez, ha sido blanco de críticas e insultos ante la falta de agua por la que atraviesan los regiomontanos. Y es que el pasado 2 de junio, la Primera Dama de Nuevo León publicó un video corto en el que se le ve con el cabello mojado, por lo que usuarios de redes sociales arremetieron contra ella.

EL PLAN MAESTRO DE SAMUEL GARCÍA

El pasado 15 de mayo, el Gobierno de Nuevo León presentó un “plan maestro” para garantizar el abasto de agua en la entidad hasta el 2050.

En conferencia de prensa, el Gobernador Samuel García Sepúlveda señaló que para dicho plan se destinará la inversión “más grande de la historia de Nuevo León” de 25 mil millones de pesos.

El mandatario estatal explicó que Nuevo León necesita 16 mil litros por segundo para el abastecimiento de agua, no obstante, señaló que al día de hoy la entidad sólo se cuenta con 13 mil litros, por lo que dijo este plan ayudará a contar con el vital líquido que necesita la población.

“Es decir que hay un déficit de un 12 o 15 por ciento para tener toda el agua que necesita nuestra ciudad. Sobre todo nuestra gente de Nuevo León […] Pero quiero decirles que lo vamos a resolver”, aseguró.

Samuel García explicó que el plan maestro está divido en cuatro fases. La primera, dijo, consiste en “medidas emergentes”, mismas que ya han iniciado, como la rehabilitación e incorporación de más de 100 pozos reparación de fugas; bombas flotantes en la Cerro Prieto; declaratoria de emergencia por sequía; programa de atención con pipas y tanques e instalación de nuevos equipos de bombeo.

En la segunda fase, la cual comienza a partir de hoy, indicó que se contemplan proyectos de mediano plazo para garantizar un abasto de 25 metros cúbicos por segundo para el 2027. Los proyectos en esa segunda fase consiste en construir 132 pozos someros, con una inversión de 270 millones de pesos, que dotarán de 1.6 m3 por segundo, conexión de 20 pozos profundos que darán dos m3 por segundo y un costo de 450 millones de pesos.

Añadió que la Presa Libertad en diciembre del 2023 dotará a la entidad de 1.6 m3 por segundo; modulación de presiones arreglando fugas que dotarán de 0.5 metros cúbicos por segundo, el cual tendrá inversión de 850 millones de pesos.

Además de la recuperación de caudales agrícolas, como en el río San Juan, para captar 1.5 m3 por segundo y en donde se requerirán 150 millones de pesos. Y la construcción de cuatro plantas tratadoras de aguas para reforzar el reciclaje de aguas residuales con el que se obtendrían dos metros cúbicos por segundo y se calcula que tendrá una inversión de dos mil millones de pesos.

Nora Nancy Gaspar Resendiz
Comunicóloga por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Busca ejercer un periodismo libre, crítico y con responsabilidad social. Actualmente es parte de la Unidad de Investigación y Multimedia de SinEmbargo.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas