Londres, 10 jul (dpa) – Mick Jagger, líder de los Rolling Stones, se defendió hoy con humor de quienes lo acusan de haber traído mala suerte a Brasil por ver en el estadio la histórica goleada por 7-1 de Alemania en el Mundial de fútbol.

“Puedo asumir la responsabilidad por el primer gol de los alemanes, pero no por los otros seis”, bromeó el cantante en declaraciones al diario británico “The Sun”.

Jagger, de 70 años, se ganó la fama de traer mala suerte durante el Mundial porque alentó a los desafortunados ingleses por Twitter y pronosticó victorias de Italia y Portugal. Los tres equipos quedaron eliminados en primera ronda del torneo.

Los hinchas brasileños llevaron incluso al estadio imágenes del rockero ataviado con camisetas del rival en los partidos ante Colombia y Alemania.

Sin embargo, Jagger acudió el martes al estadio para ver la semifinal disputada en Belo Horizonte junto con su hijo Lucas. Y Brasil sufrió la peor derrota de su historia y quedó fuera de su Mundial.

Una situación similar le ocurrió en Sudáfrica 2010, donde cada equipo que apoyó resultó eliminado.