Alrededor de 35 mil personas dejaron de lado sus actividades diarias para dar unas horas de su tiempo al “Principe de la canción”. En Bellas Artes, la Basílica de Guadalupe, el Parque de la China, y las avenidas donde circuló la carroza, como el Eje Central entre Viaducto, Juárez y Calzada de los Misterios, los seguidores se hicieron presentes para dar el últimos adiós a José José.

“Sí se pudo” y “José José es de México”, fueron las consignas que más repitió el público de José José, aquellos que crecieron, se enamoraron o que disfrutaron, y disfrutan, de su música en medio de la bohemia.

Ciudad de México, 9 de octubre (SinEmbargo).– José José debía llegar a México. No hay más. Este miércoles fue la prueba de que los mexicanos necesitaban sentirlo presente para poder darle el último adiós, y a la vez, para que los restos del llamado “Principe de la canción” pudieran descansar, como él lo había pedido en vida, cerca de su madre en el Panteón Francés.

Después de casi dos semanas con la incertidumbre de no saber si el cuerpo de José Rómulo Sosa Ortiz, mejor conocido como José José –quien falleciera a los 71 años de edad el pasado 28 de septiembre debido a lo deteriorado estado de su salud por el cáncer del páncreas que padecía– sus restos por fin llegaron a México.

Este miércoles, desde muy temprano, los restos de José José arribaron a la ciudad que lo vio crecer. Desde Miami, la mitad de las cenizas del cantante llegaron al hangar presidencial del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para después ser trasladadas al Palacio de Bellas Artes, donde ya cientos de personas esperaban al intérprete de “El Triste” desde las primeras horas de este día.

Bellas Artes despertó desde antes de que saliera el sol, la gente esperó hasta después de las 11:00 horas para poder entrar y estar lo más cerca posible de su ídolo, del que por décadas les cantó intensos temas de amor, de ese que desgarra hasta el alma.

En el homenaje estuvieron presentes sus hijos mayores José Joel y Marysol Sosa, acompañados por su madre Anel Noreña, mismos que autorizaron la ceremonia con el apoyo de la Secretaría de Cultura y la de Relaciones Exteriores. En el recinto también se aglutinaron personalidades del medio cultural, político y del espectáculo para despedirlo.

José Joel y Marisol, hijos de José José, encabezaron el Homenaje al Príncipe de la canción, en el Palacio de Bellas Artes. Foto: Graciela López, Cuartoscuro.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; la Secretaría de Cultura, Alejandra Frausto; cantantes como Emmanuel, Dulce, la actriz Lucía Méndez, Jorge Ortiz de Pinedo, fueron algunos de los asistentes que hicieron las guardias.

Sin embargo, no pudo faltar el actor Alejandro de la Madrid, quien le dio vida en su bioserie estrenada en 2018, y que hoy se encuentra en el top 10 de lo más visto de la plataforma de streaming Netflix en el país.

Pero sin duda, quien fue el alma de todo el homenaje fue el cariño de la gente que se manifestó a través de 15 mil personas –entre niños, jóvenes, adultos y adultos mayores– que desde varias partes, incluso del interior de la República, se hicieron presentes tan solo en Bellas Artes, aunque más mexicanos se sumaron en distintos puntos para dar el último adiós a José José hasta alcanzar un total de 35 mil personas, según cálculos del Gobierno de la Ciudad de México.

En pancartas con emotivos mensajes a José José y su familia, pañuelos con su rostro impreso, playeras, pósters, discos y rosas, los asistentes se acercaron hasta el féretro para despedirse de “El Principe”. Algunos de ellos no contuvieron el llanto, crecieron con son sus canciones y dedicaron otras más; otros entonaron porras y varios “¡Sí se pudo!”, en alusión a la polémica por el traslado del cuerpo.

De hecho, algunos aprovecharon para decir mensajes a José Joel y a Marysol, y fueron correspondidos, pues siempre estuvieron cerca del público de su padre y agradecieron el afecto durante todo el evento.

Las calles de la Ciudad de México se llenaron de personas que querían despedirlo. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro.

Siempre que un artista extranjero viene al país lo que destaca del público mexicano es su caluroso recibimiento, y hoy esto se vio no solo en un recinto, sino en toda la capital.

ARRIBO A LA BASÍLICA DE GUADALUPE

La Basílica de Guadalupe fue el segundo lugar en recibir las cenizas de José José. Cerca de 3 mil personas, según información de Gobierno de la Ciudad de México, se reunieron para acompañar a José Joel y Marysol.

Al igual que en Bellas Artes, muchos no pudieron entrar a la misa que se ofreció en su honor, pues cientos aún se quedaron a la espera de estar cerca del intérprete.

Durante la ceremonia, Marisol cantó “Cara a cara” para su padre.

Cerca de 3 mil seguidores de aglutinaron en la Basílica. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro

CLAVERÍA Y EL PANTEÓN FRANCÉS DAN EL ÚLTIMO ADIÓS

En la colonia Clavería, donde está sitiada su estatua, los restos también llegaron para que sus fans pudieran despedirse de él desde el lugar que lo vio nacer.

Ahí, en el Parque de la China, José Joel interpretó “Ya lo pasado, pasado”, canción icónica de su padre. Además aprovechó para agradecer a los asistentes la compañía.

“Esta tarde es de fiesta, esta tarde este júbilo. Agradezco de verdad por la invitación, por este recibimiento”, dijo. “A todo lo negativo y malo adiós”, agregó.

José Joel, hijo de José José, canto frente al monumento. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro

Las personas suspendieron sus actividades diarias para darle el último adiós. Foto: Andrea Marcia, Cuartoscuro

“Sí se pudo” y “José José es de México”, fueron las consignas del público que siguieron hasta el final de recorrido del cantante por la Ciudad de México, en el Panteón Frances, según informo la agencia EFE.

Para esta última parada, los seguidores del intérprete ya no pudieron acceder, pues la ceremonia se pidió para ser más íntima sólo para familiares y amigos para poder enterrar a José José, después de más de dos semanas de su muerte.

Este fue el momento más emotivo para la familia, quienes lo despidieron con “El Triste”, la interpretación con la que el mundo conoció su voz. A las 17:00 horas la urna de cenizas fue enterrada junto a los restos de su madre.

“¡Hasta pronto, príncipe!”, el pueblo mexicano te despidió como se debe, con todo el amor que tu diste a través de tus canciones.

Las nuevas generaciones también gustan de las canciones de José José. Foto: Cristian Hernández, Cuartoscuro

–Con información de EFE